Necesito dinero para mis deudas

Señor, hoy me acerco a ti para compartirte mis deudas, me hace falta dinero para pagar y no sé cómo obtenerlo, siento una gran presión, enojo, estoy irritable y comienzo a discutir por todo. Es tal el enojo que me peleo con mis más cercanos y quiero salir huyendo lejos de cualquier relación. Mi trabajo no parece ser suficiente y pedir prestado me compromete más y no resuelvo.

En tu divina misericordia me arropo pues conoces las razones por las cuales fui haciendo crecer mi deuda, un poco de vanidad, otro de soberbia, la gula, me deje sorprender por la avaricia, la lujuria también tuvo presencia en el derroche. Pero también fue para darles a los demás lo que yo pienso que es necesario para su bienestar. Dame tu entender y tu fortaleza para negarme a mí mismo y no continuar mi egoísmo que hace crecer mi deuda con mis acreedores.

En tu divina providencia me entrego para que no falte casa, vestido ni sustento y descubra el camino para aliviar mis deudas. Cuanto me gustaría que me las perdonaran, pero si no aprendo a administrar mejor mis recursos volvería a caer en el mismo error. Llévame con tu sabiduría a corregir las causas profundas de mi deuda, donde pago por lo que no necesito y dejo de sacrificar por lo que realmente necesito. Sacrifico tu consejo y te ignoro cuando me comprometo con la esperanza de que tendré en abundancia. Te necesito a ti divina providencia para que me ayudes a descubrir lo que realmente necesito.

En tu divina providencia descanso, pero mi fe es débil, pues la angustia y la duda se apoderan de mis sentimientos, aumenta mi fe. En ti descubro mi esperanza pues tu eres bondad infinita y sé que me llevarás por el camino de la verdadera abundancia en la humildad y la compasión.

Me has creado de tu amor y me has sembrado en la tierra del egoísmo para que dé frutos y semillas de amor, Me dices que el dinero es sólo un símbolo temporal de abundancia que enmascara trampas de la esclavitud y poder del hombre sobre el hombre. Mientras que Tú eres libertad sin límites. Ayúdame a necesitar tu amor y al necesitar menos el mundo, así tendré más riqueza en tu plenitud, pues teniéndote a ti tengo el cielo en la tierra y la paz y el amor que tiene el gozo de la plenitud.

A ti Padre Nuestro, en Nombre de Jesucristo tu hijo, nuestro Señor, que reinas en unidad con el Espíritu Santo y son un solo Dios un solo Señor te pido: Paz para descubrir el camino, camino para recuperar mi libertad, libertad para decidir por el amor, amor para reconocer la bendición, bendición para negarme a mí mismo y tomar mi cruz y seguirte. Abre los caminos de abundancia. Te entrego: mis deudas y mi conciencia, pues necesito tu guía para administrar los dones y las bendiciones que me entregas para que se multipliquen con la fuerza del amor, la humildad y el gusto por lo sencillo. Ayúdame a cumplir con la deuda y la justicia de los hombres, a bendecir en tu nombre, Ser agradecido por tu misericordia, tu providencia, tu amor, tu paz. Muéstrame la libertad de toda deuda temporal en la tierra como en el cielo. Perdona mis deudas y ofensas hacia ti, que perdonaré a quienes les guardo ofensa o deuda. Amen.

Evangelio según San Marcos 12,13-17.

Querían pillar a Jesús en algo que dijera. Con ese fin le enviaron algunos fariseos junto con partidarios de Herodes.

Y dijeron a Jesús: «Maestro, sabemos que eres sincero y que no te inquietas por los que te escuchan, sino que enseñas con franqueza el camino de Dios. Dinos, ¿es contrario a la Ley pagar el impuesto al César? ¿Tenemos que pagarlo o no?»

Pero Jesús vio su hipocresía y les dijo: «¿Por qué me ponen trampas? Tráiganme una moneda, que yo la vea.»

Le mostraron un denario, y Jesús les preguntó: «¿De quién es esta cara y lo que está escrito?» Ellos le respondieron: «Del César.»

Entonces Jesús les dijo: «Devuelvan al César las cosas del César, y a Dios lo que corresponde a Dios.» Jesús los dejó muy sorprendidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.