Receta del Señor

Alma mía, esperas que el mundo cambie a tu entender y necesidad, buscas una receta para que las cosas mejoren. Esperas en Dios y esperas en las personas. Tienes fe de que todo es posible en el Amor. Le pides a Dios, al prójimo y aún a ti que se manifieste su Amor. Sabes que Dios es Amor y basta su voluntad para fortalecer tu débil voluntad y encaminarse los pasos a un rumbo cierto. Sabes la fuerza de paz y libertad que tiene el Amor. En tu loca carrera piensas y haces muchas cosas para sentir la paz, la libertad y el amor, confundes sentir con tener. La paz, la libertad y el Amor se siente porque está en ti son regalos que te da Dios desde el día de tu concepción. Es el dulce viento del Espíritu Santo soplando en tu espíritu.

Dice el refrán: “Si ya te cansaste de la sopa de pollo, ya no le pongas pollo”

Alma mía haz oración, recuerda que orar es un diálogo, no una limosna de palabras repetidas apresuradamente sin tomar conciencia de lo que expresamos. La oración también es escuchar ¿Alguna vez has escuchado lo que el Señor quiere que hagas? Alma mía medita el testimonio de la oración del profeta Isaias

Del libro del profeta Isaías 58, 9-14

(Cambia tu actitud…)

Esto dice el Señor:

  • Cuando renuncies a oprimir a los demás
  • Destierres de ti el gesto amenazador y la palabra ofensiva
  • Cuando compartas tu pan con el hambriento y sacies la necesidad del humillado,

(Recibirás en tu conciencia…)

  • Brillará tu luz en las tinieblas y tu oscuridad será como el mediodía.
  • El Señor te dará reposo permanente;
  • En el desierto saciará tu hambre y dará vigor a tu cuerpo
  • Serás como un huerto bien regado, como un manantial cuyas aguas no se agotan.
  • Construirás sobre tus viejas ruinas y edificarás sobre cimientos muy antiguos;
  • Te llamarán reparador de brechas y restaurador de hogares derruidos.

(Cambia tus acciones…)

  • Si detienes tus pasos para no violar el sábado y no tratas tus negocios en mi día santo,
  • Si llamas al sábado tu delicia y lo consagras a la gloria del Señor
  • Si lo honras absteniéndote de viajes, de buscar tu interés, de tratar tus asuntos,

(Encontrarás…)

  • Entonces el Señor será tu delicia.
  • Te asentaré sobre mis montañas,
  • Te haré gustar la herencia de tu padre Jacob”.

Palabra de Dios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.