¿Dónde están mis hijos?

Pasan las semanas y no nos vemos ¿cómo ayudarlos si no puedo hablarles? ¿cómo guiarlos si no me escuchan? ¿cómo consolarlos si no saben que conozco su dolor?
Soy padre bueno y generoso. Lento en enojarme y lleno de misericordia Quiero que se renueven con mi cuerpo y mi sangre. Aunque cueste la vida he venido por ellos Quiero consolar a mis hijos Quiero ayudarlos a cargar su cruz Abrazarlos en su pasión Recibirlos en su muerte Gozarlos en las fiestas abrazarnos en su soledad Necesito apóstoles Necesito bocas para proclamar consuelo Necesito brazos para compartir el pan de vida eterna Necesito pies para llegar al más necesitado Necesito sembradores, pescadores, quien cuide la viña de mi padre

Deja un comentario