El Amor te llama ¿Le abrirás?

  • ¿Qué busca el Amor en ti? ¿qué encuentra?
  • ¿Que te pide el Amor? ¿Qué le das?
  • El Señor te llama ¿Le abrirás?

Pide y se te dará; busca y encontrarás; llama y se te abrirá.

Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará cosas buenas a aquellos que se las pidan! 

Todo lo que deseen que los demás hagan por ti, hazlo por ellos

Si necesitas que te escuchen, llama y se te abrirá la escucha.

Si el temor oscurece el día, llama y se te abrirá la luz del Amor de Dios.

Si tu pareja no encuentra la paz y el amor, busca y encontrarás su Amor.

Si vas a presentar un proyecto que te mueve el corazón, llama y se abrirá el camino.

Si el arroz siempre se bate, busca y encontrarás la forma de hacerlo.

Si te cuesta un trabajo dejar la ofensa y perdonar, llama al Señor para entregarle la ofensa al Señor y el abrirá tu corazón a la paz.

Si encuentras al adversario y te sientes débil, busca y encontrarás al Señor que es tu fortaleza.

Si tu vida parece perder el rumbo, busca y encontrarás la luz del Señor guiándote

Si tu familia te está juzgando o lastimando, busca y encontrarás al Señor y descubrirás la presencia de nuestro Padre Amoroso.

Si dudas, Pide en tu corazón y y se te dará el camino y la fuerza del Amor en tu espíritu.

Si la enfermedad, el vicio o las dependencias detiene tu bienestar, busca y encontrarás el milagro.

Si te excediste y parece que perdiste todo, llama y se te abrirá tu espíritu para levantarte, el Señor es tu fortaleza.

Si la depresión impide tu plenitud, llama y se te abrirá el cielo.

Si tu enojo burbujea en ira y violencia, busca y encontrarás la frescura del Amor.

¿Qué busca el Amor en ti? ¿Qué encuentra?

Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará cosas buenas a aquellos que se las pidan!”

HAZ ORACIÓN. Dialoga con el Señor poniendo tu conciencia en su Espíritu Santo que te da vida, verdad y camino

TAMBIÉN has oración, dialoga CON TU PRÓJIMO Y CONTIGO, con el Amor con que te diriges al Señor. Porque el Señor es el Amor, insiste en descubrir el espíritu del Amor en tu prójimo y en tí.

Todo lo que deseen que los demás hagan por ti, hazlo por ellos”

El Amor te llama ¿Le abrirás?

¿Que te pide el Amor? ¿Qué le das?

Siente la presencia de Cristo en el testimonio del Evangelio según San Mateo 7,7-12.

Jesús dijo a sus discípulos: 
Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá. 
Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá. 
¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra? 
¿O si le pide un pez, le da una serpiente? 
Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará cosas buenas a aquellos que se las pidan! 
Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas. 

Esta es palabra de Dios (y el Señor cumple sus promesas)

El Amor te llama ¿Le abrirás?

Mira como es la oración el Rey David en el Salmo 138(137),1-2a.2bc-3.7c-8.

Te doy gracias, Señor, de todo corazón,
te cantaré en presencia de los ángeles.
Me postraré ante tu santo Templo.

y daré gracias a tu Nombre
por tu amor y tu fidelidad.
Me respondiste cada vez que te invoqué
y aumentaste la fuerza de mi alma.

Tu derecha me salva.
El Señor lo hará todo por mí.
Tu amor es eterno, Señor,
¡no abandones la obra de tus manos.

Pide y se te dará; busca y encontrarás; llama y se te abrirá.

San Benito de Nursia (480-547) aplica el Evangelio en su regla monástica, cap. 20

La eficacia de la oración

Si cuando queremos sugerir algo a hombres poderosos, no osamos hacerlo sino con humildad y reverencia, con cuánta mayor razón se ha de suplicar al Señor Dios de todas las cosas con toda humildad y pura devoción. Y sepamos que seremos escuchados, no por hablar mucho, sino por la pureza de corazón y compunción de lágrimas. Por eso la oración debe ser breve y pura, a no ser que se prolongue por un afecto inspirado por la gracia divina.

Deja un comentario