Artículos

Vigilia de pentecostés

Destacado

Meditación inicial

Me siento mal, necesito encontrar la paz que el Señor me ha entregado, mi mente y mis sensaciones ocultan esta paz con preocupaciones y enojos. Necesito alzarme sobre el ruido que me separa, que interrumpe y me aísla. Necesito escuchar nuevamente a Dios. Ven Espíritu Santo. Sigue leyendo «Vigilia de pentecostés»

Rosario a Jesús por María

Destacado

Rosario católico con audio

Este rosario es una actividad en @MisiondeamorMx que nos guía a invocar al Señor y el auxilio de nuestra Santa Madre en nuestra búsqueda de la gloria, el gozo, la luz y cuando nos encontramos con el dolor o para rezar el rosario para difuntos.

No es la cantidad de oración lo que es importante, es el estar constantemente consciente de ofrecernos a Jesús con la intercesión de la Santísima Virgen María, Nuestra Madre Bendita.

Sigue leyendo «Rosario a Jesús por María»

Ofendí por no controlar mi carácter

¿Cómo pedir perdón a un hermano, a quien ofendí por no saber controlar mi carácter?

En este hecho hay dos partes que atender: Por un lado que no pudiste detener tu impulso de entregar ofensa a tu hermano y por otra parte, cómo pedir perdón por el dolor que te significa haber entregado ofensa.

En ambos casos, el perdón es la llave para restaurar el amor. Amor hacia ti y Amor hacia tu hermano.

Pedir perdón a tu hermano

El pedir perdón a tu hermano significa pedirle que te comparta el perdón que Dios le entrega. Pedir que exprese el Amor y la compasión que Dios ha puesto en tu hermano al igual que en ti.

Tú eres una expresión del Amor de Dios. Eres un Amor encarnado. Eres un Amor y amor es lo que en verdad puedes entregar. Es un error entregar ofensa, pues la ofensa es resultado de juicios y resentimientos que culpan a diferencia del Amor que al entregarlo salva.

Por eso, acepta el Amor y compasión que Dios te ha entregado y con amor y compasión bendice aprendiendo de tu error de contrariar el Amor y entregar ofensa a tu hermano.

Perdónate no entregar tu Amor

Esa misma acción también ocultó tu amor. Observa como has cultivado tu vida. Mira que ha crecido un carácter que oculta el amor, como cizaña que crece en el trigo de tu amor. Así pues, limpia tu consciencia de aquellas heridas que has experimentado en tu vida y que se han convertido en mascara de cizaña (de «mal carácter»). Está máscara la usas para protegerte o defender un hecho o una serie de hechos que marcaron tu vida y la máscara parece que esconde los efectos de las personas para que no te juzguen o se repitan los hechos dolorosos, que no has logrado sanar.

Pon pie firme en el Amor

Así que, si te cuesta trabajo relacionarte con tu hermano y contigo misma. Haz como en el baile: Pon poner el pie firme en el Amor de Dios., reconoce y acepta que es Padre Amoroso y compasivo. Que te Ama al extremo de encarnarse y sufrir hasta lo indecible para que te mires amada y en el amor corrijas errores que contradicen el Amor. Para que descubras que el Padre es el camino, la verdad y la vida. Que el Padre es el Espíritu Santo que nos guía y viene a nuestro encuentro. Que el Padre es Nuestro, de todos a pesar de los errores que ocultan el amor.

La profundidad en tu consciencia

No permitas que tu mente que juzga, condena y separa tome el control de tu vida. No permitas que rencores y resentimientos te empujen sin sentido. No dejes que tu cuerpo sea el tirano de tu existencia, ni los comentarios de la gente, tu imaginación o tus sueños. Inicia cada acción invocando al «Padre Nuestro»

Así poniendo la consciencia en el fondo de tu corazón

  1. Escucha cuando invocas diciendo: «Padre Nuestro»
  2. Descubre que el «Padre Nuestro es quien te escucha y quiere guiarte.
  3. Vive con el «Padre Nuestro».

El mensaje del Padre Nuestro

Hoy el evangelio tiene un mensaje para ti. Cada día tiene una tarea para ti. Deja que la buena noticia sea tu guía día a día. Escucha las palabras que pronuncias, descubre el testimonio de la voz y la presencia de Jesucristo y mirate en la presencia del Padre Nuestro.

Jesús dijo a sus discípulos

Es inevitable que haya escándalos, pero ¡ay de aquel que los ocasiona! Más le valdría que le ataran al cuello una piedra de moler y lo precipitaran al mar, antes que escandalizar a uno de estos pequeños. Por lo tanto, ¡tengan cuidado! Si tu hermano peca, repréndelo, y si se arrepiente, perdónalo. Y si peca siete veces al día contra ti, y otras tantas vuelve a ti, diciendo: ‘Me arrepiento’, perdónalo». Los Apóstoles dijeron al Señor: «Auméntanos la fe». El respondió: «Si ustedes tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, y dijeran a esa morera que está ahí: ‘Arráncate de raíz y plántate en el mar’, ella les obedecería.

Evangelio según San Lucas 17,1-6.

Agradece al Señor por tan hermosa respuesta que quiere llegar a tu alma, adolorida, profundiza en ella, para poder asimilar y aplicar tan maravillosa enseñanza.

Si no te quiere perdonar

Si dudas que tu hermano no te quiera perdonar. Ten Paciencia

Tal vez tu hermano lleva muchos años sin hablarte y nunca te ha querido escuchar. Todo se detonó por ofender. Y no supiste manejar tus emociones y cultivaste el rencor y las ofensas contra él. Comienza por sanar tu alma y admite el error por juzgar, Pide perdón.

El hecho pudo ser la repartición de una herencia o el querer imponer un poder sobre ti…

Suelta, acaso no es más importante tu paz que un mundo de monedas de oro

Así no tendrá poder ni económico ni de ninguna clase sobre ti. Con la verdad del Amor eres libre. Así se rompen las líneas de poder terrenal

Si, ya pediste el perdón. Tu hermano tiene al alternativa de entregar el perdón que Dios le concede o no tendrá perdón. Ruega por él. Suelta. Deja que el perdón de Dios fermente en su consciencia

La última voluntad

Aquel hombre en el hospital estaba siendo sometido a múltiples estudios para saber cuál era la causa de su malestar. Tendido en la cama miraba por la ventana un viejo árbol que apenas reverdecía entre tanta vegetación alimentada por las lluvias de verano. Sus pensamientos divagan, sólo Dios sabe por donde. Con 76 años esperaba que alguno de sus hijos fuera a su encuentro. Tal vez la última voluntad, el único camino que quisiera seguir era aquel que lo reuniera con su esposa. Dos años atrás había asistido a su funeral.

Ella se abandonó en el cáncer, mientras él luchaba desesperado por arrancarla de la sentencia de la vida. Aquel hombre lucho esperando el milagro, buscando remedios de todo tipo, con tantos tipos de doctores, clamaba al cielo pidiendo al Sagrado Corazón que los mantuviera unidos.

El hombre de la cama 25 esperaba a sus hijos o alguna razón para aferrarse a la vida, algún amor que lo guiara. La habitación estaba lejos de su amada. Estaba en aquel hospital donde tantas veces acompañó a su esposa buscando la sanación. Ese lugar representaba el dolor de la esperanza fallida, de la fe vacilante, del sufrimiento que antecede a la despedida. Ese espacio de sanación se convertía en un templo de meditación y de oración hacia el Amor, su última voluntad.

El diagnóstico

Vagaba sólo entre las sábanas y la afanada atención de enfermeras y doctores que investigaban el mal que lo aquejaba. Buscaban en la sangre, en el latido, en la respiración, en imágenes y con exploraciones mediante aparatos que la ciencia había desarrollado. Buscaban lastimando el cuerpo. Sanaban aplicándole los medicamentos que el caso incierto requería. Sin embargo la desolación no cedía. Su respiración se dificultaba, en su pecho descubría el dolor del vació del templo del Amor. Su mirada se nublaba por lágrimas y al cerrar los ojos contemplaba la imagen de su amada. La quería más que a su vida, el amor que compartía era la vida misma. Soñaba con no despertar y despertaba soñando morir para reunirse con su amada.

La visita

Pasaba las horas y los días en la noche del alma. La mente preguntaba ¿Por qué? El sentimiento preguntaba ¿que hago aquí? Y las personas no tenían respuestas. En ese momento de divagación llegó uno de los hijos a quien había señalado como ingrato por no acercarse a él y abandonarlo. Se acercó a su lecho le dijo:

-Hola Pa’. Tenía erisipela y hasta este día me pude levantar de la cama para visitarte. Nadie, de mis hermanos me habló para saber que me ocurría, sólo me hicieron saber que era un mal hijo por no venir. He estado al tanto de que te ocurre y hablé con un doctor que me tenía informado de tus avances en la investigación de tu caso. Por cierto en la tarde te vendrán a decir que no encuentran ningún padecimiento que puedan atender, más allá de la lesión que te hicieron al pincharte el pulmón con el aparato que usaron y que sanará en unos días.

Aquel hombre no sabía que decir, sabía que había condenado a su hijo ante sus hermanos y ahora se daba cuenta de que no había tal rechazo o abandono. Era difícil reconocer la injusticia ante su hijo. Así que la educación le dicto saludar diciendo

– Hola Hijo, que bueno que viniste.

Se saludaron con un beso y el hijo continúo diciendo:

– Ten cuidado con las molestias que dices que tienes, acuérdate que estás en un centro hospitalario de investigación y si les dices que te duele el “furris furris” se van a meter a investigar. A lo que vine es a decirte que en muchas cosas no estamos de acuerdo y no nos pondremos de acuerdo en nuestra forma de pensar o de actuar. Así que dejemos de discutir sobre eso. Lo que te pido es que seas un buen abuelo y que ahora que salgas del hospital vayas todos los lunes a comer con tus nietos, para que te conozcan más.

De esa manera continuaron charlando cosas intrascendentes, ambos sabían que padecía de Amor y que el Amor era la última voluntad, su destino final.

La conclusión

Por eso, fueron muchos lunes que el abuelo convivió con sus nietos y les compartía sus aventuras de la vida. Hasta que un día se despidieron de él. Ese día cantaron y la última frase del hijo al padre fue: “canta y no llores”. Aquel hombre viajó a tierra lejana donde estaba otro hermano, todo parecía ir bien hasta que no pudo levantarse de la cama. Se quedó mirando una imagen del Sagrado Corazón y le dijo a la señora que le prodigaba atención en casa de su hijo. Así concluyó:

-”Si me voy, no se asuste”

Así, con la mirada en la imagen del Sagrado Corazón, su espíritu se separaba de su cuerpo para ira al Amor. Dios es Amor y está en los cielos. En el Amor encontró al amor de su vida y el Amor que lo Creo para descansar en paz, alumbrados por la luz perpetua.

La sanación

Muchos años después aquel hijo leía:

Dios de amor, hoy quiero perdonar a mi papa….

Por aquella palabra, aquel grito que me lastimó en mi infancia o adolescencia….

Por aquel regaño o maltrato que me dio sin haberme escuchado….

Por aquella agresión que me hirió física y emocionalmente….

Por el tiempo que no me dedicó…. por las veces que no quiso jugar conmigo… por las veces que no se interesó por lo que sentía….

Por aquellas situaciones y acciones que me hicieron tener miedo…..

Por aquellos momentos que me hicieron llorar….

Te perdono papá por aquel momento que tal vez tu no recuerdas, pero que dejó en mi un dolor que todavía hoy tengo….

Hoy te perdono papa de todo lo que de alguna manera me lastimó….

Palabras…Acciones…. Silencios…. y actitudes…
Hoy me reconcilio contigo, te perdono de todo corazón…..

Medita en otros pensamientos, obras o lo que haya dejado de hacer y perdónalo…

Hoy el hijo continúa buscando el Perdón de Dios para entregarlo a su padre y sanar las heridas de su infancia y vivir el Amor, perdonar a su papá como Dios manda. Esa es la última voluntad.

Vigilia al Padre en Jesús con el Espíritu Santo

TODOS: En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

JEFE DE TURNO: En esta oración ante la imagen del Padre en Jesús, queremos prepararnos a recibir y disponernos a cooperar con la gracia divina que emana del misterio pascual de Cristo, con el Espíritu Santo, de quien reciben su poder todos los sacramentos y sacramentales» (Catecismo de la IC, 1670).

Sigue leyendo «Vigilia al Padre en Jesús con el Espíritu Santo»

¿Cómo? ¿Atraer dinero o Amor?

  • ¡Deja de pedir el Amor y compártelo! Lucha por atraer el Amor, que está en ti, a tu consciencia.

Alma mía, el Amor es la esencia de tu ser. Eres una expresión del Amor de Dios encarnada en esta tierra. En verdad eres un Amor y Amor es lo que en verdad puedes dar, cada vez que lo confías al mundo, el Amor se extiende y te abraza. En cambio, el dinero es un acuerdo entre los seres humanos, es una idea temporal que siempre cambia y cuando entregas el dinero se pierde, propiamente es un pensamiento de posesión y poder en la mente.

¿Qué es lo que te da paz?

Tener una forma de ingresos te da tranquilidad pero puede cambiar, esa idea sobre el cambio puede llegar a quitarte la paz y hasta despertar la avaricia por acaparar más, ocupando tu mente en esa tarea y ocultando tu espíritu en la consciencia.

Pero la paz es fruto del espíritu de Amor que te anima, así pues la paz no tienes que tenerla pues está en ti y para reconocerla lo que tienes que hacer es compartirla. De la misma forma que le ocurre al Amor, cuando compartes la paz se extiende y te abraza.

¿Cuál es el origen, camino y destino?

Cuando descubres el Amor, reconoces el origen, el camino y el destino, encuentras el rumbo y sentido de tus acciones. En cambio ¿cuando se origina el dinero en tu consciencia? ¿Cuando se origina el Amor en tu consciencia? Literalmente tienen la distancia del cielo a la tierra. Por eso el rumbo y sentido de las acciones del dinero son pasajeras, inciertas, necesitas estar alimentando continuamente la idea del dinero para sostener su presencia es decir un nivel que te dé seguridad. Pero el Amor se sostiene en tu origen, tu camino y es tu destino. Se expresa desde ti, sólo requiere que quites de tu consciencia aquello que contraría al Amor: el placer, el poder y la posesión del mundo.

La consciencia del Amor

Alma mía, tenemos 6 ventanas para conocer el mundo y una puerta para transformar el Mundo. Mente, emoción, cuerpo, el decir de las personas, la imaginación y los sueños son instrumentos para cumplir nuestra función de Amar en el mundo, pero algunas veces dejamos que tomen el dominio y perdemos nuestra misión de Amor, por ejemplo:

  1. Cuando la mente domina tus acciones es calculadora, adaptable entonces juzgas, condenas y aíslas al Amor.
  2. Cuando tus emociones dominan tu vida los resentimientos y rencores guían tus acciones para acercarte o alejarte sin considerar la unión en el Amor.
  3. Cuando tu cuerpo domina tu camino los deseos, sensaciones, sensualidades y padecimientos te miras débil y enfermo ante el mundo ocultando el Amor que da vida a tu existencia.
  4. Cuando el decir de la gente y las adivinaciones domina tu presencia, tu comportamiento discrimina y tu caminar vaga entre los pensamientos de las personas, dejas de poner pie firme en el Amor que miras en ti.
  5. Cuando tu imaginación controla tu consciencia surge la ansiedad por resolver o acumular, los celos y la depresión como una forma de lucha de ti contra ti, olvidas que el Amor que te sostiene en la verdad.
  6. Cuando los sueños toman el dominio de tu consciencia tu consciencia se turba cuando ignoras el camino del Amor.

Que tu Amor domine tu consciencia

Pero cuando el Amor domina “el foro” de tu consciencia y tus acciones, es tu espíritu que se hace presente, eres tú, alma mía, desde ti el Espíritu de Amor de Dios se extiende en el mundo que habitas, te miras en su Amor y en el Amor descubres tu camino y destino. Pon pie firme en el Amor de Dios y da el paso de amar a tu prójimo y a ti. Alma Mía: En el Amor «Dar es recibir».

Escucha al maestro y haz lo que te pide.

Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron con Él, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:

«Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?».

Jesús le respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu.

Este es el más grande y el primer mandamiento.

El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas».

Evangelio según San Mateo 22,34-40.

Consejero Matrimonial en los Estados Unidos-México

Consulta en vivo con el Consejero Terapeuta en Misión de Amor, desde cualquier ciudad de Estados Unidos y México, por teléfono o Whatsapp .

Terapia matrimonial para mejorar o restaurar la relación de pareja con ejercicios prácticos personales.

Pon en calendario tu consulta vía Whatsapp

Tres consultas: Diagnóstico, Plan y acciones.

Juan Manuel D’Acosta López
Consejero en Misión de Amor
Laico Católico
Estudios:
Lic. Comunicación (Universidad Iberoamericana)
Postgrado Terapia de Pareja (Instituto de la Pareja)
Lic Desarrollo Comunitario (UNADM)
Investigador y conferenciante:
Desarrollo de la espiritualidad, en Misión de Amor.

Desde donde estés en Estados Unidos ayuda en español con cultura mexicana:

Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas , California , Carolina del Norte , Carolina del Sur , Colorado , Connecticut , Dakota del Norte , Dakota del Sur , Delaware , Florida , Georgia , Hawái , Idaho , Illinois , Indiana , Iowa , Kansas , Kentucky , Luisiana , Maine , Maryland , Massachusetts , Míchigan , Minnesota , Misisipi , Misuri , Montana , Nebraska , Nevada , Nueva Jersey , Nueva York , Nuevo Hampshire , Nuevo México , Ohio , Oklahoma , Oregón , Pensilvania , Rhode Island , Tennessee , Texas , Utah , Vermont , Virginia , Virginia Occidental , Washington , Wisconsin , Wyoming.

Servicio Confidencial

Terapeuta de Pareja en español

El método

Tres consultas iniciales: Diagnóstico, Plan, Acción

Consulta en vivo

Juan Manuel D’Acosta López
Consejero Terapeuta en Misión de Amor
Laico Católico
Estudios:
Lic. Comunicación, UIA
Postgrado Terapia de Pareja, Instituto de la Pareja
Lic Desarrollo Comunitario, UNADEM
Investigador:
Desarrollo de la espiritualidad, en Misión de Amor.

¿Quieres que hablemos de tus problemas?

  • “Pido oración porque estoy pasando por pruebas muy difíciles, estoy trabajando con mi aceptación y voluntad pero me está costando mucho».

Alma Mía, orar es dialogar para escuchar la expresión del Amor de Dios, orar es ser anfitrión de la verdad, el camino y la vida. Es el paso más importante para entregar tu voluntad a la Voluntad del Amor.

Cuando haces oración confía que Dios siempre está presente, escucha tu petición y conoce tus necesidades. Dios de Amor con nosotros, escucha su voluntad. Y cuando otros piden que intercedamos en oración, tu dialogo con el Señor es para que el Amor haga su voluntad. Que sea el Amor quien sostenga tu voluntad y guíe pensamientos, emociones, cuerpo, imaginación, sueños y la relación con las personas.

Si alguien sabe la respuesta a ¿que es lo que ocurrirá mañana? es el Señor. Entonces porque esmerarse en hacer nuestros planes sin considerar que Dios está presente y el fundamento es «que se haga su voluntad en el cielo como en la tierra». Cuando hagas oración también hazle la pregunta que nuestra madre, la Santísima Virgen, nos enseñó ¿ y como será posible hacer tu voluntad?

Se anfitriona del Amor que viene a tu encuentro.

Permítete ser la anfitriona de Dios, encarna el Amor. ¿Como aceptar el Amor que te anima el alma? cuando tu mente, emociones y el decir de la gente quieren ser los gobernadores de tu vida. Recuerda que le pedimos al Padre Nuestro “Que se haga su voluntad” y su voluntad es expresar su Amor desde nosotros, por eso nos enseña Jesús que: primero Amemos al Padre Nuestro y así, al poner píe firme en su Amor, demos el paso de amar a nuestro prójimo y a ti, alma mía.

Medita

Así pues, para ser anfitriona de Dios: Medita. Detén tus pensamientos e invoca constantemente a Jesús con la jaculatoria: “Jesús, en ti confío”. También detén el gobierno de tus emociones con una respiración sosegada y suave como las olas del mar calmo llegando a la playa.

Alma mía, regresa el gobierno a tu corazón (Recordar significa regresar al corazón). Recuerda al tomar aire: «Jesús» y al soltar el aire «en ti confío» al Inhalar recibe a «Jesús» y al exhalar entrégale tu voluntad, preocupaciones y penas, temores y necesidades: «en ti confío».

Es decir, Medita pausadamente, sin prisa, sin exigir respuesta inmediata, con la confianza de que viene el Amor a tu encuentro. Recuerda que el Amor no es un sentimiento que se amplifica o acaba con nuestra voluntad y desilusión, es el Señor: Dios es Amor.

Descubre el Amor de Dios está presente y te abraza en su creación, con su presencia, te guía con su palabra, te consuela y fortalece con su Espíritu Santo guía. la expresión de su Amor, siempre está presente. El cielo y la tierra se rigen por su Amor. Los océanos y la vida, se ordenan en su Amor. Al escuchar en la oración y meditar en su presencia, nos entrega su Amor para que, al compartirlo, seamos libres expresando la verdad, el camino y la vida del Amor.

Los Milagros son la expresión de su Amor. En todo lo que te rodea está su expresión de Amor como en ti. Con los ojos de tu espíritu verás las expresiones de Amor. Con tu mente, emociones y cuerpo sólo distinguirás limitación y caos, confusión y en tu consciencia el desanimo. Pues el desánimo es el mal contacto con tu ánima, con tu alma, con tu espíritu que reconoce el camino, la verdad y la vida.

Por eso, reconoce al Amor y al orar escucha su expresión, al meditar descubre que Dios está presente.

¿Quieres que hablemos? Dios está presente.

Busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá.

Gracias Señor, tu voluntad es traernos al cielo, guiados por tu Espíritu Santo. Hoy vengo a orar, al dialogar en la oración descubro tu Amor de Padre Nuestro, te escucho en tus palabras de Jesucristo. Al hacer oración con tu evangelio de cada domingo, cultivo en mi semana de vida la enseñanza que nos siembras en nuestro espíritu .

Así pues, Orar también es dialogar para buscar y encontrar el Amor en quien vive o trabaja conmigo. Orar es buscar y encontrar, en mi, el Amor con que me has encarnado en esta tierra Señor. Soy expresión de tu Amor, Soy tu Amor encarnado. Y te he fallado.

Tú has venido a nuestro encuentro para encarnarte en nosotros y seamos tu cirio pascual en la oscuridad y la adversidad, el aliento en la debilidad, la misericordia en el error.

Te pido Señor, que no sea ciego y sordo ni oculte tu presencia.

Por eso Señor, venimos a buscarte y encontrarte . Que escuche en mi corazón la guía de tus palabras, que te acepte para que encarnes tu camino, verdad y vida en mi espíritu, con tu palabra, la Sagrada Comunión. Te lo pido en nombre de Jesucristo tu hijo, Amén.

Palabra de Dios

Un día, Jesús estaba orando en cierto lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: «Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos».

El les dijo entonces: «Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino;
danos cada día nuestro pan cotidiano; perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquellos que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación».

Jesús agregó: «Supongamos que alguno de ustedes tiene un amigo y recurre a él a medianoche, para decirle: ‘Amigo, préstame tres panes, porque uno de mis amigos llegó de viaje y no tengo nada que ofrecerle’, y desde adentro él le responde: ‘No me fastidies; ahora la puerta está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados. No puedo levantarme para dártelos’.

Yo les aseguro que aunque él no se levante para dárselos por ser su amigo, se levantará al menos a causa de su insistencia y le dará todo lo necesario.

También les aseguro:, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá. Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.

¿Hay entre ustedes algún padre que da a su hijo una piedra cuando le pide pan? ¿Y si le pide un pescado, le dará en su lugar una serpiente?

¿Y si le pide un huevo, le dará un escorpión?

Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a aquellos que se lo pidan!».

Evangelio según San Lucas 11,1-13.

Por eso, puedo ser feliz en ti, en este día que comienza el resto vida. Iniciarlo escuchando tu palabra, regresando mi consciencia a tu presencia. Descubrir tu misericordia, tu perdón y contemplarme en ti cuando nos entregas el Padre nuestro. Ayúdame a tener mi alma siempre abierta a tu Espíritu Santo. Sea tu luz y sabiduría mi guía para hacer tu voluntad, Amar con el Amor que nos creas y nos arropas en el camino a tu hogar.

Gracias por cada milagro que nos entregas. Todas tus expresiones de Amor son Máximas y me pesa no reconocerlas. Cada noche muestra el Universo de las estrellas que guía al caminante. Cada día despunta el sol alienta a la naturaleza. Cada persona es tu bendición encarnada en la tierra. Cada rocío y tormenta son tu sabiduría para saciar la sed del mundo.

El Milagro de cada día

  • Hoy comienza el camino y tu eres el camino presente.
  • La vida hoy comienza y tu eres la vida del cielo.
  • La verdad Hoy surge pues tú eres la Verdad.

No permitas Señor que oculte este día con los rencores y resentimientos del pasado. No permitas que el temor se apodere de este día y oculte la fe y la esperanza de mirarnos en tu presencia.

Ese día es el único espacio y tiempo donde puedo encontrarte y recibir tu perdón para perdonar y transformar nuestro pasado en bendición y darle rumbo a mi destino, hacia tu Amor. Me insistes en que te reciba mi Cristo de la tercera forma de comunión: que extienda tu Amor a mi prójimo para permitir que tu luz limpie las tinieblas, maldiciones y adversidades al Amor.

Habita el Cielo

Quiero habitar el Cielo, donde estás, donde estoy, especialmente en este día que tu me regalas de camino, verdad y vida para animar mi espíritu con tu Amor.

Guíame Señor, que cada paso sea tu Espíritu Santo la fortaleza en mi debilidad. Tu Cuerpo y Sangre Sacramentado sea mi alimento de Amor para compartir la plenitud tu presencia. En el universo que creaste, descubra el abrazo que me rodea y sostiene con todos y todo. Así comparta tu presencia de Amor que hoy nos das para llevarla a iluminar la adversidad y oscuridad.
Te lo pedimos al Padre en nombre de Jesucristo Nuestro Señor. Amen

Reflexión dominical

Descarga, imprime y comparte

julio-28-2019

Continúa descubriendo tu Misión de Amor

Detén mente y emociones, te pueden llevar a su antojo.

En la consulta terapéutica es común que nuestros pacientes enfrenten los riesgos de tener la mente y emociones sin el control de su espíritu. Sin la presencia de tu espíritu personal, tanto la mente como las emociones te conmueven y llevan a su antojo envueltos en ideas, juicios o condenas, sin mirar que hay otras oportunidades o camino presente para resolver el momento en que atravesamos.

El presente lo ocultamos con resentimientos y juicios y NO miramos el regalo que el Señor nos presenta en ese instante. Para abrir el presente que nos regala es necesario, detener nuestra mente y emociones y mirar adentro, cuando esto ocurre, nuestro espíritu nos descubre en la consciencia la verdad que está presente. Esto es meditar (enfocar atentamente la consciencia a la consideración de algo. O bien tener conciencia plena).

Sigue leyendo «Detén mente y emociones, te pueden llevar a su antojo.»

Dios es el Amor

  • Empieza con Amor y descansa en el Amor ¡Nadie te lo impide!
  • Contempla a Dios en nuestra vida.
  • Eres hazaña de Dios 
  • ¿Que si te quiere? ¡Siempre! Eres su Amor

Alma mía el Señor está contigo pero has olvidado estar con el Señor. Has buscado respuestas en hombres que miran las estrellas. Has seguido a hombres que, cegados por su soberbia, quieren ser guía del pueblo extraviado. Acaso no te han dicho que: “si lo deseas con fuerza te será concedido”, olvidando anticipar que “primero Dios, lo que deseas te será concedido”.

Has conocido personas que dicen conocer los secretos ocultos para la felicidad, olvidando que el Señor nunca se oculta y el gozo es uno de tantos frutos y regalos de su Espíritu.

Alma mía, somos uno en el Señor y e l Señor está con nosotros, su Espíritu Santo es el Espíritu de nuestro espíritu. El Señor no se abandona a si mismo pues somos su cuerpo místico extendiendo su Misión de Amor, de encarnar su amor en esta tierra. Somos enviados y olvidamos a quien nos encarna, nos sostiene, guía, consuela y nos espera al final de la jornada.

julio-21-2019

Lecturas del Domingo, 21 De Julio

Decimosexto Domingo del Tiempo Ordinario 

El Señor se apareció a Abraham junto al encinar de Mamré, mientras él estaba sentado a la entrada de su carpa, a la hora de más calor.
Alzando los ojos, divisó a tres hombres que estaban parados cerca de él. Apenas los vio, corrió a su encuentro desde la entrada de la carpa y se inclinó hasta el suelo,
diciendo: «Señor mío, si quieres hacerme un favor, te ruego que no pases de largo delante de tu servidor.
Yo haré que les traigan un poco de agua. Lávense los pies y descansen a la sombra del árbol.
Mientras tanto, iré a buscar un trozo de pan, para que ustedes reparen sus fuerzas antes de seguir adelante. ¡Por algo han pasado junto a su servidor!». Ellos respondieron: «Está bien. Puedes hacer lo que dijiste».
Abraham fue rápidamente a la carpa donde estaba Sara y le dijo: «¡Pronto! Toma tres medidas de la mejor harina, amásalas y prepara unas tortas».
Después fue corriendo hasta el corral, eligió un ternero tierno y bien cebado, y lo entregó a su sirviente, que de inmediato se puso a prepararlo.
Luego tomó cuajada, leche y el ternero ya preparado, y se los sirvió. Mientras comían, él se quedó de pie al lado de ellos, debajo del árbol.
Ellos le preguntaron: «¿Dónde está Sara, tu mujer?». «Ahí en la carpa», les respondió.
Entonces uno de ellos le dijo: «Volveré a verte sin falta en el año entrante, y para ese entonces Sara habrá tenido un hijo». Mientras tanto, Sara había estado escuchando a la entrada de la carpa, que estaba justo detrás de él.

Libro de Génesis 18,1-10a.

El que procede rectamente
y practica la justicia;
el que dice la verdad de corazón

el que no estima a quien Dios reprueba
y honra a los que temen al Señor.
El que no se retracta de lo que juró,

aunque salga perjudicado;
el que no presta su dinero a usura
ni acepta soborno contra el inocente.
El que procede así, nunca vacilará.

Salmo 15(14),2-3.3-4.5.

Ahora me alegro de poder sufrir por ustedes, y completo en mi carne lo que falta a los padecimientos de Cristo, para bien de su Cuerpo, que es la Iglesia.
En efecto, yo fui constituido ministro de la Iglesia, porque de acuerdo con el plan divino, he sido encargado de llevar a su plenitud entre ustedes la Palabra de Dios,
el misterio que estuvo oculto desde toda la eternidad y que ahora Dios quiso manifestar a sus santos.
A ellos les ha revelado cuánta riqueza y gloria contiene para los paganos este misterio, que es Cristo entre ustedes, la esperanza de la gloria.
Nosotros anunciamos a Cristo, exhortando a todos los hombres e instruyéndolos en la verdadera sabiduría, a fin de que todos alcancen su madurez en Cristo.

Carta de San Pablo a los Colosenses 1,24-28.

Jesús entró en un pueblo, y una mujer que se llamaba Marta lo recibió en su casa.
Tenía una hermana llamada María, que sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra.
Marta, que estaba muy ocupada con los quehaceres de la casa, dijo a Jesús: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude».
Pero el Señor le respondió: «Marta, Marta, te inquietas y te agitas por muchas cosas,
y sin embargo, pocas cosas, o más bien, una sola es necesaria. María eligió la mejor parte, que no le será quitada».

Evangelio según San Lucas 10,38-42.