Sé amable

Haz de tu vida un viaje espiritual. Acuna tu espíritu en el Espíritu de Dios-

Objetivo del curso en tu hogar “crea en el amor” día 6

Cree en el amor de Dios y deja que su milagro se exprese en tu vida. Permítele a Dios ser Dios, especialmente en los momentos en las caídas, la obscuridad del dolor y el rencor, la debilidad y la falta de voluntad. 

Reflexión del día:

La amabilidad es la actitud digna del amor. Las palabras del amor, saben a gloria, a verdad, a comprensión, a caridad, a confianza, a ternura, a perdón. Toda palabra que no está sostenida con hechos pierde significado. Reflexiona sobre cómo se hace una oración para pedir la intercesión de Dios, de la Santísima Virgen, de los ángeles o los santos. Iniciamos la oración reconociendo con quién estamos hablando. Luego le pedimos el favor o la intercesión o el favor que necesitamos. Por último, AMEN, confirmamos con gratitud, fe y esperanza, la atención que hemos recibido al ser escuchados.

Frase a Meditar: Sal 144. Bendeciré tu nombre; Señor, por siempre.

Flor de amor: Hoy descubre el amor de Dios, su paz y su perdón, en tus palabras y tus acciones, en tu dulzura y disposición de ayudar. - Al pedirle a tu pareja algo, se amable, no expreses ofensas o juicios negativos y de descalificación sobre su persona o sus actos, hazlo mirando su espíritu, mirando a la persona a quien Dios Ama, a quien Dios escucha. Tres llaves abren el cielo: “Por favor y Gracias”: Háblale reconociendo quien es, pídele el favor y por último, confirmamos con gratitud, fe y esperanza, la atención que recibiste al ser escuchados, Concéntrate en lo que das, es ahí donde descubres el amor que hay en ti.

Medita las lecturas del día

Saborea despacio, en el eco del silencio, este dialogo con el Señor. En la lectura de cada día tienes una propuesta del Señor para bendecir el camino, descubrir la verdad y darle rumbo a la vida.

  • Segunda opción - Evangelio: Lucas 3:15-16, 21-22
    el día 13 enero, 2019 a las 5:00 am

    15 Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo;16 respondió Juan a todos, diciendo: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. El os bautizará en Espíritu Santo y fuego.21 Sucedió que cuando todo el pueblo estaba bautizándose, bautizado también Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo,22 y bajó sobre él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: «Tú eres mi hijo; yo hoy te he engendrado.» […]

  • Segunda opción - Salmo responsorial: Salmo 104:1-4, 24-25, 27-30
    el día 13 enero, 2019 a las 5:00 am

    1 ¡Alma mía, bendice a Yahveh! ¡Yahveh, Dios mío, qué grande eres! Vestido de esplendor y majestad,2 arropado de luz como de un manto, tú despliegas los cielos lo mismo que una tienda,3 levantas sobre las aguas tus altas moradas; haciendo de las nubes carro tuyo, sobre las alas del viento te deslizas;4 tomas por mensajeros a los vientos, a las llamas del fuego por ministros.24 ¡Cuán numerosas tus obras, Yahveh! Todas las has hecho con sabiduría, de tus criaturas está llena la tierra.25 Ahí está el mar, grande y de amplios brazos, y en él el hervidero innumerable de animales, grandes y pequeños;27 Todos ellos de ti están esperando que les des a su tiempo su alimento;28 tú se lo das y ellos lo toman, abres tu mano y se sacian de bienes.29 Escondes tu rostro y se anonadan, les retiras su soplo, y expiran y a su polvo retornan.30 Envías tu soplo y son creados, y renuevas la faz de la tierra. […]

  • Segunda opción - Segunda lectura: Tito 2:11-14; 3:4-7
    el día 13 enero, 2019 a las 5:00 am

    11 Porque se ha manifestado la gracia salvadora de Dios a todos los hombres,12 que nos enseña a que, renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas, vivamos con sensatez, justicia y piedad en el siglo presente,13 aguardando la feliz esperanza y la Manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo;14 el cual se entregó por nosotros a fin de rescatarnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo que fuese suyo, fervoroso en buenas obras.4 Mas cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor a los hombres,5 él nos salvó, no por obras de justicia que hubiésemos hecho nosotros, sino según su misericordia, por medio del baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo,6 que derramó sobre nosotros con largueza por medio de Jesucristo nuestro Salvador,7 para que, justificados por su gracia, fuésemos constituidos herederos, en esperanza, de vida eterna. […]

  • Segunda opción - Primera lectura: Isaías 40:1-5, 9-11
    el día 13 enero, 2019 a las 5:00 am

    1 Consolad, consolad a mi pueblo - dice vuestro Dios.2 Hablad al corazón de Jerusalén y decidle bien alto que ya ha cumplido su milicia, ya ha satisfecho por su culpa, pues ha recibido de mano de Yahveh castigo doble por todos sus pecados.3 Una voz clama: «En el desierto abrid camino a Yahveh, trazad en la estepa una calzada recta a nuestro Dios.4 Que todo valle sea elevado, y todo monte y cerro rebajado; vuélvase lo escabroso llano, y las breñas planicie.5 Se revelará la gloria de Yahveh, y toda criatura a una la verá. Pues la boca de Yahveh ha hablado.»9 Súbete a un alto monte, alegre mensajero para Sión; clama con voz poderosa, alegre mensajero para Jerusalén, clama sin miedo. Di a las ciudades de Judá: «Ahí está vuestro Dios.»10 Ahí viene el Señor Yahveh con poder, y su brazo lo sojuzga todo. Ved que su salario le acompaña, y su paga le precede.11 Como pastor pastorea su rebaño: recoge en brazos los corderitos, en el seno los lleva, y trata con cuidado a las paridas. […]

  • Primera opción - Evangelio: Lucas 3:15-16, 21-22
    el día 13 enero, 2019 a las 5:00 am

    15 Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo;16 respondió Juan a todos, diciendo: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. El os bautizará en Espíritu Santo y fuego.21 Sucedió que cuando todo el pueblo estaba bautizándose, bautizado también Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo,22 y bajó sobre él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: «Tú eres mi hijo; yo hoy te he engendrado.» […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.