Mi alianza contigo

Me acordaré de mi alianza contigo Señor, me retiro a mi cuarto y en la intimidad de mi morada te miro y me miras, te miro mirándome como Padre amoroso. Me descubro ante ti como creación, creatura y creador a imagen y semajanza, unidos en contemplación. Te pido me permitas escuchar la voz suave de tu presencia, quiero encontrarme cerca de ti y recordar que caminamos contigo, que disfruto tu abrazo de amor. Tu, mi Dios, eres a mi libertad, cuando vivo tu amor me descubro libre y en paz. Como un bebé, me abrazas con tu Espíritu Santo y le das vida a mis deseos más íntimos, empujándome suavemente hacia el bien. Quiero envolverme en tu Espíritu Santo, ayúdame a lanzarme a tus brazos con la confianza de un hijo amado, deseado y lleno de confianza en su Padre. Y asi, rodeado de tu amor y paz recordar paso a paso el día que viví. Desde este presente miro hacia el pasado, a cada instante y cosecho la bondad y la luz que encontré y lo llevo a mi mente y corazón agradeciendo tu permanente entrega, tus regalos de vida eterna. Ayúdame a mirar también las sombras y guíame para leer las lecciones que quieres que aprenda para sanar, para tener el valor de cambiar y perdonar.
Ezequiel 16: 59-60, 62-63 Esto dice Yavé: «Me portaré contigo como tú lo hiciste conmigo: rompiste la alianza sin pensar más en tu juramento. Sin embargo me acordaré de mi alianza contigo cuando eras joven y estableceré contigo una alianza eterna. Porque mantendré mi alianza contigo y sabrás que yo soy Yavé. Entonces te acordarás, te sentirás llena de vergüenza y no te atreverás a abrir la boca cuando te perdone todo lo que has hecho». Palabra de Yavé.»

Deja un comentario