El cielo aparece en tu mundo cuando das

El Cielo de San Antonio
El Cielo de San Antonio

Cuando la pobreza y la enfermedad aparecen: “ciencia, paciencia y amor se unen en vida”.

Los milagros son la expresión del amor de Dios y hay miles de peregrinos buscando el amor que Dios te ha dado en tu humanidad. Peregrinos pidiendo posada, lugar de alivio, bendición de amor. Sopa con ternura, guisado con cariño, un vaso con agua y bienestar. Caridad para su pobreza Y ciencia para su curación

Cada instante, de día o de noche, la pobreza y la enfermedad muestran rostros, escenas, lamentos,  apoyo… amor de seres humanos y familiares. Tus calles descubren vida, enfermedad enfrentando a la muerte.

En cada instante, se mira la esperanza. La humanidad es parte de las calles. Las personas, el dolor y la vida, te invitan a actuar cuando te asomas al zaguán, la ventana o transitas por las calles.

Cuanta necesidad mientras la ciencia trabaja… Necesidad que algunos de los vecinos y sus amigos  se han resuelto atender y amparar.

Un poco de buena voluntad  y al fin tu mundo cambia frente a tus ojos. El lujo es el amor. Pero es necesario remodelar y construir tu mundo de tal forma que te sientas orgulloso. Tu mundo que se alimenta con recursos para preparar comida, para ofrecer el cariño en un plato de sopa, para abrazar con hospedaje limpio y digno.

Dale a tu mundo un lugar para descansar en esta lucha por la vida, para fortalecer, para vivir el lujo del cielo.

Cuando la pobreza y la enfermedad aparecen  y enfrentan a la muerte.  Queremos sentirnos amparados…  Sentir la expresión del amor de Dios… “El Milagro”. Escuchar el cielo.  Pero el cielo sólo aparece cuando das, apoyas y entregas tu humanidad. Después de todo:” Humanidad es lo que eres”.

Esta una invitación para regalarle a tu mundo tu humanidad: en dinero, especie, en unas horas,  en un poco de vida, en vida  hermano.

Deja un comentario