Gran Fiesta

Reflexión Cuaresmal

Hay una gran fiesta, todos han sido invitados,  todos vinieron, fue un miércoles, una gran multitud aceptó la invitación “una contraseña se dio para ingresar” la contraseña fue “arrepientete y cree en el Evangelio” y todos la aceptaron. Cuarenta días antes de la Gran Fiesta.

Todos marcharon a sus casas de nuevo a prepararse para el banquete pascual. Por otro lado el Anfitrión prepara la recepción de todos sus invitados ha mandado matar el becerro gordo. Lo que no sabe es que muchos la gran mayorí­a no asistirán… no estarán en la gran Fiesta… mucha comida se desperdiciará… muchas mesas estarán vacías durante toda la Gran Fiesta… de todos los que asistieron el miércoles de ceniza solo uno de cada cien llegará. Pero el Anfitrión no pierde la esperanza…”El próximo año vendrán”  ya lo verán….

Deja un comentario