¿cuál es tu misión?

Alma mía, tu misión es amar. Al peregrinar en esta tierra confía en el Amor de Dios y deja que su milagro de caridad se exprese en tu vida,  entre amigos, de novios, en el amor de esposo, padres e hijos. Ama, permítele a Dios ser Dios, especialmente en los momentos en que las caídas, la obscuridad del dolor y el rencor, la debilidad y la falta de voluntad nos hacen flaquear.

Ama, de esto depende toda ley y profeta. Deja que el Amor de Dios transforme la vida con tu presencia. En el evangelio de san Mateo (22,34-40). Cristo nos entrega la misión de amor.

Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron con Él, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:

“Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?”.

Jesús le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu.

Este es el más grande y el primer mandamiento.

El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas”.

Entrega flores espirituales que confirman la bendición del amor en tu vida, date la oportunidad de meditar en el amor que Dios entrega a tdo el mundo que te rodea y a ti mismo

Tu Misión de Amor

La misión de amor que Dios ha puesto en tu vida es amar a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo. Todos los días, cada día. Esa misión la logramos cuando podemos decir “Padre Nuestro” sintiéndonos hijos amados, todos, incluyendo a mis enemigos. El Amor es la esencia de la vida y es necesaria compartirla y dejarla que transforme en vida lo que es de la vida.
Sólo puedes dar lo que te pertenece, por eso, sólo puede dar el amor que te crea y da la vida. Cuando el amor parece que se oculta, el perdón es el instrumento para limpia el tizne que se ha acumulado, el cochambre que se ha adherido, la maleza que te ha rodeado y el resentimiento y rencor que has guardado en bolsas de basura, en el interior de tu corazón. El perdón es el regalo del “Padre Nuestro” para hacer resucitar y encarnar el amor en nuestras vidas.

Frase a meditar: Sal 28. R. El Señor bendice a su pueblo con la paz.

Flor de amor: Hoy lava los cristales de tu casa y saca la basura de tu casa, visualizando los errores que miras en ti y en tu pareja y que se anidan en tu corazón.

¿Hasta cuántas veces sacarías la basura de tu casa? haz lo mismo con tu corazón.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.