Entrega flores de amor

Este es un curso  de siete días para creer,  crear y descubrir la sanación en el conflicto, en el Amor de tu noviazgo, de tu matrimonio, de tu familia.

Objetivo del curso en tu hogar “crea en el amor” día 4

Reflexión:

Transforma el mundo cubriéndolo de flores amor. Siembra y cultiva una o varias flores de amor al día. Cada día lleva flores de amor al altar. Flores espirituales que confirman la bendición y que te permitirán crear en el amor.

SEÑOR, haz volver, a nuestros cautivos, haz ver a los ciegos, caminar a los paralíticos, limpiar a los paralíticos, hablara a los mudos. Te ofresco estas flores de Amor que  siembro con lágrimas, pero por tu misericordia cosecharé con gritos de júbilo. Soy quien anda con lágrimas, llevando la semilla de la siembra, en verdad, en tu amor volveré.

 

Al árbol de mandarinas sólo se le puede pedir que entregue mandarinas. De la misma forma, tú, hijo del amor de Dios y sembrado como humanidad en la tierra, sólo puedes entregar en verdad amor.

Cuando eras niño dabas el amor de niño, un amor que pide su comida, su espacio para dormir… todo cuanto necesita y al satisfacerse siente ama desde su ego, hacia si mismo.

Cuando joven dabas el amor de joven, un amor que compartía, las hazañas y las alegrías, las cosas y las confidencias… todo aquello que estaba en ti era del otro como de ti mismo, Amabas a tu prójimo y a ti mismo.

Al madurar el amor sembrado, sólo puede dar frutos maduros, Te regocijas al dar, pues entregas las bendiciones que has recibido.

Te anima ver y apoyar la realización de cualquier persona, y luchas porque así sea, pues te miras rodeada del amor creador dando frutos.

Sientes el amor en la naturaleza y te procuras respetarla y enriquecerla con tus talentos, sientes el gozo de crear en el Amor. Das y en esa acción recibes, pues extiendes tu amor y en ello esta el ágape, el descubrir el amor.

 

Frase a meditar: Sal 101. R. El Señor desde el cielo se ha fijado en la tierra.

Flor de amor: Escribe las acciones y palabras que esperas que el otro realice, y encabézalas con el título de: “amor de niño”.

En una siguiente sección, escribe las acciones y las palabras que compartes con otras personas, encabézalas con el título de “amor joven”.

Por último escribe, en otro apartado, las acciones y palabras que entregas para que las apoyar la realización de otras personas y del medio que te rodea, por el simple hecho de que disfrutas entregando los talentos que Dios te ha dado. Esa columna encabézala con el título de “amor maduro”.

En una cuarta sección, escribe las acciones y palabras que Dios siembra "creando en el amor".

Siembra estás flores
Hoy compartiré mis ganancias del día
Hoy tiraré las palabras que me ofenden.
Hoy separaré una parte de mi despensa para compartirla con quien no tiene trabajo para sostenerse.
Hoy leeré buscando la palabra de Dios.

Medita las lecturas del día

Saborea despacio, en el eco del silencio, este dialogo con el Señor. En la lectura de cada día tienes una propuesta del Señor para bendecir el camino, descubrir la verdad y darle rumbo a la vida.

  • Salmo responsorial: Salmo 25:1-5, 8-10
    el día 18 septiembre, 2018 a las 5:00 am

    1 De David A ti, Yahveh, levanto mi alma,2 oh Dios mío. En ti confío, ¡no sea confundido, no triunfen de mí mis enemigos!3 No hay confusión para el que espera en ti, confusión sólo para el que traiciona sin motivo.4 Muéstrame tus caminos, Yahveh, enséñame tus sendas.5 Guíame en tu verdad, enséñame, que tú eres el Dios de mi salvación. En ti estoy esperando todo el día,8 Bueno y recto es Yahveh; por eso muestra a los pecadores el camino;9 conduce en la justicia a los humildes, y a los pobres enseña su sendero.10 Todas las sendas de Yahveh son amor y verdad para quien guarda su alianza y sus dictámenes. […]

  • Evangelio: Mateo 11:25-30
    el día 18 septiembre, 2018 a las 5:00 am

    25 En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños.26 Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito.27 Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.28 «Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso.29 Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.30 Porque mi yugo es suave y mi carga ligera.» […]

  • Primera lectura: I Corintios 12:31; 13:1-10, 13
    el día 18 septiembre, 2018 a las 5:00 am

    31 ¡Aspirad a los carismas superiores! Y aun os voy a mostrar un camino más excelente.1 Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo caridad, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe.2 Aunque tuviera el don de profecía, y conociera todos los misterios y toda la ciencia; aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo caridad, nada soy.3 Aunque repartiera todos mis bienes, y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo caridad, nada me aprovecha.4 La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe;5 es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal;6 no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad.7 Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta.8 La caridad no acaba nunca. Desaparecerán las profecías. Cesarán las lenguas. Desaparecerá la ciencia.9 Porque parcial es nuestra ciencia y parcial nuestra profecía.10 Cuando vendrá lo perfecto, desaparecerá lo parcial.13 Ahora subsisten la fe, la esperanza y la caridad, estas tres. Pero la mayor de todas ellas es la caridad. […]

2 comentarios de “Entrega flores de amor”

  1. Mi nieto no está bautizado porque su mamá es cristiana y no quiere bautizar en la fe catolica yo podria decirle alguna bendicion

    1. María
      Al ser bautizada, eres reina, profeta y sacerdote bautismal. Por el agua de tu bautizo puedes transformar el agua en agua bendita; bendecir: Los alimentos, el lugar donde habitamos y bendecir a nuestra familia, nuestros amigos y nuestros enemigos.
      Bendecir es una oración, el mejor regalo que le podemos dar a nuestros hijos, es la herencia de Amor del Padre Nuestro, aceptando su Espíritu Santo en la unión con Cristo.
      En resumen:
      Extiende el Amor que Cristo te confía, anuncia con tu presencia que el Amor es el origen, el camino y el rumbo de nuestra encarnación. Encuentra a Cristo en los Sacramentos y que tu oración sea un dialogo de todo, platícale de cualquier cosa al Señor, pero sobre todo, al orar, escucha la respuesta de su Espíritu Santo. Que tu fuego sea de Amor que ilumine, no luz que condene. No niegues al Señor, ten fe y esperanza en que su Amor está presente y Recibe con gozo su Espíritu Santo, te guiará y fortalecerá en la adversidad y el conflicto. Eres maestra del Amor de Dios, pero solo el alumno aprende, enseña a aprender a descubrir el Amor que el Espíritu Santo guiará a los alumnos que te rodean, sin importar creencia o si es amigo o enemigo. Conocido, rico o con carencias y doliente. Que el fuego del Espíritu Santo se extienda desde ti, negándote a ti, aceptando la cruz que es yugo suave y su carga ligera. No hay mejor forma de evangelizar que coincidir en el Amor. La buena noticia es que eres y son un Amor. Que tu Amor sea quien se exprese para que descubras el milagro que estás pidiendo y que el Señor ya te concedió.
      Dios te bendice.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.