FLORES DE AMOR

Para transformar el mundo, sembraré una o varias flores de amor al día:

  • Le hablaré a Dios de cada uno de mis familiares y sus necesidades
  • Tiraré un resentimiento cuado escuche alguna campana y no volveré a recogerlo
  • Miraré a alguien que esté enfadado: como una persona que pide ayuda, en lugar de una persona que me agrede.
  • Separaré parte del dinero de un día, para entregarlo a las necesidades de mi comunidad.
  • Me ocuparé de que el sacerdote o algún prójimo consagrado se sienta estimado de verdad.
  • Sacrificaré uno de mis alimentos para compartirlo con quien no tiene.
  • Desearé buenos días a 20 personas, si puedo hacerlo dándoles la mano mejor.
  • Llevaré flores al templo para adornar y hacer más propicio el lugar donde vamos a orar.
  • Comulgaré el viernes primero para iniciar los 9 que me propone el Sagrado Corazón de Jesús.
  • Llevaré a algún enfermo a la misa de sanación del viernes.
  • Le leeré una hora a una persona que no sepa o no pueda leer.
  • Invitaré a la Virgen María a acompañarme en mis labores del día

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.