¿Quieres que hablemos de tus problemas?

  • “Pido oración porque estoy pasando por pruebas muy difíciles, estoy trabajando con mi aceptación y voluntad pero me está costando mucho».

Alma Mía, orar es dialogar para escuchar la expresión del Amor de Dios, orar es ser anfitrión de la verdad, el camino y la vida. Es el paso más importante para entregar tu voluntad a la Voluntad del Amor.

Cuando haces oración confía que Dios siempre está presente, escucha tu petición y conoce tus necesidades. Dios de Amor con nosotros, escucha su voluntad. Y cuando otros piden que intercedamos en oración, tu dialogo con el Señor es para que el Amor haga su voluntad. Que sea el Amor quien sostenga tu voluntad y guíe pensamientos, emociones, cuerpo, imaginación, sueños y la relación con las personas.

Si alguien sabe la respuesta a ¿que es lo que ocurrirá mañana? es el Señor. Entonces porque esmerarse en hacer nuestros planes sin considerar que Dios está presente y el fundamento es «que se haga su voluntad en el cielo como en la tierra». Cuando hagas oración también hazle la pregunta que nuestra madre, la Santísima Virgen, nos enseñó ¿ y como será posible hacer tu voluntad?

Se anfitriona del Amor que viene a tu encuentro.

Permítete ser la anfitriona de Dios, encarna el Amor. ¿Como aceptar el Amor que te anima el alma? cuando tu mente, emociones y el decir de la gente quieren ser los gobernadores de tu vida. Recuerda que le pedimos al Padre Nuestro “Que se haga su voluntad” y su voluntad es expresar su Amor desde nosotros, por eso nos enseña Jesús que: primero Amemos al Padre Nuestro y así, al poner píe firme en su Amor, demos el paso de amar a nuestro prójimo y a ti, alma mía.

Medita

Así pues, para ser anfitriona de Dios: Medita. Detén tus pensamientos e invoca constantemente a Jesús con la jaculatoria: “Jesús, en ti confío”. También detén el gobierno de tus emociones con una respiración sosegada y suave como las olas del mar calmo llegando a la playa.

Alma mía, regresa el gobierno a tu corazón (Recordar significa regresar al corazón). Recuerda al tomar aire: «Jesús» y al soltar el aire «en ti confío» al Inhalar recibe a «Jesús» y al exhalar entrégale tu voluntad, preocupaciones y penas, temores y necesidades: «en ti confío».

Es decir, Medita pausadamente, sin prisa, sin exigir respuesta inmediata, con la confianza de que viene el Amor a tu encuentro. Recuerda que el Amor no es un sentimiento que se amplifica o acaba con nuestra voluntad y desilusión, es el Señor: Dios es Amor.

Descubre el Amor de Dios está presente y te abraza en su creación, con su presencia, te guía con su palabra, te consuela y fortalece con su Espíritu Santo guía. la expresión de su Amor, siempre está presente. El cielo y la tierra se rigen por su Amor. Los océanos y la vida, se ordenan en su Amor. Al escuchar en la oración y meditar en su presencia, nos entrega su Amor para que, al compartirlo, seamos libres expresando la verdad, el camino y la vida del Amor.

Los Milagros son la expresión de su Amor. En todo lo que te rodea está su expresión de Amor como en ti. Con los ojos de tu espíritu verás las expresiones de Amor. Con tu mente, emociones y cuerpo sólo distinguirás limitación y caos, confusión y en tu consciencia el desanimo. Pues el desánimo es el mal contacto con tu ánima, con tu alma, con tu espíritu que reconoce el camino, la verdad y la vida.

Por eso, reconoce al Amor y al orar escucha su expresión, al meditar descubre que Dios está presente.

¿Quieres que hablemos? Dios está presente.

¿Eres víctima de ser víctima?

Alma mía, conoces la terrible forma de cobrar de los bancos. Hay momentos en que la circunstancias no  permiten corresponder al servicio que nos dieron. Que maravilloso sería escuchar de tus acreedores: “No me debes nada” Pues bien, muchas veces has dado a las otras personas un bien o un servicio pensando en que al menos lo agradecerían, que corresponderían de alguna manera tu aportación.

Sigue leyendo «¿Eres víctima de ser víctima?»

Olvidar, aceptar y perdonar

Cuando se trata de una ofensa hay tres palabras que parecen las mismas, pero tienen un efecto diferente en nuestras conciencias. Por un momento pidámosle a Dios su conciencia para descubrir lo que hace con  nuestras ofensas ¿Las olvida? ¿Las acepta? ¿Las perdona?

Sigue leyendo «Olvidar, aceptar y perdonar»

El diálogo interno

Dicen muchos que la gracia se recibe a partir de la lectura de la Biblia, del conocimiento profundo del amado. Para mí el gozo de la gracia sí depende del conocimiento, sin embargo, aunque no supiera leer, ni tuviera ojos para ver y oídos para escuchar, sí tengo espíritu para estar presente frente a nuestro Espíritu Santo en el diálogo interno. Sigue leyendo «El diálogo interno»

Somos tu mensaje, soy tu mensajero.

Mi Señor, me cuesta trabajo pensar que soy tu mensajero. Parece muy ostentoso sentir que me has enviado para hablarles de ti. Se me dificulta descubrir tú presencia a mi corazón y al corazón de los demás, a través de mis obras, por eso acudo a ti. Fuente de misericordia y de sabiduría. Me llamas insistentemente. Tocas la puerta de mi alma y me dices “Abre” pidiendo que se exprese el amor.

Tú eres el mensajero Sigue leyendo «Somos tu mensaje, soy tu mensajero.»

Hágase en mí según tu palabra

Peregrina en el hogar

Que tu oración se extienda en la red de caridad del Señor, entrega esta flor de amor . COMPARTE

A PARTIR DE HOY DECIDO MIRAR BELLEZA EN MI VIDA,

Siente su presencia

Empieza el camino de este día en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.

¿Te has dado cuenta del brillo de felicidad que tiene la mirada de un peregrino?» Sigue leyendo «Hágase en mí según tu palabra»

Reconcilia a mi familia

Alma mía, que sufrimiento cuando veo que mis padres se separan y llegan al divorcio, los dos pies de mi vida caminan en conflicto. La paz y seguridad que ellos significaba en mi vida se tambalea y rompe. Al verlos me pregunto si soy yo causa de sus desavenencias y discusiones, si lo que me procuran de bienestar en las limitaciones es causa de sus peleas. Me pregunto ¿donde esta el Señor? Sigue leyendo «Reconcilia a mi familia»

Frutos del retiro del 8 de enero

Mandarinada: Ponche-Licor hecho en México, por Misión de Amor

Mandarinada

Sábado a las 12, rezamos el Ángeluz y comenzamos la meditación vivencial con la jaculatoria: “Este es mi Hijo muy amado, en quien tengo mis complacencias”, leimos y comentamos brevemente el del evangelio del día(pues en ese sería el texto guía del día)…  Abrazmos algunos y otros sólo miraron los ojos del Niño Dios en el portal recostado era una invitación a ir a la profundidad acompañados del verbo que se hizo carne y que habito entre nosotros, de la aceptación de la Santísima Virgen María para recibir la voluntad y hacerla vida. La semilla del Espíritu Santo se hacía hombre para que nosotros alcanzáramos la divinidad de Dios. Sigue leyendo «Frutos del retiro del 8 de enero»

Mi Hijo muy amado

  • Frutos del retiro del 8 de enero, Coatlán del Río.

Sábado a las 12, rezamos el Ángeluz y comenzamos la meditación vivencial con la jaculatoria: “Este es mi Hijo muy amado, en quien tengo mis complacencias”, leímos y comentamos brevemente el del evangelio del día(pues en ese sería el texto guía del día)…  Algunos abrazamos y otros sólo miraron los ojos del Niño Dios recostado en el portal . Era una invitación a ir a la profundidad acompañados del verbo que se hizo carne y que habito entre nosotros, de la aceptación de la Santísima Virgen María para recibir la voluntad y hacerla vida. La semilla del Espíritu Santo se hacía hombre para que nosotros alcanzáramos la divinidad de Dios.

Sigue leyendo «Mi Hijo muy amado»