Cuida tus palabras

Objetivo del curso en tu hogar “crea en el amor” día 5

Que una de las personas de la pareja acepte el reto de descubrir el milagro de la acción del Amor en su pareja, observando con cuidado tus palabras y tus obras

Haz de tu vida un viaje espiritual. Acuna tu espíritu en el Espíritu de Dios-

Son tus palabras

Reflexión del día:

Tus palabras son muy importantes. La palabra es el instrumento que nos define como humanidad, como comunidad y como pareja. La palabra es encarnación del espíritu y las obras el testimonio de la palabra.

Frase a meditar: Mc 8, 34-9, 1. El que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará.

Flor de amor: Durante este día observa con cuidado tus palabras y tus obras. Medita, compartiendo con Dios, las expresiones que usas, separando aquellas que son de amor de niño, de joven y de “amor maduro”. Pon mucha atención y no uses las palabras, gestos, ademanes o acciones para juzgar o descalificar, su persona o sus actos. Tampoco uses aquellas que tú pareja considera ofensivas o aquellas que hablan de forma negativa de tu pareja

Medita las lecturas del día

Saborea despacio, en el eco del silencio, este dialogo con el Señor. En la lectura de cada día tienes una propuesta del Señor para bendecir el camino, descubrir la verdad y darle rumbo a la vida.

  • Salmo responsorial: Salmo 51:12-15, 18-19
    el día 18 agosto, 2018 a las 5:00 am

    12 Crea en mí, oh Dios, un puro corazón, un espíritu firme dentro de mí renueva;13 no me rechaces lejos de tu rostro, no retires de mí tu santo espíritu.14 Vuélveme la alegría de tu salvación, y en espíritu generoso afiánzame;15 enseñaré a los rebeldes tus caminos, y los pecadores volverán a ti.18 Pues no te agrada el sacrificio, si ofrezco un holocausto no lo aceptas.19 El sacrificio a Dios es un espíritu contrito; un corazón contrito y humillado, oh Dios, no lo desprecias. […]

  • Evangelio: Mateo 19:13-15
    el día 18 agosto, 2018 a las 5:00 am

    13 Entonces le fueron presentados unos niños para que les impusiera las manos y orase; pero los discípulos les reñían.14 Mas Jesús les dijo: «Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis porque de los que son como éstos es el Reino de los Cielos.»15 Y, después de imponerles las manos, se fue de allí. […]

  • Primera lectura: Ezequiel 18:1-10, 13, 30-32
    el día 18 agosto, 2018 a las 5:00 am

    1 La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:2 ¿Por qué andáis repitiendo este proverbio en la tierra de Israel: Los padres comieron el agraz, y los dientes de los hijos sufren la dentera?3 Por mi vida, oráculo del Señor Yahveh, que no repetiréis más este proverbio en Israel.4 Mirad: todas las vidas son mías, la vida del padre lo mismo que la del hijo, mías son. El que peque es quien morirá.5 El que es justo y practica el derecho y la justicia,6 no come en los montes ni alza sus ojos a las basuras de la casa de Israel, no contamina a la mujer de su prójimo, ni se acerca a una mujer durante su impureza,7 no oprime a nadie, devuelve la prenda de una deuda, no comete rapiñas, da su pan al hambriento y viste al desnudo,8 no presta con usura ni cobra intereses, aparta su mano de la injusticia, dicta un juicio honrado entre hombre y hombre,9 se conduce según mis preceptos y observa mis normas, obrando conforme a la verdad, un hombre así es justo: vivirá sin duda, oráculo del Señor Yahveh.10 Si éste engendra un hijo violento y sanguinario, que hace alguna de estas cosas13 presta con usura y cobra intereses, éste no vivirá en modo alguno después de haber cometido todas estas abominaciones; morirá sin remedio, y su sangre recaerá sobre él.30 Yo os juzgaré, pues, a cada uno según su proceder, casa de Israel, oráculo del Señor Yahveh. Convertíos y apartaos de todos vuestros crímenes; no haya para vosotros más ocasión de culpa.31 Descargaos de todos los crímenes que habéis cometido contra mí, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué habéis de morir, casa de Israel?32 Yo no me complazco en la muerte de nadie, sea quien fuere, oráculo del Señor Yahveh. Convertíos y vivid. […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.