Servir para vencer la desolación

La mejor forma de vencer la soledad es el servicio. Dejar que la bondad y el amor traspasen nuestra vida, se canalicen en nuestras obras, en nuestras palabras, en pequeños detalles que nos recuerden el amor que Dios sopló para crear nuestra vida. Que nos impulsen a mirarnos inundados por el amor de Dios extendiéndose y miremos que nuestro destino está lleno de esa sabiduría, llena de paz y armonía que es el amor.

Prueba mirar el mundo que vives. Mira cuanto amor necesita. Mira el amor con que está hecha tu alma. Mira el amor que es tu origen y está en el mundo que tu vives. Ahora descubre, rebela, deja que el amor que Dios ha puesto en ti, resucite en el mundo que miras, que te rodea, en ese que parece estar abandonado, pero que primero que nada tiene a Dios y a ti para recuperarse.

Tu servicio son Flores de Amor para vencer hasta la desolación

Deja un comentario