Medita: Mírarte lleno de temor o de amor

10 meditaciones del viaje espiritual 3/10

La tercera decisión a meditar es mirarse lleno de temor o de amor.

El amor es el origen, camino y destino del hombre. Somos una semilla de amor encarnada en esta tierra para dar frutos y transformarla con semillas de amor. El temor, en cualquiera de sus formas, es la negación del amor. Es una percepción de la conciencia aprendida y justificada por la mente, las emociones y aún el dolor físico en las experiencias, que alimentamos constantemente con los juicios y las condenas. Pero en realidad el Amor anima la vida y el temor termina por aniquilarla en nuestra conciencia. El temor que aprendimos por experiencia podemos transformarla con la mirada del amor, dejando de juzgar y condenar.

El perdón y la compasión son las expresiones del amor que transforman el temor. Además el temor es pasajero, a diferencia del amor que es permanente. Siempre tenemos la oportunidad de mirarnos en el amor, principalmente en el amor de Dios que está sobre todas las cosas, incluso el temor. Siempre tendremos la oportunidad de mirar el amor que nos entrega Dios a todos nuestros prójimos y a nosotros mismos. … (Juan 17, 25:26) “Oh Padre justo, aunque el mundo no te ha conocido, yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. Yo les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer, para que el amor con que me amaste esté en ellos y yo en ellos.”

El pasajero temor podemos bajarlo de nuestras vidas con el amor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.