ESCUCHARTE DOS VECES

Cristo en la parroquia de san antonio 21 marzo 2009

¿Cómo escucharte MI MAESTRO Jesús? En estos tiempos donde recibo tanto bombardeo: Prisas, Apuros, quejas, y de más insatisfacciones por no poder «tener» y «desear» la comodidades que ofrecen y anuncian los comerciales publicitarios.

Voy en el metro y veo caras de tristeza, de aparente calma. Alguno que otro joven jugueteando, riéndose. Cuánto ruido y nadie escucha y todavía, algunos se aíslan aun más al conectarse a sus oídos esos audífonos de teléfonos y aparatos musicales digitales. ¿Cómo escucharte? y me parece oírte: regálales una sonrisa. Si puedes cede tu asiento a quien lo requiere. Es mi manera de practicar una pequeñísima caridad. Yo lo hago y lo disfruto.

¿Cómo escucharte MI MAESTRO Jesús? cuando yo no me busco el espacio y el tiempo. ¿Dónde? Me falta darte tu lugar, esforzarme y disciplinarme, para meditar, para platicarte lo que no pude entender del día que se me concedió vivir. Decirte aquello que me turbó, que me hizo perder mi tranquilidad, que me frustré por no haberlo alcanzado. Para callarme y escucharte

Qué maravilloso talento es el de saber escuchar, pues como dicen: «escuchar el doble como las orejas y hablar UNA VEZ como lo boca.» Es más congruente con la naturaleza humana.

Jesús, tú me escuchas siempre, te suplico me enseñes a escucharte. Mis oídos aún son duros y cerrados, pero tú los puedes abrir. En ti, yo confío.

Guillermo Carvajal V.

Deja un comentario