Orando con la Santísima Virgen María de la Medalla Milagrosa

Ofrecimiento

Quiero hablar contigo Madre mía y entregarte flores de Amor, flores en nombre de Jesucristo tu hijo, para que se unan a tus ruegos por nosotros Santísima Madre mía del cielo: Hija de Dios Padre, Esposa de Dios Espíritu Santo, Madre de Dios Hijo.

11145176_844481745599963_3306671136318850709_o

Madre Mía en mi correr me preguntas:

¿Cómo te encuentras esta mañana? ¿Te sientes bien?»

Me detengo a confiarte mis debilidades, mis penas y mis errores que me atormentan

(PAUSA, MEDITA… busca en tu corazón aquello que estorba al gozo del amor, la paz y el perdón)

Madre Mía tu me dices:

«Pon esto en tu corazón, mi pequeñ@ hij@: no temas. ¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre? ¿No te encuentras bajo mi sombra, a mi cobijo? ¿No soy yo la fuente de tu alegría? ¿No estás tú en el pliegue de mi manto, en el cruce de mis brazos? ¿Necesitas algo más?»

(PAUSA, DIALOGA EN ORACION… háblale con la confianza de que es tu Madre del Cielo)

Entrega tus flores de Amor

Toma mis flores y bendícelas con tus manos para dar a mis hermanos el Amor de nuestro Señor Jesucristo a mis hermanos en estas flores de Amor:

Hoy le reconoceré la gloria que Dios me da, en todo lo que pasa por mi vida
Hoy le rezaré el rosario a mama Guadalupe, por aquellos hermanos mexicanos que sufren, especialmente los niños
Hoy le diré mi aprecio a los amigos y vecinos que me encuentre.
Santísima Virgen María de la Medalla Milagrosa

Oración a la Santísima Virgen María de la Medalla Milagrosa

Oh, Inmaculada Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, al contemplarte de brazos abiertos esparciendo gracias sobre aquellos que te las piden, llenos de la más viva confianza en tu poderosa y segura intercesión, innumerables veces manifestada por la Medalla Milagrosa, aún reconociendo nuestra indignidad por causa de nuestras numerosas culpas, osamos acercamos a tus pies para exponeros durante esta novena nuestras más apremiantes necesidades … (SE PIDE LA GRACIA). Escucha, pues, ¡Oh Virgen de la Medalla Milagrosa!, este favor que confiados te solicitamos para mayor gloria de Dios, engrandecimiento de tu nombre y bien de nuestras almas. Y para mejor servir a tu Divino Hijo, inspíranos un profundo odio al pecado y danos el coraje de afirmarnos siempre verdaderamente cristianos. Así sea.

Santísima Virgen, yo creo y confieso tu santa Inmaculada Concepción, pura y sin mancha. ¡Oh, purísima Virgen María!, por tu Concepción Inmaculada y gloriosa prerrogativa de Madre de Dios, alcánzame de tu amado Hijo la humildad, la caridad, la obediencia, la castidad, la santa pureza de corazón de cuerpo y espíritu, la perseverancia en la práctica del bien, una buena vida y una santa muerte. Así sea.

Se rezan tres veces el Padre Nuestro, el Ave María, el Gloria y la jaculatoria:
Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti.

Oración conclusiva

Te entrego Madre Mía el Ave María de San Juan Pablo II

¡Dios te salve, María!

Te saludamos con el Angel: Llena de gracia.

El Señor está contigo.

Te saludamos con Isabel: ¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¡Feliz porque has creído a las promesas divinas!

Te saludamos con las palabras del Evangelio:

Feliz porque has escuchado la Palabra de Dios y la has cumplido.

¡Tú eres la llena de gracia!

Te alabamos, Hija predilecta del Padre.

Te bendecimos, Madre del Verbo divino.

Te veneramos, Sagrario del Espíritu Santo.

Te invocamos; Madre y Modelo de toda la Iglesia.

Te contemplamos, imagen realizada de las esperanzas de toda la humanidad.

¡El Señor está contigo!

Tú eres la Virgen de la Anunciación, el Sí de la humanidad entera al misterio de la salvación.

Tú eres la Hija de Sión y el Arca de la nueva Alianza en el misterio de la visitación.

Tú eres la Madre de Jesús, nacido en Belén, la que lo mostraste a los sencillos pastores y a los sabios de Oriente.

Tú eres la Madre que ofrece a su Hijo en el templo, lo acompaña hasta Egipto, lo conduce a Nazaret.

Virgen de los caminos de Jesús, de la vida oculta y del milagro de Caná.

Madre Dolorosa del Calvario y Virgen gozosa de la Resurrección.

Tú eres la Madre de los discípulos de Jesús en la espera y en el gozo de Pentecostés.

Bendita…

porque creíste en la Palabra del Señor,

porque esperaste en sus promesas,

porque fuiste perfecta en el amor.

Bendita por tu caridad premurosa con Isabel,

por tu bondad materna en Belén,

por tu fortaleza en la persecución,

por tu perseverancia en la búsqueda de Jesús en el templo,

por tu vida sencilla en Nazaret,

por tu intercesión en Cana,

por tu presencia maternal junto a la cruz,

por tu fidelidad en la espera de la resurrección,

por tu oración asidua en Pentecostés.

Bendita eres por la gloria de tu Asunción a los cielos,

por tu maternal protección sobre la Iglesia,

por tu constante intercesión por toda la humanidad.

¡Santa María, Madre de Dios!

Queremos consagrarnos a ti.

Porque eres Madre de Dios y Madre nuestra.

Porque tu Hijo Jesús nos confió a ti.

Porque has querido ser Madre de la Iglesia.

Nos consagramos a ti:

Los obispos, que a imitación del Buen Pastor

velan por el pueblo que les ha sido encomendado.

Los sacerdotes, que han sido ungidos por el Espíritu.

Los religiosos y religiosas, que ofrendan su vida

por el Reino de Cristo.

Los seminaristas, que han acogido la llamada del Señor.

Los esposos cristianos en la unidad e indisolubilidad de su amor con sus familias.

Los seglares comprometidos en el apostolado.

Los jóvenes que anhelan una sociedad nueva.

Los niños que merecen un mundo más pacífico y humano.

Los enfermos, los pobres, los encarcelados,

los perseguidos, los huérfanos, los desesperados,

los moribundos.

¡Ruega por nosotros pecadores!

Madre de la Iglesia, bajo tu patrocinio nos acogemos y a tu inspiración nos encomendamos.

Te pedimos por la Iglesia, para que sea fiel en la pureza de la fe, en la firmeza de la esperanza, en el fuego de la caridad, en la disponibilidad apostólica y misionera, en el compromiso por promover la justicia y la paz entre los hijos de esta tierra bendita.

Te suplicamos que toda la Iglesia se mantenga siempre en perfecta comunión de fe y de amor, unida a la Sede de Pedro con estrechos vínculos de obediencia y de caridad.

Te encomendamos la fecundidad de la nueva evangelización, la fidelidad en el amor de preferencia por los pobres y la formación cristiana de los jóvenes, el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, la generosidad de los que se consagran a la misión, la unidad y la santidad de todas las familias.

¡Ahora y en la hora de nuestra muerte!

¡Virgen, Madre nuestra! Ruega por nosotros ahora. Concédenos el don inestimable de la paz, la superación de todos los odios y rencores, la reconciliación de todos los hermanos.

Que cese la violencia y la guerrilla.

Que progrese y se consolide el diálogo y se inaugure una convivencia pacífica.

Que se abran nuevos caminos de justicia y de prosperidad. Te lo pedimos a ti, a quien invocamos como Reina de la Paz.

¡Ahora y en la hora de nuestra muerte!

Te encomendamos a todas las víctimas de la injusticia y de la violencia, a todos los que han muerto en las catástrofes naturales, a todos los que en la hora de la muerte acuden a ti como Madre.

Sé para todos nosotros Puerta del cielo, vida, dulzura y esperanza, para que, juntos, podamos contigo glorificar al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

¡Amén!

Murió mi hermano, de un accidente

Un  momento difícil, doloroso. Se mira como un golpe terrible, devastador.”

Este duelo, hay que confiarlo al Señor. Entregarle al Señor para que nos guíe en este camino y llene a tu hermano del gozo de la luz perpetua y que descanse en Paz porque el Señor dice: “Talitá kum” (yo te lo ordeno, levántate). Sigue leyendo «Murió mi hermano, de un accidente»

El divorcio en el Reino de Dios

Padre Jesús, con cuánta razón nos dices que nuestras reglas son para tercos y de corazón duro. Conoces mis juicios, donde califico que mi pareja no hace lo que yo quiero. Porque a la persona a quien yo que acepté libremente en el amor, juzgo que no entra dentro del esquema que yo pienso. Y me intolero y entro en conflicto, dejo el acuerdo, y muestro mi incapacidad de aprender del conflicto y crecer descubriéndome a tus ojos.

Leer más

Olvidar, aceptar y perdonar

Cuando se trata de una ofensa hay tres palabras que parecen las mismas, pero tienen un efecto diferente en nuestras conciencias. Por un momento pidámosle a Dios su conciencia para descubrir lo que hace con  nuestras ofensas ¿Las olvida? ¿Las acepta? ¿Las perdona?

Sigue leyendo «Olvidar, aceptar y perdonar»

¿Cómo Orar y dialogar?

Escucha el eco de las palabras y descubrirás la voz del Espíritu en tu espíritu. Al orar luego de cada párrafo haz pausa y permite que resuenen las palabras en tu conciencia. Alma mía, prueba el silencio de la oración y mírate dialogando. Orar es un diálogo

Para enriquecer tu consulta con el Consejero Terapeuta personal y de pareja esta página te propone lecturas, para tener nuevos puntos de vista.

Los contenidos de apoyo de esta página sólo son visible para pacientes del Consejero Terapeuta

 

¿Consejero Terapeuta?

Nuestro servicio integra espiritualidad con psicoterapia para acompañarte en el proceso de poner en orden las ideas y emociones; perdonar, levantarte de la parálisis y volver a caminar transformando el pasado en verdad y vida. 

Los pasos para tu consulta:

  1. Diagnosticar fallas y oportunidades
  2. hacer tu Plan
  3. trasformar tu relación
  4. RE-DESCUBRIR EL AMOR

Gracias por tu confianza, para recibir consulta realiza estas tres acciones.

  1. Contacta al consejero terapeuta para tu primera consulta sin costo y con él agenda tus consultas via cel/Whatspp +52 1 734-1295-201
  2. En nuestra tienda podrás realizar tu pago con tarjeta o mediante depósito
  3. Recibes el acceso al contenido de apoyo y nos vemos en Whatspp 

Dios te bendice:

Juan Manuel D'Acosta López
Consejero Terapeuta en Misión de Amor
cel/Whatspp +52 1 734-1295-201

Testimonios

No te das cuenta que te haces esclava de los demás cuando haces caso a los comentarios, o a las degradaciones, insultos que has oído. ¡¡¡Libre!!! Soy libre por fin. Entendí que Dios me hizo libre y que al prestar demasiada atención  a los comentarios hirientes que me pudieron decir ¡¡¡me estoy haciendo esclava!!! Y ¡¡¡Dios me hizo libre!!!

Continuar Leyendo...

Susana

¡Me estoy haciendo esclava! Y Dios me hizo libre

"Me sentí  aquietada al saber  y sentir que  sólo tengo que  fluir ante la vida , de la misma forma que el río. Así  sin quererla detener. Que si  actúo con base al amor  nadie podrá juzgarme  y si aun así lo hicieran  yo estaría tranquila  y en paz porque Dios me daría en el momento justo las palabras  adecuadas y no tendré que  pelear con nadie para defenderme, porque nadie me podrá dañar, como no se puede dañar el agua que fluye".

Continuar Leyendo...

Irma

“Buscando a Dios“ por Internet, el corazón encontró la paz

Raul llegó a consulta a Misión de Amor diciendo: "Quiero encontrar el Perdón, me secuestraron a mi hija y a mi durante un mes y medio, a mi hija le cortaron un dedo, me dejaron sin nada, sólo con la vida".

"Semanas después encontraron, a quienes me secuestraron. Me dijeron que podía hacer con mis secuestradores lo que quisiera. Días antes imaginé como les atravesaría con una varilla, pero al verlos, me di cuenta que eran «chavos» que no han recibido amor en su casa. Todo se puso en su lugar, les dije que los perdonaba. Ellos replicaron que no necesitaban el perdón de nadie, pero en ese momento sentí como descargue mi odio y me sentí libre, sólo perdonando."

Continuar Leyendo...

Raul

Me secuestraron ¡Perdoné!

Hoy te quiero contar una cosa que este fin de semana me sucedió, pues es algo que cambió por completo mi vida de una forma muy fuerte y a la vez muy linda.Ya no me fui sola, ahora mi querido Jesús se iba conmigo acompañándome y lo mejor es que para siempre; pero eso sí, con la responsabilidad y compromiso de continuar esta Misión de amor que fue sembrada en mi.

Por cierto, una última cosa: vive tu presente. Tu hoy y ahora es la oportunidad que tienes para poder construir lo que quieres y necesitas hacer, no antes ni después, HOY.

Continuar Leyendo...

Claudia

Confía y Él hará todo lo demás

"Antonio" llegó temprano a Misión de Amor, aquel hombre que cargaba el dolor que le causaban sus constantes enojos en la vida, había decidido retirarse para platicar con él mismo.

Luego de la excursión en el retiro, sus pies estaban dolidos pero ahora encontraban apoyo para descender y llegar al hogar. En el camino se había quedado su inútil enojo que tanto le estorbó en la vida.

Continuar Leyendo...

Antonio

Dejo su enojo

Quiero compartir con cada uno de ustedes que mi esposo no se fue y mi matrimonio esta siendo restaurado no todo a sido color de rosa pues hay cosas que el continúa haciendo pero tengo fe y creo en Dios que el continuara haciendo su magnifica obra ya que mi esposo a empezado a orar se que esta guerra es fuerte pero les digo no permitan que el diablo se quede con la gracia de cada uno de ustedes, luchen por sus matrimonios oren mucho hablen con Dios enseñen a sus hijos a orar a pedir a dar las gracias..... No permitamos que el mal destruya nuestros hogares no es fácil pero no es imposible por que estamos con el rey de reyes nuestro padre y como buen padre nunca nos dejara sol@s.... oren x sus espos@s sus hij@s les comparto mis palabras espero que les sirva a cada uno de ustedes... yo realizo el santo rosario la oración a la Santísima Trinidad al espíritu santo este rosario también lo escucho, oro a la virgen Santísima para que me guíe me regale la obediencia la fe la esperanza la bondad y demás virtudes que ella como madre y esposa tiene, así que yo los invito a q continúen luchando fuertemente y si sienten que no pueden mas saquen fuerzas, yo también lo he sentido pero hoy les digo no desisto persisto y se que en cristo existo...

Ver el video...

Yurley

Rosario para la reconciliación de la pareja

Sr. Juan manuel este video me salvo de una desesperacion, una crisis tan pesada... y me hizo descubrir al ESPIRITU SANTO, es increible como Dios me fue llevando a esto para mi mejoramiento personal..... gracias a ud x estos videos.... gracias

Ver el video...

Kristal

Relajación para mujer: "el encuentro en tu espíritu"

Gracias a este rosario. Dios y mi madre santísima han sanado mi corazón. Es un milagro. Y ofrezco por todas esas personas que sufren de insomnio, las que no tiene paz en su corazón... Que Dios le regale el descanso que tanto anhelan en sus abrazos. Madresita no olvides interceder por nuestras peticiones.. Muchísimas gracias al creado de este hermoso video Dios te lo pague..

Ver el video...

 

Helen

Rosario para dormir

En las tentaciones del Señor en el desierto. Descubres que la peregrinación empieza desde hoy y en cada día, hay mucho que continuar meditando, pero hay una nueva forma de apoyarse en el camino, dialogando en la oración. El nos invito, el nos cuido, el nos trajo de regreso, con el cuerpo sufriente y con el alma renovada en fe, esperanza y caridad.

Continuar Leyendo...

Pareja

Una nueva forma de apoyarse en el camino: dialogando en la oración

A pesar de todo, soy como todos una expresión del Amor de Dios con su fuerza para cultivar con el perdón los frutos de su Espíritu.

Cada día busco su Espíritu en mi espíritu y al encontrarlo en el corazón de mi conciencia Su Perdón disuelve el malestar de la ofensa.

Continuar Leyendo...

Juan Manuel

Cuanto cuesta perdonar

sí que tuve que explicar de la manera mas sincera que unos días antes, como una revelación de vida pude ver la libertad en la palabra de Cristo, que me regaló la oportunidad de ver con alegría a un viejo amigo que temía por su integridad.

Si alguna ocasión vez la convocatoria a este Taller de perdón, ojala lo puedas vivir, para darte una oportunidad de experimentar la belleza de la libertad, por que el odio en realidad puede estar aprisionando tu vida.

Continuar leyendo...

Roberto

Exponerle a Dios que esas personas no merecían el perdón

Obedece

Acepta tu misión en la tierra, tu misión de amor. Amor que nace del Amor, que se extiende para unir la separación con la reconciliación, que se libera al perdonar y transformar la ofensa, que se levanta de su parálisis y comienza a vivir la vida que viene del Amor. Obedece al Amor del Padre Nuestro, origen, camino y destino de la vida. Ama al prójimo, quien también es Amor del Sagrado Corazón, así como tu eres su amado hijo y espera que te ames. Sigue leyendo «Obedece»

Que miedo ser iglesia con filosofía y teología sin espiritualidad

La presencia del Espíritu Santo en nuestras espíritu, es el cumplimiento de la promesa de Cristo que se inicia en Pentecostés. La religión católica es universal y tiene a Cristo presente en los Sacramentos, que perdieron los hermanos de otras confesiones en el cisma luterano (la división protestante). Sin embargo el Espíritu Santo sigue presente y actúa en el espíritu de quienes deciden aceptarlo. Sigue leyendo «Que miedo ser iglesia con filosofía y teología sin espiritualidad»

Soy como un niño cuando hablo de amor

«Hoy jugaré al menos con un niño»… Siembra esta flor de amor y extiende las redes de nuestro Señor .

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Dios de Amor, quiero que resucite el amor como niño.

Dios de Amor, que más grande regalo puedo pedirte para mi y mi prójimo, para el pariente y el vecino, que resucite el amor de niño en nuestras vidas. Sigue leyendo «Soy como un niño cuando hablo de amor»