Cumple

Señor, hasta cuando debo esperar que se cumpla tus palabras. Cuanta esperanza está escrita y que grande es mi desesperación porque te apiades de mi debilidad y me hagas el milagro que me devuelva la paz. Te pregunto y no se si me escuches, si mi torpe vida haya roto mi relación contigo. Quiero pensar que no ocultas tus oídos a mi suplica y tu corazón lleno de misericordia me considera digno de tus favores.

Cumples tus promesas escritas en la biblia y reconozco que eres la expresión viva de Dios. Cumple en mí, me miro como un pecador errante que no descubre la paz en tu regazo, en tu paso, en tu presencia. Cada día tengo el Jesús en la boca y dirijo mi oración hacia ti. Te alabo, te bendigo, te pido perdón y por el duelo que tengo. Te imploro por los que quiero y por quienes me desprecian. Espero todo en ti y sólo encuentro la paz de tu presencia.

Cumple tu voluntad. Sé que soy una miserable partícula de vida en tu universo en el polvo de la tierra, en el instante de la existencia. ¿Acaso ser pequeño es razón para callar el dolor de mi existencia? Se que eres mayor que el tamaño infinito del universo y te encarnaste para llevarnos a tu presencia. Pero esta existencia, que tu has experimentado, parece que rebasa mis fuerzas y mis pecados me alejan de tus favores. Eres el amor y descubro el temor. Eres la paz y vivo intranquilo. Eres el gozo y estoy triste. Eres la paciencia y estoy desesperado. Eres el dominio y estoy crispado en violencia. Eres la amabilidad y me expreso con desprecio. Eres todo y camino hacia nada.

Cumple Señor tu palabra: la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, da la libertad a los oprimidos, soy cautivo de mi propia condena y ciego a tu presencia. Soy esclavo de la opresión de mis rencores, resentimientos y temores. Te lo pido en nombre de Jesucristo, que en unidad con el Espíritu Santo son un sólo Dios misericordioso por los siglos de los siglos Amén.

Esta semana me propongo acercarme a ti, con flores de misericordia, invocando tu presencia. Toma esta ofrenda para bendecir tu nombre, alabar tu presencia, pedirte perdón por mis errores y fortaleza en mis debilidades. Amén

Leo el evangelio según San Lucas 1,1-4.4,14-21.

Muchos han tratado de relatar ordenadamente los acontecimientos que se cumplieron entre nosotros,

tal como nos fueron transmitidos por aquellos que han sido desde el comienzo testigos oculares y servidores de la Palabra.

Por eso, después de informarme cuidadosamente de todo desde los orígenes, yo también he decidido escribir para ti, excelentísimo Teófilo, un relato ordenado,

a fin de que conozcas bien la solidez de las enseñanzas que has recibido.

Jesús volvió a Galilea con el poder el Espíritu y su fama se extendió en toda la región.

Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.

Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura.

Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos

y proclamar un año de gracia del Señor.

Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él.

Entonces comenzó a decirles: “Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír”.

Agenda de la Semana del año de la Misericordia:

ACTIVIDAD

EVENTO FLOR DE MISERICORDIA ESPIRITUALIDAD

dom 24

Sagrada Eucaristía

Hoy agradeceré a Dios sonriendo a 20 personas. Meditando que por su gracia puedo sonreír.

Durante el día invoca:
El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí.
(Isaías 61:1)

lun 25

Hoy rezaré el rosario por quienes mueren desolados.

Durante el día invoca: Jesús, manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al Tuyo.

mié 27

Hoy abriré los brazos al cielo para recibir el amor de mi Papá Dios.

Durante el día invoca: Enséñame, Señor, a cumplir tu voluntad, porque tu eres mi Dios. (Salmos 143:10)

jue 28

Jueves de Adoración

Hoy Lavaré los platos meditando en mis resentimientos y les pondré el jabón de la oración para limpiarlos.

Durante el día invoca: Corazón de Jesús, convierte a los pobres blasfemos.

vie 29

Hoy cerraré mis ojos pensando en Dios.

Durante el día invoca: En nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

sáb 30

Me ocuparé de que el sacerdote o algún prójimo consagrado se sienta estimado de verdad.

Durante el día invoca: Para Dios toda la gloria. (Romanos 11:36)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.