No te desanimes, eres un Amor.

Alma mía, en tu duelo, tu carencia, tu desesperanza, al caminar desanimada. ¿a donde mira tu corazón? ¿hacia el cielo o la tierra? Si levantas la cabeza verás cuan grande es la misericordia del Señor y frente a ti verás su presencia, el camino, la verdad y la vida. Pero si tus ojos se clavan en la tierra dejaras de contemplarte en los milagros que el Señor hace en todo lugar del universo y tú eres un Amor del universo. Sigue leyendo «No te desanimes, eres un Amor.»

¿Quieres saber por dónde?

Alma mía, tu corazón está desanimado y tu camino confuso ¿qué estás esperando que pase? Tal vez te ayudaría un milagro, un favor del Señor que resolviera todo. Tal vez ni se lo has pedido. Tal vez ni siquiera lo has tomado en cuenta para animarte. Sigue leyendo «¿Quieres saber por dónde?»

¿Con qué autoridad juzgas?

Alma mía, cuando juzgas a tu prójimo, parece que fueras un juez justo y que todo lo conoces. Ante una ofensa o deuda, lo condenas y le aplicas el castigo, pero es injusto ser juez y víctima, es injusto desconocer a fondo los motivos que provocaron la ofensa o la deuda. Sigue leyendo «¿Con qué autoridad juzgas?»

Altar de amor a nuestros difuntos

Cada altar de muertos es una expresión de amor hacia nuestros difuntos, el amor se expresa en cada detalle: la calaverita, la vela, la foto, el platillo o la bebida que le gustaba, la carta póstuma, todas son expresiones de amor de nuestro espíritu. Y ese lenguaje de amor es el que intercede hacia nuestros difuntos. Sigue leyendo «Altar de amor a nuestros difuntos»

Oración: Quiero estar en Paz

La paz viene del Espíritu Santo y es un fruto que cosecharemos en nuestro espíritu. El Señor nos regala los frutos en el árbol y las espigas, pero es nuestra labor cosechar para disfrutar. La paz del Señor está tocando a la puerta de nuestro espíritu y lo que viene del Señor al lo compartimos crece, nos une y se multiplica. Sigue leyendo «Oración: Quiero estar en Paz»

Emmanuel, gracias por ser «Dios con nosotros»

Emmanuel, Dios con y entre nosotros, Señor:

Cuanta misericordia para la humanidad que te olvida que somos hijos del padre nuestro, que nos dividimos entre hermanos, que te pedimos tu la tierra que nos heredas y nos alejamos de ti. Cuanto amor para decidir encarnarte y ser Dios con Nosotros. Sigue leyendo «Emmanuel, gracias por ser «Dios con nosotros»»

Sólo hazlo, no lo pienses

Alma mía, los ojos de tu espiritu los has cerrado y la liuz del Espiritu Santo no conmueve tus razones ni alegra tus emociones. El cuerpo se mueve siguiendo sus impulsos y no atiende tus mejores intereses. Has puesto a la orilla de la existencia el diálogo con tus hermanos y caminas al suelo mirando tus pasos y olvidando el cielo y su bondad. Sigue leyendo «Sólo hazlo, no lo pienses»

¿Cómo tener Fe?

Retírate en tu hogar.

Haz este ejercicio espiritual:

Hoy medita sobre la fe para hacer la misión de amor que Dios ha puesto en tu vida que es amar a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo. Todos los días, cada día. Esa misión la logramos cuando podemos decir “Padre Nuestro” sintiéndonos hijos amados, todos, incluyendo a mis enemigos. El amor es la esencia de la vida y es necesaria compartirla y dejar que transforme en vida lo que es de la vida. ¿Crees en esto?

Abrahán creyó a Dios, y eso le valió la justificación. Luego la fe es la que salva, la fe es la que justifica, la fe es la que sana al hombre interior y exteriormente. (San Bruno de Segni) Sigue leyendo «¿Cómo tener Fe?»

"…y perdona nuestras ofensas…"

Cuántas veces hemos llegado a rezar literalmente este verso y cuántas de esas veces fueron realmente conscientes de lo que decimos. Lo más probable es que no sepamos realmente por qué Jesús lo mencionó en la oración que nos enseñó, pero al menos debemos asumir que a Él le pareció necesario.

Somos seres que por el bautismo somos liberados de nuestra marca primera que es el pecado original, sin embargo somos pecadores confesos y en constante recaída.

Sigue leyendo «"…y perdona nuestras ofensas…"»

SABIDURÍA

El don preciosísimo que todos anhelaríamos es la sabiduría. Y cuanta falta me hace en mi actividad comercial, pues yo suponía que estaba haciendo mi labor de la mejor forma y ahora me encuentro con una situación difícil de resolver, pues dependo de la decisión de una ejecutiva, la cual es muy racional en su toma de decisiones. Es cuando entrego a mi PADRE COMPRENSIVO mis dudas, angustias y temores. El resultado no lo sé, yo haré mi mejor esfuerzo, trataré de emplear todas mis habilidades, estoy convencido que seguiré tratando de mejorar mi condición actual y los obstáculos los que enfrentaré.

Sigue leyendo «SABIDURÍA»