Señor ¡Te encontré!

Señor, te busqué en  mi camino
y esperándome estás;
busqué en tu casa, pero en la mía vives;
busqué fuera pero dentro estás.

Te miré sin verte en el enfermo que por doquier está;
te busqué y te busqué y tan cerca siempre,
tan cerca que  no te miré;
porque esperaba encontrarte fuera,
con mis ojos mirarte.

Encontré, encontré y no busqué;
encontré al niño que llora, a la madre afligida;
al hermano  en silencio, al  padre  angustiado;
al viento pasar a la lluvia caer;

Te encontré y encontré sin buscarte y no te miré;
te busqué te busqué y no  te miré
y pensé con mi alma entristecida
que  hoy no te miraría,

Y tu Señor siempre presente,
mostrándote en la cotidianidad,
humilde  en silencio sutil.

Y te buscaba espectacular,
y salió el arcoíris y te miré sin verte;
y el enfermo sanó y te miré sin verte
y el niño se alegró  y la madre fue consolada
y yo , te miré sin verte.

El hermano habló palabras verdaderas
y el padre consiguió la calma;
yo, te miré sin verte ,

El viento volvió, la lluvia cayó y  yo;
y yo  te encontré,
te encontré en la vida;
en el dulce reencuentro te encontré.

Te encontré  tan cerca en el viento que entra en mí
aquel que me da soplo de vida   te encontré ;
y un mensaje llegó
y busqué en  mis ojos
pero los que miran hacia adentro
los que encuentran solo lo sutil .

Ahí donde tú estás presente
en  presencia  pura y perfecta
anidado en mi alma
en espera de que te busque
para encontrarte,
para mirarte siempre,
todo el tiempo  y cada vez en mi vida,
en la vida presente, eterna y entera.

Y te agradecí  por estar conmigo,
por mostrarme el camino .
Me alegré por dentro,
desde ti, desde mi humildad en ti

Y te pedí  me permitas estar siempre
porque  necesito estar siempre en ti.
Gracias Señor, te busqué y  te busqué
y al fin puedo decir te encontré.

Maria Eugenia Barajas NUñez

29-07-2014

Retiro 23 de octubre

En Misión de Amor,  los sábados son día para el retiro en oración.

Te invitamos a que te retires a orar,  meditar y contemplar un sólo día en el río, la huerta, el campo o en cualquiera de los espacios que circundan  Coatlán del Río, Morelos.

Taller del PerdónEste sábado 23  de octubre tiene como tema: ‘Dios mío, apiádate de mí, que soy un pecador’.”

Para la meditación vivencial haremos ki’ de mandarina (fermento) y el Taller del Perdón en Cocoyotla.

Queremos reconocer la transformacion del perdón.

Sigue leyendo «Retiro 23 de octubre»

Comprometerse o Involucrarse

El viejo Don Ton nos platicaba sobre la diferencia entre comprometerse e involucrarse y nos platico una experiencia que tuvo al visitar la Granja del Tio Juan:

Un Puerco y una gallina, leían con atención el periódico que envolvía el alimento de los pollos. El viejo granjero lo había olvidado entre la paja. La gallina cacareó asustada… “Pue pue pue pue pue rco ¡Cuanta hambre hay en el mundo! Tenemos que hacer algo inmediatamente”. Sigue leyendo «Comprometerse o Involucrarse»