Paciencia

Paciencia, deja que el Espíritu Santo te muestre la paciencia, perdón y amor que tu espíritu alcanza en la humildad … “levántate, toma tu camilla y anda»Alma mía, de pronto parece que la obscuridad se apodera de tu vida, te descubres paralizada y aprisionada, reconoces la desolación y aquel camino de libertad que antes creías entender en tu paso por la tierra parece un recuerdo lleno de melancolía. Tal vez busques culpables y te reproches a ti misma tus errores y debilidades; tratando de justificar el desierto que vives. Pero en el fondo de tu corazón reconoces la presencia del amor que clama por expresarse y liberarte de tu prisión. Tu amor parece escondido en una prisión

Sigue leyendo «Paciencia»

Llaman las campanas a misa

Primera llamada

Llaman las campanas a la Santa Misa por primera vez, a la asamblea, a reunirse. Algunos se preparan, en la primera de tres llamadas, a cumplir el compromiso que manda. Hay quienes añoran ir al encuentro con Cristo, a descubrirse con el hijo del padre, a escucharlo en cada lectura, a mirar como se consagra, como llega a nuestro encuentro en el beso divino de la comunión. A convertirnos en custodias vivientes.

Sigue leyendo «Llaman las campanas a misa»

Vigilia de pentecostés

Destacado

Meditación inicial

Me siento mal, necesito encontrar la paz que el Señor me ha entregado, mi mente y mis sensaciones ocultan esta paz con preocupaciones y enojos. Necesito alzarme sobre el ruido que me separa, que interrumpe y me aísla. Necesito escuchar nuevamente a Dios. Ven Espíritu Santo. Sigue leyendo «Vigilia de pentecostés»

¿Cómo elaborar un altar de muertos?

El altar de muertos es una tradición tan antigua como la humanidad misma y tan extendida en todo el tamaño del mundo, en el fondo se reconoce que toda esta vida tiene sentido en la vida eterna. Que el espíritu no muere. La tradición católica encontró en los antiguos mexicanos tierra fértil para un mestizaje de la espiritualidad y no podía quedar a un lado la tradición de establecer contacto con los fieles difuntos, sobre todo para interceder por su eterno descanso y que luzca para ellos la luz perpetua.
Sigue leyendo «¿Cómo elaborar un altar de muertos?»

Murió mi hermano, de un accidente

Un  momento difícil, doloroso. Se mira como un golpe terrible, devastador.”

Este duelo, hay que confiarlo al Señor. Entregarle al Señor para que nos guíe en este camino y llene a tu hermano del gozo de la luz perpetua y que descanse en Paz porque el Señor dice: “Talitá kum” (yo te lo ordeno, levántate). Sigue leyendo «Murió mi hermano, de un accidente»

Si ya llenaste, cambia de forma de vida

Si ya llenaste y la incomodidad no la soportas. Cambia de forma de ver la vida, deja los juicios y condenas, rencores, resentimientos y los temores. Trata a otros lo que quieres que te traten a ti, la misericordia es mejor que el sacrificio. En el fondo estás buscando el Amor.

Si pierdes el Amor, pierdes el valioso sustento y rumbo en la vida. Vale la pena buscarlo, comenzando porque “Dios es Amor”. Estás so n algunas actividades traducidas del evangelio que proponemos en la terapia del Amor para encender la lámpara (meditar y dialogar), barrer la casa (perdonar) y buscar con cuidado hasta encontrar el Amor (contemplar).

Tu decides si sigues guisando a vida con los mismos ingredientes, ponle Amor, te va a gustar.

¿Quién te crees que eres?

Alma mía, deja de estarte juzgando y perdona tus juicios injustos. Tantas etiquetas cargas sobre ¿quien eres? Que has perdido la identidad contigo mismo. La identidad que Dios te ha dado desde que te encarnó en la tierra. Eres una expresión de su Amor, esto significa que eres un milagro viviente, una semilla de amor sembrada en esta tierra para dar frutos de amor. Sigue leyendo «¿Quién te crees que eres?»

Olvide que siempre estás presente.

Señor, Padre bueno: Se que todas tus expresiones de Amor son un milagro y que el universo está lleno de tus milagros, pero es tan pobre mi visión que no encuentro el milagro en esta crisis. Quiero encontrar mi fe para pedirte lo que pienso y quiero. Pero ayúdame a pedir lo que necesito, lo que mi corazón desea descubrir. Tu milagro. Sigue leyendo «Olvide que siempre estás presente.»