RED DE AMOR: Sacrificaré uno de mis alimentos para compartirlo con quien no tiene.

¿Cómo hacer red de Amor?

Decídete a encarnar la “red de Amor”. Ponte en contacto con al menos 6 personas; cinco con quienes mantener una comunicación fraterna y la sexta alma eres tu mismo

Al menos una vez a la semana saludarlos y compartir tus hallazgos en el evangelio y las siembra de flores de Amor en tu red). Red que perdona, que tiene compasión, que saluda, que entrega una flor de amor a quien esta junto.

Abracemos este mundo con una red de amor y sembremos una Flor o varias al día:

  • Le hablaré a Dios de cada uno de mis familiares y sus necesidades
  • Tiraré un resentimiento cuado escuche alguna campana y no volveré a recogerlo
  • Miraré a alguien que esté enfadado: como una persona que pide ayuda, en lugar de una persona que me agrede.
  • Separaré parte del dinero de un día, para entregarlo a las necesidades de mi comunidad.
  • Me ocuparé de que el sacerdote o algún prójimo consagrado se sienta estimado de verdad.
  • Sacrificaré uno de mis alimentos para compartirlo con quien no tiene.
  • Desearé buenos días a 20 personas, si puedo hacerlo dándoles la mano mejor.
  • Llevaré flores al templo para adornar y hacer más propicio el lugar donde vamos a orar.
  • Comulgaré el viernes primero para iniciar los 9 que me propone el Sagrado Corazón de Jesús.
  • Llevaré a algún enfermo a la misa de sanación del viernes.
  • Le leeré una hora a una persona que no sepa o no pueda leer.
  • Invitaré a la Virgen María a acompañarme en mis labores del día

Te proponemos una nueva estrategia desde la encomienda católica de Cristo:

  1. Descubre a Cristo presente en los evangelios, los Sacramentos, en tu prójimo y en ti.
  2. Ten contacto con tu ánimo (alma). Apóyate en el amor al Padre Nuestro, apasionarte con Cristo en salvar al ser humano con todo y sus errores.
  3.  Vive la vida desde tu espíritu, que tu espíritu gobierne tus pensamientos, emociones, relaciones y proyectos.
  4. Mírate a tu prójimo en la  red de amor de Cristo, siembra y abrázalo con su amor especialmente al doliente.
  5. Guíate con el Espíritu Santo que le habla a tu espíritu y  así verás surgir providencialmente los recursos, las personas, los eventos, las herramientas, las oportunidades de encarnar y extender el amor en tu ánimo (alma-espíritu), de mirarte en la red de amor que Cristo fundó para abrazar el mundo contigo.

Reconócete como parte de la Red de Amor que Cristo fundó y transforma la vida. con el alma en paz, amor y libertad. Viaja espiritualmente unido a su amor hasta los confines del mundo… hasta la vida eterna.

Echa la “red de Amor” siembra flores en tu red en levanta al caído, consuela al triste, visitar al solitario, darle de comer al hambriento y beber al sediento. Manos que arropan al necesitado y testimonios que guían al confundido. Que dan luz a este ensombrecido mundo.

Una mano lava a la otra y las dos a la cara.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.