¿Cómo se conserva el Amor?

El Amor fluye siempre es el aliento del Espíritu de tu espíritu. sólo se conserva entregándolo, al amar vives la experiencia del amor. Al negarte a ti miras como se extiende el amor desde ti amor. Eso es encarnar y transformemos este mundo con inteligencia espiritual. Cubre la vida que rodea cultivando flores amor. Una o varias al día:

Medita: Viajas en la tierra o el cielo

10 meditaciones del viaje espiritual 2/10

La segunda decisión a meditar es descubrirse viajando en la tierra o el cielo.

Aunque parezca una fantasía el viaje lo realizamos desde el cielo, para los incrédulos pongamos así ¿donde empieza y termina el cielo? El cielo empieza en la tierra desde donde estemos podremos mirarnos pegados a la tierra o en el viaje del cielo. Sigue leyendo «Medita: Viajas en la tierra o el cielo»

Dios de amor, hoy quiero perdonar a mi papá

Dios de amor, hoy quiero perdonar a mi papa….

o Por aquella palabra, aquel grito que me lastimó en mi infancia o adolescencia….
o Por aquel regaño o maltrato que me dio sin haberme escuchado….
o Por aquella agresión que me hirió física y emocionalmente…. Sigue leyendo «Dios de amor, hoy quiero perdonar a mi papá»

Mejor predicar a los peces

San Antonio, Predica a los peces en Rimini. Detalle del mural de la Parroquia de San Antonio de las Huertas, Tlaxpana, México, DF

En la vida de san Antonio de Padua (1195-1231) encontramos este sencillo pero significativo suceso: una vez que, cerca de Padua, algunos despreciaban y se burlaban de sus sermones, el santo se dirigió a la orilla de un río, que corría por allí cerca, y les dijo en voz alta para que toda la multitud lo oyera: Sigue leyendo «Mejor predicar a los peces»

El testamento espiritual de San Antonio

De tres cosas procede la muerte o la vida:

  • El corazón, la lengua y la mano.
  • Amo con el corazón, por medio de la fe y de la devoción; amo con la palabra, afirmando la verdad y edificando al prójimo; amo con la mano, por medio de un modo de actuar puro.
  • Renováos en el espíritu de vuestra mente en la contrición del corazón, y revestios del hombre nuevo en la confesión de la boca, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad al reparar el mal con buenas obras.