Cuida tus palabras

Las palabras hablan de tu corazón y la bondad del Amor está en ti. Confía en el amor de tu noviazgo, en el amor de tu matrimonio, en el amor de Dios y deja que su milagro de caridad y misericordia transforme su vida. Permítele a Dios ser Dios, especialmente en los momentos de crisis, en que las caídas, la obscuridad del dolor y el rencor, la debilidad y la falta de voluntad nos hacen flaquear. Sigue leyendo «Cuida tus palabras»

Si ya llenaste, cambia de forma de vida

Si ya llenaste y la incomodidad no la soportas. Cambia de forma de ver la vida, deja los juicios y condenas, rencores, resentimientos y los temores. Trata a otros lo que quieres que te traten a ti, la misericordia es mejor que el sacrificio. En el fondo estás buscando el Amor.

Si pierdes el Amor, pierdes el valioso sustento y rumbo en la vida. Vale la pena buscarlo, comenzando porque “Dios es Amor”. Estás so n algunas actividades traducidas del evangelio que proponemos en la terapia del Amor para encender la lámpara (meditar y dialogar), barrer la casa (perdonar) y buscar con cuidado hasta encontrar el Amor (contemplar).

Tu decides si sigues guisando a vida con los mismos ingredientes, ponle Amor, te va a gustar.

Cómo decirle para que te escuche

Alma mía, en el principio las palabras son las que crean la experiencia de vida, por es observa donde siembras tus palabras para que florezcan y den fruto. Cuántas veces te has sentido ignorada, sintiendo que no te comprenden, ni te escuchan. Parece que tus palabras se las lleva el viento, suenan bonito o son menos importantes que otras labores. Sigue leyendo «Cómo decirle para que te escuche»

Respira el Amor

Alma Mía, de pronto temo fallar a la misión de amar que Dios nos ha encomendado. El temor de ser un ser humano que clama palabras vacías sin sustento en el Señor. Pues pedir que las personas vivan apoyándose unas a otras, siendo un sólo cuerpo en un sólo Señor. Parecen palabras de un anciano necio que busca ser parte de un mundo que lo ha rechazado. Es como si pidiera limosna de amor. Pero ese mundo parece estar más necesitado del Amor. Sigue leyendo «Respira el Amor»

Sagrado Corazón, modelo de humildad

¡Dulcísimo Corazón de Jesús, que en este Divino Sacramento estás vivo e inflamado de amor por nosotros! Aquí nos tenéis en vuestra presencia, pidiéndonos perdón de nuestra culpa e implorando vuestra misericordia. Nos pesa ¡oh buen Jesús! de haberos ofendido, por ser Vos tan bueno que no merecéis tal ingratitud. Concedednos luz y gracia para meditar vuestras virtudes y formar según ellas nuestros pobre corazón. Amén. Sigue leyendo «Sagrado Corazón, modelo de humildad»

Tu sufrimiento ¿Condena o salva ?

Despierta alma mía y mira que el Señor está contigo, te bendice, te ama y te perdona. No ha venido a condenarte ha venido a salvarte de tus propias condenas, tus juicios y esclavitud. Alma mía siente la presencia del Señor que siempre ha estado contigo, con tu prójimo. El señor nunca ha abandonado su creación, salva a sus criaturas ¿acaso te has mirado superior al Señor?
Sigue leyendo «Tu sufrimiento ¿Condena o salva ?»

Deja de cultivar el Temor

Deja de negar al Amor, de ignorar tu Amor, de hacer culto al temor. Ten paciencia y gobernaras la ira, puedes ser totalmente paciente si sabes que lo que buscas existe y el Amor existe, pues es el Señor Dios que viene a tu encuentro y está en tu prójimo como en ti mismo. Ante el temor afirma el Amor que te cría y te crea en unión con el universo. Es el verbo encarnado para habitar entre nosotros, es la luz que expulsa las sombras del mal de tu espíritu y el de tu prójimo. El culto al Temor es separar, juzgar y condenar. Salva en el amor, es posible y es necesario, pues eres expresión del Amor encarnado como semilla de su voluntad en esta tierra. Une en el Amor, deja de ignorar o justificar la separación, eres un Amor, son un Amor. Ten paciencia y descúbrelo en la paz del Señor. Sigue leyendo «Deja de cultivar el Temor»