Gracias por tu donativo:

Tu aportación la aplicamos al mandato de hacer Misión de Amor, decir “Padre Nuestro” y guiar a poner pie firme en el Amor del Señor cuando cuesta dar el paso de amar al prójimo o a ti.

Así mantenemos este centro para el desarrollo de la espiritualidad, hoy vía Internet, extendiendo la palabra y el consejo apoyado en el evangelio y las enseñanzas de la iglesia Católica. Creando artículos, produciendo grabaciones, videos, retiros y cursos.

Son muchos los gastos para dar sustento, transporte y la tecnología necesaria para ir por todo el mundo.

El Señor se expresa en tí. Dios multiplique tu generosidad. 

Juan Manuel D’Acosta López
Consejero en Misión de Amor