¿Cómo? ¿Atraer dinero o Amor?

  • ¡Deja de pedir el Amor y compártelo! Lucha por atraer el Amor, que está en ti, a tu consciencia.

Alma mía, el Amor es la esencia de tu ser. Eres una expresión del Amor de Dios encarnada en esta tierra. En verdad eres un Amor y Amor es lo que en verdad puedes dar, cada vez que lo confías al mundo, el Amor se extiende y te abraza. En cambio, el dinero es un acuerdo entre los seres humanos, es una idea temporal que siempre cambia y cuando entregas el dinero se pierde, propiamente es un pensamiento de posesión y poder en la mente.

¿Qué es lo que te da paz?

Tener una forma de ingresos te da tranquilidad pero puede cambiar, esa idea sobre el cambio puede llegar a quitarte la paz y hasta despertar la avaricia por acaparar más, ocupando tu mente en esa tarea y ocultando tu espíritu en la consciencia.

Pero la paz es fruto del espíritu de Amor que te anima, así pues la paz no tienes que tenerla pues está en ti y para reconocerla lo que tienes que hacer es compartirla. De la misma forma que le ocurre al Amor, cuando compartes la paz se extiende y te abraza.

¿Cuál es el origen, camino y destino?

Cuando descubres el Amor, reconoces el origen, el camino y el destino, encuentras el rumbo y sentido de tus acciones. En cambio ¿cuando se origina el dinero en tu consciencia? ¿Cuando se origina el Amor en tu consciencia? Literalmente tienen la distancia del cielo a la tierra. Por eso el rumbo y sentido de las acciones del dinero son pasajeras, inciertas, necesitas estar alimentando continuamente la idea del dinero para sostener su presencia es decir un nivel que te dé seguridad. Pero el Amor se sostiene en tu origen, tu camino y es tu destino. Se expresa desde ti, sólo requiere que quites de tu consciencia aquello que contraría al Amor: el placer, el poder y la posesión del mundo.

La consciencia del Amor

Alma mía, tenemos 6 ventanas para conocer el mundo y una puerta para transformar el Mundo. Mente, emoción, cuerpo, el decir de las personas, la imaginación y los sueños son instrumentos para cumplir nuestra función de Amar en el mundo, pero algunas veces dejamos que tomen el dominio y perdemos nuestra misión de Amor, por ejemplo:

  1. Cuando la mente domina tus acciones es calculadora, adaptable entonces juzgas, condenas y aíslas al Amor.
  2. Cuando tus emociones dominan tu vida los resentimientos y rencores guían tus acciones para acercarte o alejarte sin considerar la unión en el Amor.
  3. Cuando tu cuerpo domina tu camino los deseos, sensaciones, sensualidades y padecimientos te miras débil y enfermo ante el mundo ocultando el Amor que da vida a tu existencia.
  4. Cuando el decir de la gente y las adivinaciones domina tu presencia, tu comportamiento discrimina y tu caminar vaga entre los pensamientos de las personas, dejas de poner pie firme en el Amor que miras en ti.
  5. Cuando tu imaginación controla tu consciencia surge la ansiedad por resolver o acumular, los celos y la depresión como una forma de lucha de ti contra ti, olvidas que el Amor que te sostiene en la verdad.
  6. Cuando los sueños toman el dominio de tu consciencia tu consciencia se turba cuando ignoras el camino del Amor.

Que tu Amor domine tu consciencia

Pero cuando el Amor domina “el foro” de tu consciencia y tus acciones, es tu espíritu que se hace presente, eres tú, alma mía, desde ti el Espíritu de Amor de Dios se extiende en el mundo que habitas, te miras en su Amor y en el Amor descubres tu camino y destino. Pon pie firme en el Amor de Dios y da el paso de amar a tu prójimo y a ti. Alma Mía: En el Amor «Dar es recibir».

Escucha al maestro y haz lo que te pide.

Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron con Él, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:

«Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?».

Jesús le respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu.

Este es el más grande y el primer mandamiento.

El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas».

Evangelio según San Mateo 22,34-40.

Siete Saludos a la Santa Madre del Amor

Dios todo poderoso, permite que entregue mi vida y necesidades en manos de tu Santísima Madre. Especialmente te pido…. (decir la petición) en el Nombre del Padre, del hijo y del espíritu Santo.
Amen.

Padre Nuestro que estás en el cielo….

  1. Dios te Salve, santa Madre de Dios, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú que has encontrado la gracia ante los ojos de nuestro Señor, que has entregado tu vida al amor, que has encarnado al amor sin temor a cualquier dolor.  Ruega para que encuentre mi vocación y la sostenga en el amor, Para a enfrentar mis dudas poniendo el Amor de Dios como guía y sostén, como origen y destino de mi vida.
    Amén
  2. Dios te salve, Santa Madre del Amor, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú que diste la paz a Jesús lo mismo en el pesebre, en el viaje a Egipto que en la cruz. Mírame con compasión y acerca mi vista a la tuya para que descubra la paz en el pecado, la fortaleza en la tentación, el camino hacia Jesús.
    Amén
  3. Dios te salve María de Guadalupe, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú que en tus manos acunaste al indefenso y recibiste al crucificado, guía mis manos a la caridad y con manos abiertas reciba mi vida para acunarla en el amor de mi corazón.
    Amén
  4. Dios te Salve María de Sagrado corazón, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú que peregrinaste desde la concepción hasta el sepulcro, enséñame el paso que se sostiene en el amor y que no pierde el rumbo del cielo, pues mis pensamientos me confunden y mis sentimientos parecen vagar sin sentido.
    Amén
  5. Dios te Salve María del Perpetuo Socorro, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú , que recibiste la voluntad del Padre desde el anuncio hasta tu asunción, ayúdame a encontrar la voluntad del padre en mis penas, sobre todo en esta situación que me aleja del amor, del camino, la verdad y la vida.
    Amén
  6. Dios te salve María Señora de Lourdes, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, Madre del hijo crucificado, tómame en el cruce de tus brazos hasta llegar a los brazos de Jesús presente en la eucaristía. Abrázame para llegar a la confesión profunda de mis culpas y el propósito de enmienda. Abrázame para recibirlo dignamente y velar siempre, como tú lo haces, por el dolor de mi prójimo.
    Amén
  7. Dios te salve María, de inmaculada concepción, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, madre nuestra desde la crucificción, ruega por para darle la bienvenida a cualquier hijo tuyo desde que vive en el vientre de su madre. Bendecir en nombre de Jesús, a quien nace con diferencias. Entregar la misericordia del Señor entre quienes sufren. Ruega para que sean gratas flores y frutos de Amor a Jesús para el perdón de nuestros pecados ahora y en la hora de nuestra muerte.
    Amén

Gloria al Padre, al hijo y al Espíritu Santo…

Gracias Señor, Gracias Madre Nuestra, en el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.
Amen

Ave maría Purísima… SIn pecado concebida

RED DE AMOR: Sacrificaré uno de mis alimentos para compartirlo con quien no tiene.

¿Cómo hacer red de Amor?

Decídete a encarnar la “red de Amor”. Ponte en contacto con al menos 6 personas; cinco con quienes mantener una comunicación fraterna y la sexta alma eres tu mismo

Al menos una vez a la semana saludarlos y compartir tus hallazgos en el evangelio y las siembra de flores de Amor en tu red). Red que perdona, que tiene compasión, que saluda, que entrega una flor de amor a quien esta junto.

Abracemos este mundo con una red de amor y sembremos una Flor o varias al día: Sigue leyendo «RED DE AMOR: Sacrificaré uno de mis alimentos para compartirlo con quien no tiene.»

¡Señor, sálvanos, que nos hundimos!

La tormenta arrecia y el temor crece, fuertes vientos contrarios y la barca se mece a la buena del viento. Todo es más grande que lo que pueda controlar, el remo apenas rasca el agua y no logro avanzar hacia el rumbo propuesto. Las velas son un peligro pues mecen y ladean el bote. Quisiera echarle la culpa a alguien, quisiera decirle a alguien que quite de mi vida este momento ¿Jesús no te preocupas?

Señor, no sé cuál sea nuestro destino de nuestra vida, pero sé que tu estás con nosotros, te pido desde lo más profundo de mi ser que la protejas y la ayudes a descubrir el amor que has depositado en nuestro espíritu.  Sigue leyendo «¡Señor, sálvanos, que nos hundimos!»

El don de perdonar…

Que el Señor nos conceda la Gracia de no tener asuntos pendientes.

De reconciliarnos con el hermano tan pronto cómo podamos, por liberar nuestro corazón de las pesadas cadenas del rencor.

Esto te propongo hoy: ponte ante el Señor, y perdona de todo corazón a quienes te han ofendido. Sigue leyendo «El don de perdonar…»