Reporte 2010: el primer paso

Juan Manuel y Padre Juan Marcos

Platicando con nuestro capellán y director espiritual, el padre Juan Marcos Cadena, analizábamos los efectos del “taller del perdón”, la “terapia del perdón” y los “retiros espirituales” con “meditación” vivencial y descubríamos maravilloso es ver que las personas insertan a Dios en su vida y su vida vuelve a tomar todo el sentido que el amor pueda dar.

Sólo Dios tiene la sanación, la paz, el perdón, la libertad, la creación y el amor y lo encontramos en: Oración, meditación y contemplación. La oración como un diálogo de padre a hijo, la meditación para detener la mente y las emociones y retomar el presente y la contemplación como el descubrimiento de la presencia, presente, de Dios dialogando y de nosotros dialogando en el amor que es el camino, la verdad y la vida.

La actitud de buscar reconciliarse con Dios, en el sacramento de la confesión, es la piedra angular para transformar la vida en vida que viene del amor.

El reconocer Dios siempre está con nosotros, que nunca hemos estado solos, ni en las buenas, ni en las malas, ni en las perversas, ni en los momentos donde cometemos nuestros errores, nuestros pecados. Dios siempre está presente y conoce hasta el último rincón de nuestra mente, de ahí que nos pueda ayudar a descubrir el camino para recuperarnos Él a nosotros, nosotros a nosotros mismos y nosotros a Él.

También descubrimos que hay personas que se abandonan luego que han errado y piensan que el Pecado es una razón para condenarse y que da lo mismo uno mas o uno menos y comienzan una vida sin sentido, mirándose lejos de Dios, quien siempre está a su lado y tocando la puerta para salvarlos. Pero cuando deciden abrirle la puerta, Dios mismo va descubriéndonos las oportunidades del amor en verdad, de la paz en su corazón y de la libertad de la esclavitud que nos hemos impuesto. Para eso se encarno de María la Virgen y se hizo hombre, por ti pago precio e sangre para salvarte de la condena que nosotros nos hemos impuesto. Nos conoce y sabe que somos débiles y llevados por la mala, pero sabe también que somos su amor y no nos va a abandonar aunque le demos la espalda.

De pronto todo parecería felicidad de este caminar en Misión de Amor, pero también está el mal y el maligno que insiste en desviarnos y desanimarnos. Sólo la oración, la lectura de la biblia, especialmente la de las cartas de los apóstoles, o la vida de los santos, aún en video, y la visita al Santísimo Sacramento o la meditación del día, nos pone nuevamente en ruta. De pronto la sensación es como si camináramos en despeñaderos, y miráramos hacia abajo, por eso no hay nada más reconfortante que voltear la vista al Pastor que nos guía. Hay momentos en que sentimos desfallecer y al volver la vista a Dios recuperamos fuerzas aún en la adversidad.

Los recursos no alcanzan, necesitamos benefactores, tuvimos que cerrar temporralmente la estacion de radio, parece que esto de buscar y anunciar a Dios en la espiritualidad, en estos días es una locura. Y más llevar la palabra de Dios a otras familias, comunidades o personas, sobre todo a quienes en la misma iglesia se miran distantes y separados. Pero reabriremos la estación y un periodico llamado “El Paraiso”, se tiene que enterar de la buena noticia: “Dios está con Nosotros”.

Ahora entiendo porque las monjitas hacen galletitas y rompope. Nosotros hacemos CD-s, licor-ponche y mermelada. Dios quiera encontráramos benefactores y más donativos, pues este año queremos bien instalado el hospedaje para retiros, pues aunque tenemos algunos lugares previstos para eso, nos exigen una cantidad de personas para darnos precios preferenciales. El Señor nunca nos abandona, ojalá toque tu corazón para ayudarnos a extender la Misión de Amor.

Algunos me han preguntado si somos católicos, pues los católicos no salen de misión, siempre les contesto que sí, que los católicos tenemos mucho que darle al mundo, nuevamente iniciamos gratuitamente el curso de “Perdón, Manantial de Bendiciones” y lanzamos “50 flores de amor para el altar de los novios“.

Juan Manuel D’Acosta López
Coordinador Misión de Amor

Gracias:

Dios padre, hijo y espiritu Santo.

María Santísima, San Miguel Arcángel y a los ángeles y Santos: San Pedro, San Pablo,  San Francisco de asis, Santa Clara, San Agustín, San Vicente de Paul, Santa Teresa de ávila, San António, Santa Teresita, Santa Margarita y todos aquellos que interceden por nosotros.

Sr. Obispo Carlos Briseño de la II Vicaría

Mons. Cngo Luis Felipe García de la Basilica de Guadalupe

Padre Juan Marcos Cadena

Padre Fabio Daniel y Diacono Hugo de la Parroquia de la Epifanía del Señor de Coatlán del Río, Morelos.

Padre Eugenio García Siller

A la comunidad de Tlaxpana, Puebla,  Xochimilco,  Coatlán del Río,  Cocoyotla,  San Andrés, a todos nuestros lectores, hermanos, peregrinos, benefactores, amigos y enemigos de Misión de Amor.

Dios los bendice, están en nuestras oraciones y gratitud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.