Buena Noticia

El evangelio (Del griego eu que significa bien y «angelio» que significa mensaje: buena noticia) es La vida, la doctrina y los milagros de Jesucristo.

Evangelizar es anunciar, publicar, proclamar, avisar, dar a conocer a todo mundo: las buenas noticias del encuentro con Jesús en nuestras vidas.

Padre Nuestro:

Mi Jesús y Espiritú Santo, Tú haces la voluntad del Padre Nuestro, que está en los cielos, santificando su nombre. Del Padre Nuestro que nos entrega su Reino. Sabes que podemos hacer su voluntad porque con él vivimos en la tierra y en el cielo.

El Creador entrega vida nueva

Es una buena noticia cada día, cada pan, cada alimento. Pues el Padre nuestro hizo el grano de trigo y procuró que llegara a las manos del campesino y el hombre entrega el grano a la tierra, y la lluvia los cobija y el sol los transforma y crecen sobre la cizaña y el hombre cosecha y entrega la cosecha a la molienda y la reúne con la levadura y agua que viene de las nubes y la cubre con el fuego y la cuida con paciencia y la hace pan y el pan lo llevas junto con el vino hasta las manos de un sacerdote y nos reúnes para que nos llenemos de la noticia de tu palabra siempre presente y actual, consoladora y que nos guía. Y por tu voluntad, permites que el sacerdote te invoque y recordando la última cena, le das nueva vida al pan y al vino y lo conviertes en tu cuerpo y el vino en tu sangre y entregas con el Espíritu Santo al Padre Nuestro en el Hijo, para darnos nueva vida, para que vayamos por el mundo como sagrarios vivientes, como custodias de tu Santa presencia a nuestras casas, a nuestras labores, a donde hay pena y tristeza, a quienes no alcanzan a ver la luz de tu infinita misericordia ni el amor del Padre Nuestro. Para que vayamos y les digamos que tu resucitaste de entre los muertos y que estas entre nosotros, que el Espíritu Santo se manifiesta, que abramos la puerta y dejemos a Dios ser Dios para que el Padre Nuestro transforme nuestra vida y conciencia más allá de lo que hace con un grano de trigo.

Nos regala el perdón

Lo único que me pides, que perdonemos con tu perdón. Es una buena noticia que tu nos das tu perdón y que crecerá en nuestras vidas en la medida que nosotros perdonemos, pues perdonando es como liberamos a nuestro espíritu de toda la basura, de todo el tizne, de todo el cochambre, de toda la maleza y cizaña que impide que nuestra conciencia viva el amor del que nos hiciste, la paz con la que nos abrazas y habitemos el cielo presente en nuestra vida eterna.

Recibe nuestros vicios Y PADECIMIENTOS

Esa una buena noticia que tú estás presente y expulsas demonios, y me guías a la bondad aunque me encuentre enlodado en la maldad. Tú quien todos los días lees en nuestro corazón esperando la buena noticia de que al fin abrimos la puerta y te entregamos nuestro arrepentimiento, padecimientos, el mal que hemos hecho y nuestros vicios.

Dios VIENE A nuestro encuentro

Es una buena noticia que: siempre y en todo lugar estas presente, esperando leer en nuestras vidas que vale la pena involucrar a tantos hombres y milagros cada día para nuestra salvación. Tú te encarnarse en la Virgen María, anunciado por los pastores, magos y los ángeles. Tú que padeciste y te crucificaron para cumplir las profecías y abrir las puertas del cielo. Tú que resucitaste de entre los muertos y te consagras y envías a todos estos mensajeros para que juntos podamos decir: «Padre Nuestro».

Atiende 24 horas, todo el año.

Tú resucitaste de entre los muertos y transformas el vino en tu sangre y el pan en tu cuerpo en cada misa y permaneces de día y de noche en la eucaristía, atento a nuestras súplicas, preso del amor que nos tienes, por tu infinita misericordia, a pesar de nuestras bajezas, caídas y pecados, esa es una buena noticia.

Tú nos miras a los ojos y esperas que te abramos el corazón cuando te presenta el sacerdote en la consagración o te dejan expuesto en el santísimo. Esa es una buena noticia.

Tú entregas tu espíritu a quienes no podemos recibirte en cuerpo y alma para que reparemos, junto a ti, nuestras deudas y nuestras culpas. Esa es una buena noticia.

Somos hermanos del REY DE REYES

Tú te hiciste hombre tomando nuestra condición de hombres para mostrarnos que el hombre puede llegar al padre y alcanzar el cielo y nos llamaste hermanos.

Tú te muestras en los desposeídos, en quienes sufren, en quienes despreciamos, en nuestro prójimo, para que mirándote en ellos, sirviéndoles como tú nos has enseñado: hablándoles desde el amor, sirviéndoles con amor y perdonándoles con amor, recibamos el cielo que nos prometiste.

Ayuda para cargar nuestra Cruz

Es una buena noticia que estás siempre dispuesto a ser nuestro cirineo, cuando cargamos nuestra cruz, pues tu eres el camino la vida y la verdad que nos hará libres.

Es una buena noticia, ser hijos del amor y en el amor encontrar el perdón y la paz, hoy y siempre, por los siglos de los siglos. ¡Ayúdame Padre Nuestro! para recibir y entregar la buena noticia, que se escribe en nuestras vidas, cada día….

Amén

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.