Perdonando nuestras ofensas

Señor perdona nuestras ofensas y ayúdame a perdonar a quienes me ofenden. Cada vez que me  enojo con alguien, me siento prisionero de esa persona. Pierdo mi libertad porque estoy muy atento, dependo de lo que haga, cada cosa que diga o deje de hacer esa  persona me molesta. Con esa basura en mi vida dejo de caminar por la vida libremente.

La Presencia de Dios

– POR LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ. PIDAMOS PERDÓN A DIOS:

– Tú me creaste y me diste libertad. Señor, ten piedad.

– Tú eres el camino que pierdo. Cristo, ten piedad.

– Tú te encarnaste en María para darle divinidad a la humanidad. Señor, ten piedad.

La Libertad

Señor Jesús, frente a tu cruz, me vuelves a llamar el día de hoy. Percibo que a menudo llego sólo a pedirte favores. Hoy sólo deseo estar en Tu Presencia. Que mi corazón pueda responder a Tu Amor. Sentir que la paz está con nosotros. Sigue leyendo «Perdonando nuestras ofensas»

Hay una nueva forma de apoyarse en el camino: dialogando en la oración

  • Video de la experiencia de la Peregrinación a Chalma del 13 de marzo del 2011

Como parte del retiro de 2 días “¿Cuál es tu Voluntad?,el sábado en la noche nos encaminamos a salir en peregrinación desde el “cerrito” en Coatlán del Río, la cita es a las 9 de la noche para peregrinar hasta Chalma por la ruta del «Platanar». Matrimonios, hombres, jóvenes… algunos peregrinos se sumarán, por otras rutas, provenientes de otras poblaciones de la región. Los participantes del retiro, van peregrinando buscando la voluntad del Señor. Sigue leyendo «Hay una nueva forma de apoyarse en el camino: dialogando en la oración»

Exponerle a Dios que esas personas no merecían el perdón

  • Deseo compartir mi testimonio de mi experiencia con el perdón.

Hace casi 3 años que termine mi relación de trabajo con una empresa transnacional, mi salida fue algo dolorosa, pues creí que mis esfuerzos no fueron bien remunerados; por lo que al salir de ahí, prometí jamás volver a verlos. Sigue leyendo «Exponerle a Dios que esas personas no merecían el perdón»

Ve a confesarte

Incluir a Dios para organizar nuestra vida, a ponernos en píe, a caminar por las áreas difíciles y de conflicto, representa nuestra mayor fortaleza para transformarnos en el amor y hacia el amor. El sacramento de la Confesión, de la penitencia o la reconciliación es un diálogo profundo con Dios ante un sacerdote que escucha tus caídas, tu dolor de corazón, el propósito de no recaer para entregar, desde el amor y la misericordia de Dios, el perdón sacramental que absuelve tus pecados o errores cometidos en la ausencia del amor. Sigue leyendo «Ve a confesarte»

Perdonando a mis papás

Padre Bueno y Misericordioso, en este momento de oración queremos abrir nuestro corazón a tu misericordia. Concédenos la gracia de perdonar a quienes en nuestra propia familia nos han lastimado. Sólo Tú sabes lo que hay en el interior de cada uno de ellos, sólo Tú sabes la historia de amor y sufrimiento que cada uno de ellos tiene. Por eso, hoy no quiero reclamarles nada, ni tampoco quiero juzgarlos, sólo quiero conceder el perdón. Sigue leyendo «Perdonando a mis papás»

Abrazo mi Cruz

Hoy quiero abrazar tu amor en mi cruz, al liberarme con el perdón de todos aquellos errores que cometí, que te ofenden al lastimar tu creación y a mi prójimo como a mi mismo. Pues todos somos uno en tu creación.

Quiero descubrirte en la lectura y la escritura de tu palabra; También quiero mirarte en el camino con mi cruz en tantos instantes donde expresas tu amor, en esos milagros de cada día, en esas historias donde se rebela la paz y el amor

Sigue leyendo «Abrazo mi Cruz»

¡Me las van a pagar!

¡Es mío! Poseo, me siento dueño, poderoso, con control. Tengo algunos sentimientos que esconden mi paz, mi verdadera vida, el amor que has puesto en mi vida.

¿En cuánto vendo mi paz? ¿Por cuánto entrego un día de mi vida?¿Cuánto vale sentir tu abrazo de cada día?

La Presencia de Dios

– POR LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ. PIDAMOS PERDÓN A DIOS:

– Tú me entregaste mi vida sin condiciones. Señor, ten piedad.

– Tú me entregaste tu vida perdonando. Cristo, ten piedad.

– Tú estás prisionero en el Sagrario por el amor que nos tienes. Señor, ten piedad.

La Libertad

Dios de amor, hoy quiero que resucite el amor al trabajar y al vivir. Amor al cocinar y comer. Amor al correr y caminar. Amor al despertar y dormir. Amor que recibe al dar.

Quiero conectarme con la experiencia de crear en el amor, de servir en el amor. Conectarme con el amor para sentirme bien. Dejar que el amor resucite en mi vida para estar en paz Sigue leyendo «¡Me las van a pagar!»

Pidiendo perdón a mis hijos

Padre de Amor y de Bondad, también quiero abrir mi corazón para pedir perdón. Quiero dejar a un lado el orgullo y reconocer que no siempre he puesto lo mejor de mí en beneficio de mi familia, y por eso, hoy les quiero pedir perdón.

Dios de amor, hoy queremos pedir perdón a nuestros hijos

La Presencia de Dios

– POR LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ. PIDAMOS PERDÓN A DIOS:

– Tú conoces mi corazón. Señor, ten piedad.

– Tú sabes cómo es el fondo de mi alma. Cristo, ten piedad.

– Tú eres mi camino y mi descanso. Señor, ten piedad.

La Libertad

Dios de amor. Hoy quiero que resucite el amor en tu nombre: Jesús-Hombre-Salvador. (JHS).

Que te reconozca y que te permita que manifiestes en mi vida tu humildad y paz.

Que entregue bendiciones en tu nombre.

Que ante el dolor, mi corazón repita tu nombre

Que al enfrentar mi ignorancia, mi mente rebele tu nombre santo. Sigue leyendo «Pidiendo perdón a mis hijos»