¿Quién te manda?

Alma mía muchos dicen que ya te conocen y saben de dónde vienes, cual es la cuna que te dio la vida. Y hasta el origen de tu vida puede parecer complicado y criticable. Realmente ¿conocen tu cuna?¿saben quien te manda?

Alma mía mira nuevamente el espacio donde se acuna tu vida, pues es el abrazo del Señor.

Dios quiere que descubras que Él es quien nos da por cuna al universo y la mece con su presencia, desde más allá de la bóveda de las estrellas y llega hasta lo más íntimo de la intimidad con su presencia.

Contempla el espacio donde habitas es el abrazo del Señor.

Te abraza, contémplalo en el espacio de tu mente y emociones el cuerpo donde habitas con la envoltura de tu piel. Admira su presencia en tu segunda piel: el hogar donde resides. Recorre el barrio envuelto en su existencia. Descubre su presencia en toda nación y escucha como los reúne entonando melodías. Te sostiene en una tierra que danza con las estrellas. Un polvo que le comparte al universo almas que en el espacio encarnan el Amor. Es su Espíritu Santo que anima nuestro espíritu. Espíritu Santo que se encarna en la Santísima Virgen María, anima el polvo de tierra nos reúne en su nación, existe en el barrio, se presenta en el hogar y quiere habitar el espacio de tu mente, emociones, cuerpo y relaciones con su Amor que es de donde vienes alma mía, donde caminas y tu destino.

Así pues alma mía vienes del Amor, eres su creación y te manda para habitar el Amor. El Amor es la fuente de tu existencia y serán tus obras de Amor, presentes o ausentes, la que escribirán el obituario cuando te separes de tu cuerpo. Tu herencia más preciada será el amor con el cual resolviste el camino. El Amor con el que fuiste justo al dejar de jugar para salvar. El Amor que iluminó tus sentimientos ante la oscuridad de rencores, resentimientos y temores. Se grabarán con tu cuerpo las obras en la tierra con tanta profunda como Amor encarnaste.

Ahora lo sabes, quien te manda y es tu cuna es el Amor. ¿Conoces el Amor? Deja que el Amor mande en tu vida. Empieza a escribir la mejor parte de tu vida. Alma mía las siguientes palabras que siguen son Amar y perdonar ¿Acaso tienes algo más valioso que hacer en el espacio de tu vida? Haz la voluntad del Amor, habita y acúnate en Él. Deja que el Amor ilumine tu conciencia, pues Dios es Amor. EL Señor está esperando dialogar contigo en oración, en cada momento, esta unido a ti en todo espacio para Amar y perdonar.

Mirá como Jesús deja que el Amor sea el que mande, según nos relata San Juan (7,1-2.10.25-30)

Jesús recorría la Galilea; no quería transitar por Judea porque los judíos intentaban matarlo.

Se acercaba la fiesta judía de las Chozas,

Sin embargo, cuando sus hermanos subieron para la fiesta, también él subió, pero en secreto, sin hacerse ver.

Algunos de Jerusalén decían: “¿No es este aquel a quien querían matar?

¡Y miren cómo habla abiertamente y nadie le dice nada! ¿Habrán reconocido las autoridades que es verdaderamente el Mesías?

Pero nosotros sabemos de dónde es este; en cambio, cuando venga el Mesías, nadie sabrá de dónde es”.

Entonces Jesús, que enseñaba en el Templo, exclamó: “¿Así que ustedes me conocen y saben de dónde soy? Sin embargo, yo no vine por mi propia cuenta; pero el que me envió dice la verdad, y ustedes no lo conocen.

Yo sí lo conozco, porque vengo de él y es él el que me envió”.

Entonces quisieron detenerlo, pero nadie puso las manos sobre él, porque todavía no había llegado su hora.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.