Objetivo

Tener una actividad para abrir el diálogo con el Espíritu de Amor del Padre Nuestro; así, apoyados en la intercesión de la Santísima Virgen María, descubrirse dialogando con tu pareja y contigo, para transformar adversidad y conflcito, apoyados en el Amor.

Es una actividad personal, preferentemente frente al Santísimo. Idealmente es una actividad de pareja, dependiendo de la parálisis en que se encuentre la pareja, es una actividad preventiva y de mantenimiento de la actividad de parejas.

También funciona si se practica en un grupo de apoyo se reunieran algún día de la semana a compartir sus descubrimientos.

Presentación

La oración es un diálogo donde confiamos nuestro ser y parecer. La oración al Padre Nuestro es un compartir y confiarle las experiencias que encontramos cada día en todo momento. El Padre bueno sabe apreciar que sus hijos lo llamen y se acerquen platicándole de cualquier cosa, aunque ya esté enterado. El Padre bueno espera este momento de confidencia para escuchar y también para responder. Sin dudar Dios tiene muchas formas inimaginables de responder y guiar con su Espíritu Santo a nuestro espíritu para resolver la adversidad y el conflicto. Así que al orar esperemos la respuesta del Padre Nuestro y si invocamos a la Santísima Virgen, también esperemos la respuesta a nuestros ruegos y peticiones.

A quién va dirigido y en qué circunstancias:

Este rosario está dirigido a uno o los dos que integran la pareja, que en su integración enfrentan naturalmente los conflictos y la adversidad del crecimiento.

¿Qué debemos esperar?

Lo más importante en la oración es escuchar las respuestas en el fondo del corazón a las preguntas ¿que espero de Dios? ¿de mi pareja? y de mi, al entregar ese tiempo a la oración y a meditación-

Al rezar este rosario debemos esperar a que se manifieste la voluntad del Señor y que la aceptemos humildemente en paz, sabiendo que Él quiere lo mejor para nosotros.

¿Que recibo en verdad?

Es unirse a su voluntad de amar. Ahí esta el camino, la verdad y la vida: El milagro. Un milagro es la expresión de su Amor. Descubrir la verdad y diferenciarla de nuestros deseos, juicios, prejuicios, emociones, deseos, los comentarios de la gente, la imaginación y aún nuestros sueños, caminar y vivir sin falsas esperanzas, temporales o mágicas.

Modo de rezar

Este documento contiene los misterios del rosario a meditar cada día de la semana, enfocados a reconciliar la relación de la pareja, de tal forma que en una semana unan los misterios de la vida de Cristo a los misterios de su vida como pareja.

Si hay problemas de diálogo con la pareja o el Amor parece ocultarse entre maldiciones, maleza, tizne y basura. Dialogar con Dios es la mejor manera de limpiar la conciencia. Es como el baile, si cuesta trabajo amar a tu pareja o a ti, necesitas poner un pie firme para dar el paso: amando a Dios sobre todas las cosas.

El rosario es una actividad que nunca debe faltar en nuestra vida pues es un momento de diálogo y consagración a nuestro Señor y un clamor al ruego de la Santísima Virgen María para que ruegue con nosotros e interceda por nosotros.

Invocar al Padre Nuestro es pedir la presencia de su Espíritu Santo en nuestra conciencia, sintiéndonos hijos amados, todos, sin excluir a nadie. Si Dios con nosotros, nuestro ánimo brillará con claridad en la adversidad y el conflicto, pues somos el espíritu que Dios ha sembrado para transformar la tierra con su Amor. El Amor es nuestro origen, camino y destino. Dios es Amor y te bendice. Tu eres su Amor.

Al orar, deja de repetir muchas palabras sin conciencia, el rosario es una magnífica forma de abrir los ojos de la Fe. Tan sólo considera a quién le hablamos: Le hablamos al Padre Nuestro que, por la gracia del Espíritu Santo y su encarnación en nuestro Señor Jesucristo, nos ha adoptado como hermanos en su cuerpo místico. Le hablamos a María, la mujer que Dios saluda , diciéndole “Dios te salve María”, te saluda, te habla, y tu hablas con el Señor. Así reza el rosario abriendo los ojos con la esperanza de ver la luz de la Fe que mueve montañas, la que Dios te ha concedido como regalo.

Cuando se reza el Rosario entre dos o más personas, hay un guía y los demás responden. Se alterna el inicio del Padre Nuestro y las Ave María: El primer misterio el guía empieza y todos dicen la segunda parte; el siguiente se invierte, todos comienzan la oración y el guía responde, y así sucesivamente. El “Gloria”, las jaculatorias, las últimas oraciones y las letanías, siempre las inicia el guía.

Espiritualidad

Espiritualidad es hacer que tu espíritu, que es la semilla que anima tu alma, tenga voz y voto en tu conciencia y guíe tu mente, tus emociones, tu cuerpo, tus relaciones sociales, tu imaginación y la interpretación de tus sueños. Tu espiritualidad debe de gobernar todas estas formas de tomar conciencia de la vida. Podrás tener razón, pero sin Amor pierde sentido. Podrás emocionarte pero sin amor, pierde rumbo. Podrás sentir un beso pero desde el alma es plenitud.

El Reto

Este modo de rezar el rosario es para poner pie firme en el dialogo con el Señor y la Santísima Virgen para dar los siguiente pasos hacia nuestra pareja y hacia nosotros mismos. Por eso, sea que reces en soledad o en compañía de tu pareja, se trata de compartir y confiar tus hallazgos. Hacer una entrega desde el Amor que alienta tu espíritu. Escribe a tu pareja una carta o un mensaje acerca de tus meditaciones o, que mejor, compartan dialogando “el rosario de reconciliación” unidos: el Señor, la Santísima Virgen y ustedes como pareja.

Dios los bendice, tomen su mano y dejen que los guíen al gozo de la plenitud del cielo.

Juan Manuel,
Laico en Misión de Amor

Ten a la mano un cuadernillo, como agenda, para ir apuntando tus descubrimientos, sobre las necesidades de tu pareja y como apoyar la para resolverla. También tus necesidades y un plan para disolverlas con el Amor que ha puesto el Señor en tu espíritu. agendar como resolver o disolver los conflictos

También pequeños papeles para escribir notas a tu pareja confiándole todas las bendiciones que encuentras en tu relación. O para recordar los pensamientos, palabras y obras que hayas tenido en tu relación sin poner el Amor en primer lugar, sin pedir o aceptar el perdón .

Lunes y Sábado, Misterios Gozosos

Mensaje de La Virgen María y Madre Reconciliadora de todos los Pueblos y naciones (BETANIA) 25 de marzo de 1976 - Primera Aparición

Hijita: aquí me tenéis con Mis manos enriquecidas de Gracias y envueltas con los resplandores de Luz, para llamar a todos Mis hijos a la conversión; esta es la Semilla de Gloria que les ofrezco como MARÍA RECONCILIADORA DE LOS PUEBLOS, porque vengo a reconciliarles. ¡Reconciliación es la herencia de la Fraternidad Divina de mi Divino Hijo! Hijita, lleva Mi Mensaje a todos, ¡os guardaré aquí en Mi Corazón desde hoy y para siempre!

Se comienza persignándose con la Señal de la Cruz.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Ofrecimiento

¡Oh Dios mío! Yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por quienes no creen, no adoran, no esperan, no perdonan y no te aman.

¡Oh santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo! Te adoro profundamente y te ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con que El es ofendido; y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón e intercesión del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de nosotros pecadores para que reine el amor del Espíritu de Dios en nuestros corazones.

Oración preparatoria

Oh santísima Virgen María, Reina del Rosario, de la Paz y Madre de misericordia, que te dignas manifestar la ternura de vuestro Inmaculado Corazón trayéndonos mensajes de salvación y de paz. Confiados en vuestra misericordia maternal y agradecidos a las bondades de tu amantísimo Corazón, venimos a tus plantas para rendirte el tributo de nuestra veneración y amor. Concédenos las gracias que necesitamos para cumplir fielmente tu mensaje de amor, compasión y reconciliación que te pedimos en esta Rosario. Ruega al Señor para que nos conceda esta petición especial_________, si ha de ser para mayor gloria de Dios, honra vuestra y provecho de nuestras almas. Así sea.

Oración breve

Oh Jesús, enseñanos lo que significa: 'MISERICORDIA (COMPASIÓN) QUIERO Y NO SACRIFICIO,' para no condenar a los inocentes.

Queremos orar, perdonar lo que tenemos contra alguien, para que también, Padre Nuestro que está en los cielos, nos perdones nuestras desobediencias a tu voluntad.

Ayúdanos a examinar nuestro corazón con humildad y reconocer las heridas y las amarguras ocultas para perdonarlas y entregarlas a tu bendición y justicia.

Permite que tu Espíritu Santo penetre en nuestro espíritu y remueve todo rastro de enojo, tristeza, abandono, rencor, temor y resentimiento.

Derrama tu Amor, Paz, Alegría y Misericordia en nuestros corazones, llenando el vacío de nuestra propia complacencia, vanidad, soberbia, ira, ambición y egoísmo.

Queremos ir a Ti, porque estamos cansados y cargados, y Tú nos harás descansar. Ayúdanos a tomar tu yugo sobre nosotros y aprender de Ti, que eres manso y humilde de corazón, para hallar el descanso para nuestras almas. Porque Tu yugo es fácil y Tu carga ligera animados con tu Espíritu Santo.

Amén

Tu Donativo Ayuda

Other Amount:
Tu correo como referencia:

Primer Misterio:

La Anunciación (Lucas 1, 30-32, 38)

“El ángel le dijo: No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios, vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo (...). Dijo María: He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tú palabra.”

Ofrecemos este primer misterio, para pedirte por las parejas unidas en el sacramento del matrimonio, a fin de que se confíen el uno en el otro, como Cristo lo hace, negándome a mi mismo, para dar a nuestra relación vida y plenitud, camino y vida con el Espíritu del Amor que nos unió en matrimonio.

Medita 5 minutos sobre: “Dijo María: He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tú palabra.” y sobre todas las bendiciones que el Señor nos entrega en este día.

Queremos tomarnos de la mano de Cristo.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Segundo Misterio:

La Visitación de María a su prima Santa Isabel (Lucas 1, 39-43)

“En aquellos días, se levanto María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre; y ¿de donde a mí que la madre de mi Señor venga a visitarme?”

Ofrecemos este segundo misterio, por todas los padres y madres que no pudieron darle un hogar a sus hijos en matrimonio. Te pedimos especialmente por el dolor y temor que nuestra pareja nos comparte. Ayúdanos a ser prójimo de su fe y esperanza. A luchar por vencer el conflicto hasta encontrar el gozo de bendecirlo y levantarse de la parálisis. A ser expresión de tu compasión y misericordia en sus carencias y sufrimiento…

Queremos reconciliarnos y perdonar como tu nos perdonas: con misericordia y sin juicios nos salvas de la condena. Perdonar es ayudar a levantar a quien cae. Queremos encontrar la lección en el conflicto. Se vale equivocarse, Roma no se hizo en un día. Señor queremos ser obreros de tu perdón…

Meditemos 5 minutos sobre: “¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a visitarme?” y sobre todos los pensamientos, palabras y obras, que realizamos, durante el día, contrariando la voluntad del Amor... la voluntad de Dios.

Enséñanos a entregar el regalo del Sacrificio por Amor a nuestra familia.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Tercer Misterio:

El Nacimiento de Jesús (Lucas 2, 6-11)

“Y sucedió que, mientras ellos estaban allí se cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento. Había en la misma comarca algunos pastores (...) se les presentó el Ángel del Señor, (...)y les dijo: no teman, pues les anuncio una gran alegría, (...) les ha nacido (...) un salvador.”

Ofrecemos este tercer misterio por aquellas parejas que están habituadas  y paralizadas por conflictos. Especialmente te pedimos tu Espíritu Santo para conquistar a nuestra pareja TODOS LOS DÍAS. Ser expresión de tu Amor que nos alienta y da vida; desearle siempre “buenos días” o “buenas noches”, permitir que nuestra boca diga, desde el fondo de nuestro corazón, “te amo” al menos una vez al día. Abrazarnos como  fuente de amor y fe.

Señor alienta nuestro ánimo que se ha enfriado en el tiempo. Queremos esmerarnos en enamorar nuestra existencia con el amor a ti y a nosotros mismos.

Meditemos 5 minutos sobre: “no teman, pues les anuncio una gran alegría, (...) les ha nacido (...) un salvador.” y sobre qué necesidades tiene nuestra pareja.

Queremos ser tus misioneros de Amor.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Cuarto Misterio:

La Presentación (Lc 2, 22-25, 34-35)

“Llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor. (...) Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón que esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo. (...)Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: Éste está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción- ¡y a ti misma una espada te traspasará el alma!- a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.”

Ofrecemos este cuarto misterio por aquellas parejas que sufren la violencia física, mental, emocional o de discriminación. Especialmente te pedimos Señor que ilumines y guíes nuestras discusiones con tu Amor. Maestro queremos ser tus discípulos y cumplir las tareas que nos dejas día a día en el evangelio.

Que tu paz sea en nuestro hogar, que tu respeto sea nuestro respeto. Queremos aprender a escuchar y hablar, estando de acuerdo que no siempre estaremos de acuerdo. Queremos encarnar la verdad sin imponer nuestras ideas. Luchar por tu paz; acallar el grito o el maltrato.

Meditemos 5 minutos sobre :”¡y a ti misma una espada te traspasará el alma!- a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.“ y sobre tu necesidades personales.

Somos instrumentos de tu paz.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Quinto Misterio:

La Virgen María y San José encuentran al Niño Jesús en el templo, después de haberlo perdido (Lc 2, 41-52)

“Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. (…) Subieron ellos como de costumbre a la fiesta y, al volverse, pasados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres(...).Se volvieron a Jerusalén en su busca(...). Al cabo de tres días, le encontraron en el templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles; todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas.”

Te ofrecemos este quinto misterio por las parejas y familias confundidas, perseguidas y combatidas. Especialmente te pedimos nos ayudes a hablar de quien es nuestra pareja, demostrando devoción y amor, pues somos una expresión encarnada del Amor de Dios.

Te pedimos ser pareja que siente, apoya y admira los logros de uno, que también son del otro. Ayúdanos a ser pareja que se comparte plenamente desde el alma, mejor que amigos pues son espíritus compañeros de vida, del camino con intimidad, al encuentros de verdad. Queremos encarnar el camino, la verdad y la vida de Cristo en nuestra profundidad para compartir el cielo del Amor.

Meditemos 5 minutos sobre “todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas.” y para pedir por el descanso eterno de las ánimas del purgatorio para que luzca en ellos la luz perpetua y descansen en Paz.

Guía:  Señor queremos encarnar tu Amor 

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Al concluir los 5 misterios

Se rezan tres Ave María especiales

Guía: Te pedimos Santísima Virgen, Hija, Madre y Esposa, ruega por nosotros para que perseveremos en las virtudes de la fe, esperanza y caridad:

Guía: Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen Purísima, en tus manos encomendamos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijos, virgen Purísima, en tus manos Encomendamos nuestra esperanza para que la alientes, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen Purísima, en tus Manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Guía: Dios te salve María Santísima templo y sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa del pecado Original. Amén. Dios te Salve…

Todos: Reina y Madre, de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve a ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas, ¡Ea! Pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, ¡Oh Clemente! ¡Oh Piadosa! ¡Oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestros Señor Jesucristo. Amen.

Letanías *

* Que significan súplica o ruego, ruegos públicos.

Se inician con un acto de reconocimiento a Dios, por quien vivimos, nos movemos y existimos (Hch 17, 28). Confesando nuestra dependencia absoluta a Dios. Las siguientes proclaman la presencia de Dios (Jn 4,16).

Guía: Señor, ten piedad de nosotros
Todos: Señor, ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, ten piedad de nosotros
Todos: Cristo, ten piedad de nosotros
Guía: Señor , ten piedad de nosotros
Todos: Señor , ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, óyenos
Todos: Cristo, óyenos
Guía: Cristo, escúchanos
Todos: Cristo, escúchanos
Guía: Padre celestial, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Hijo, Redentor del mundo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Espíritu Santo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Santísima Trinidad, que eres un solo Dios
Todos: Ten piedad de nosotros

Las letanías a la Virgen, con las que se exaltan todas sus virtudes, sus atribuciones y los nombres que se le dan en distintos lugares.

(A cada una de las siguientes letanías responderemos: Ruega por nosotros )

Guía:
Santa María…
Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las Vírgenes
Madre de Jesucristo
Madre de la divina gracia
Madre Purísima
Madre castísima
Madre intacta
Madre sin mancha
Madre amable
Madre del buen consejo
Madre del Creador
Madre del Salvador
Madre de la Iglesia
Virgen prudentísima
Virgen venerable
Virgen digna de alabanza
Virgen poderosa
Virgen misericordiosa
Virgen fiel
Espejo de justicia
Trono de Sabiduría
Causa de nuestra alegría
Vaso espiritual
Vaso honorable
Vaso insigne de devoción
Rosa Mística
Torre de David
Torre de Marfil
Casa de Oro
Arca de la alianza
Puerta del cielo
Estrella de la mañana
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consuelo de los afligidos
Auxilio de los cristianos
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Mártires
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los santos
Reina concebida sin pecado original
Reina llevada al cielo
Reina del Santísimo Rosario
Reina de la paz.
Todos:
Ruega por nosotros

Se termina haciendo una oración a Dios Padre, por su Hijo Jesucristo.

Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Óyenos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Perdónanos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Ten piedad y misericordia de nosotros.

Guía: Bajo tu amparo nos acogemos,…
Todos: Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas que te dirigimos ante nuestras necesidades: antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡Virgen gloriosa y bendita!. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.
Guía: Oh Dios, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección, nos alcanzó el premio de la vida eterna: concédenos a quienes recordamos estos misterios del Santo Rosario, imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.
Todos: Amén.
Guía: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración para la reconciliación de pareja

Padre Nuestro ante ti somos quienes somos, pues has sido fiel a nosotros en lo prospero y en lo adverso, en la salud y la enfermedad, y nos has amado y respetado. Conoces nuestro pensamiento y sentimientos anidados hasta en lo más profundo de nuestro corazón. Nos amas hasta el extremo de dar la vida por nosotros.

Padre Nuestro creador del cielo y la tierra, de lo visible y lo invisible Todo lo sabes y todo es tuyo y sin embargo esperas pacientemente y con misericordia que te abramos la puerta para ayudarnos a poner en orden nuestra conciencia y retomar el rumbo del amor.

Padre Nuestro en Cristo, quiero reconciliarme contigo antes que a nadie: Te pido me perdones por no ponerte en primer lugar, amándote sobre todas las cosas. Tú eres el amor, origen, camino y destino de nuestra vida. Perdóname por olvidar amar. Perdóname por juzgar el bien y el mal y condenar y condenarme en mis juicios y justificaciones. Y hacerme esclavo de mis propias razones, como si todo lo supiera, como si conociera lo visible y lo invisible. Como si mi nombre fuera santificado. Perdóname por preferir el mundo al paraíso de tu amor. Perdóname por no cerrar mi puerta aunque fueran 10 minutos al día, para dialogar contigo.

Padre Nuestro clamo a tu Espíritu Santo, dame tu perdón para mirarme con el amor que me creaste y perdonarme por aquellos juicios que profería, por aquello que maldecía, por aquello que dejé de bendecir, por esa palabra que oculte, por esa ternura que detuve, por esa piedad que escondí, por esa soberbia y vanidad con que cubría la luz de tu amor en mí y en mi prójimo. Perdóname pues quiero perdonarme y transformar mis debilidades, mis defectos, mis ofensas, mis juicios en una bendición. Bendecir a mi prójimo y bendecirme.

Padre Nuestro, Dios trino y uno, dame tu perdón para pedirle el perdón a mi prójimo, a mi pareja, pues también es tu amor mi prójimo. Ayúdame a perdonarle cualquier ofensa, de palabra, obra o de omisión. A quitar mis juicios, sentencias y castigos que le he impuesto y que me han esclavizado, nos han esclavizado y hemos perdido la libertad donde decidimos por el amor y así nos responsabilizamos de nuestros errores y aciertos. Ayúdame a descubrir el amor junto con mi pareja, para que reconciliados tú y nosotros limpiemos maleza, cochambre, tizne, resentimientos y rencores y caminemos en tu amor, hasta el fin de los tiempos.

En nombre de Jesucristo con tu Espíritu Santo te pido Padre Nuestro por esta reconciliación y ruego a Santa María Virgen, a los ángeles y a los Santos que intercedan por nosotros ante Dios nuestro Señor.

AMEN

Oración final

¡Oh Dios, cuyo Unigénito, con su vida, muerte y resurrección, nos mereció el premio de la salvación eterna! Te suplicamos nos concedas que, meditando los misterios del santísimo rosario de la bienaventurada Virgen María, aceptemos al Espíritu Santo como guía en nuestra pareja, de nuestros pensamientos, palabras y obras, para que encarnemos el Amor de nuestro Señor. Te lo pedimos en nombre de Jesucristo nuestro Señor.

Todos: Amén.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Guía:Avemaría Purísima

Todos:  sin pecado concebida.

Guía:Vayamos a confiar el Amor que nos fue entregado, Amen.

Tu Donativo Ayuda

Other Amount:
Tu correo como referencia:

Santo Rosario del Martes y Viernes

Mensaje de La Virgen María el 12 de Junio de 1986

Queridos hijos:
Hoy los invito a comenzar a rezar el Rosario con fe viva. De este modo podré ayudarlos. Así comprenderán porqué estoy desde hace tanto tiempo con ustedes. Deseo enseñarles a orar.

Se comienza persignándose con la Señal de la Cruz.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Ofrecimiento

¡Oh Dios mío! Yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por quienes no creen, no adoran, no esperan, no perdonan y no te aman.

¡Oh santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo! Te adoro profundamente y te ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con que El es ofendido; y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón e intercesión del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de nosotros pecadores para que reine el amor del Espíritu de Dios en nuestros corazones.

Oración preparatoria

Oh santísima Virgen María, Reina del Rosario, de la Paz y Madre de misericordia, que te dignas manifestar la ternura de vuestro Inmaculado Corazón trayéndonos mensajes de salvación y de paz. Confiados en vuestra misericordia maternal y agradecidos a las bondades de tu amantísimo Corazón, venimos a tus plantas para rendirte el tributo de nuestra veneración y amor. Concédenos las gracias que necesitamos para cumplir fielmente tu mensaje de amor, compasión y reconciliación que te pedimos en esta Rosario. Ruega al Señor para que nos conceda esta petición especial_________, si ha de ser para mayor gloria de Dios, honra vuestra y provecho de nuestras almas. Así sea.

Oración breve

Oh Jesús, enseñanos lo que significa: 'MISERICORDIA (COMPASIÓN) QUIERO Y NO SACRIFICIO,' para no condenar a los inocentes.

Queremos orar, perdonar lo que tenemos contra alguien, para que también, Padre Nuestro que está en los cielos, nos perdones nuestras desobediencias a tu voluntad.

Ayúdanos a examinar nuestro corazón con humildad y reconocer las heridas y las amarguras ocultas para perdonarlas y entregarlas a tu bendición y justicia.

Permite que tu Espíritu Santo penetre en nuestro espíritu y remueve todo rastro de enojo, tristeza, abandono, rencor, temor y resentimiento.

Derrama tu Amor, Paz, Alegría y Misericordia en nuestros corazones, llenando el vacío de nuestra propia complacencia, vanidad, soberbia, ira, ambición y egoísmo.

Queremos ir a Ti, porque estamos cansados y cargados, y Tú nos harás descansar. Ayúdanos a tomar tu yugo sobre nosotros y aprender de Ti, que eres manso y humilde de corazón, para hallar el descanso para nuestras almas. Porque Tu yugo es fácil y Tu carga ligera animados con tu Espíritu Santo.

Amén

Primer Misterio:

La Agonía en el Huerto (Lc 22, 39-46)

“Salió Jesús, como de costumbre, al monte de los Olivos; y lo siguieron los discípulos. Al llegar al sitio, les dijo: "Orad, para no caer en la tentación". Él se arrancó de ellos, alejándose como a un tiro de piedra y, arrodillado, oraba diciendo: "Padre, si quieres, aparta de mí ese cáliz. Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya". Y se le apareció un ángel del cielo que lo animaba. En medio de su angustia, oraba con más insistencia. Y le bajaba el sudor a goterones, como de sangre, hasta el suelo. Y levantándose de la oración, fue hacia sus discípulos, los encontró dormidos por la pena, y les dijo: "¿Por qué duermen? Levántense y oren, para no caer en la tentación".

Ofrecemos este primer misterio, para pedirte por las parejas que miran desvanecido su amor y se han habituado al conflicto, a fin de que despierten el espíritu que los anima para vencer la tentación y la adversidad. Apoyados en la oración con Cristo para que descubran su Espíritu Santo y en su Amor renueven la faz de su relación.

Medita 5 minutos sobre: “Levántense y oren, para no caer en la tentación" y sobre todas las bendiciones que el Señor nos entrega en este día.

Queremos tomarnos de la mano de Cristo.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Segundo Misterio:

La Flagelación de Nuestro Señor Jesucristo (Jn 18, 33, 19;1

“Entonces Pilato volvió a entrar al Pretorio, y llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos?… Pilato, pues, tomó entonces a Jesús y le azotó.”

Ofrecemos este segundo misterio, aquellos hijos que heredaron las debilidades de sus padres y flagelan a sus hijos con la misma medida, para que descubran que es posible el perdón descubriendo la bendición en la lección del error y el Amor los fortalecerá para sufrir a cambio de resucitar. Pues por la gracia de Jesucristo somos hijos del Padre Nuestro.

Señor queremos tu perdón para perdonar a quien me entrega sus ofensas, rencores, temores y resentimientos. Te pido me ayudes a no condenar a mi prójimo cegado por el egoísmo y las adversidades., sanalo en tu Amor. ¿Quien soy para condenar a quien tu has querido salvar? Si tu quieres sananos Señor…

Meditemos 5 minutos sobre: “¿Eres tú el Rey de los judíos?” y sobre todos los pensamientos, palabras y obras, que realizamos, durante el día, contrariando la voluntad del Amor... la voluntad de Dios.

Enséñanos a entregar el regalo del Sacrificio por Amor a nuestra familia.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Tercer Misterio:

La Coronación de Espinas (Mt 27, 29-30)

“Y tejiendo una corona de espinas, se la pusieron sobre su cabeza, y una caña en su mano derecha; y arrodillándose delante de El, le hacían burla, diciendo: ¡Salve, Rey de los judíos! Y escupiéndole, tomaban la caña y le golpeaban en la cabeza.…”

Ofrecemos este tercer misterio por aquellas personas que atentan contra la familia imponiendo o aceptando ideologías de separación, muerte y egoísmo. Por todos aquellos pequeños bebés que asesinaron en el vientre de su madre y por aquellas familias que has criado y son perseguidas, devaluadas y confundidas. Especialmente te pedimos por aquellas personas que han deformando y contrariado tu voluntad y las expresiones de amor que expresas con las leyes de la naturaleza.

Señor hemos permitido que los golpes y las maldiciones confundan el amor que nos une. Queremos ser reyes y gobernar con tu amor y sabiduría nuestro hogar, aceptando que tu eres nuestro Rey de reyes.

Meditemos 5 minutos sobre: “¡Salve, Rey de los judíos!” y sobre qué necesidades tiene nuestra pareja.

Queremos ser tus misioneros de Amor.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Cuarto Misterio:

Jesucristo, la cruz a cuestas y camino al Calvario. (Mt, 27, 31; Jn 19, 17; Mc 15, 21)

“Después de haberse burlado de El, Le quitaron el manto, Le pusieron Sus ropas y Lo llevaron para ser crucificado.. (...) Tomaron, pues, a Jesús, y El salió cargando Su cruz al sitio llamado el Lugar de la Calavera, que en Hebreo se dice Gólgota,. (…) Y obligaron a uno que pasaba y que venía del campo, Simón de Cirene, padre de Alejandro y Rufo, a que llevara la cruz de Jesús.”

Ofrecemos este cuarto misterio por aquellas familias separadas por discusiones, avaricia, mezquindad, lujuria, adicciones, ira, soberbia, infidelidad, vanidad… para que brille en su espíritu tu Espíritu Santo y retomen el camino, la verdad y la vida. Señor ¿cuanta adversidad hemos de sufrir? antes de entender que tu esperas guiarnos con tu ejemplo en el evangelio, con tu Amor en nuestra conciencia, con el abrazo de tu bendición con toda la creación. .

Que en el calvario, nos esforcemos por resucitar en tu Amor, que sepamos confiarte nuestras penas, rencores, resentimientos, temores, ofensas y deudas. Se tú nuestro cirineo, pues tu yugo es suave y tu cara ligera. Que reconozcamos que nuestra necesidad mayor es tu presencia. Hoy desearé los buenos días a quien cruce nuestro camino..

Meditemos 5 minutos sobre :”Le quitaron el manto, Le pusieron Sus ropas y Lo llevaron para ser crucificado“ y sobre tu necesidades personales.

Somos instrumentos de tu paz.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Quinto Misterio:

La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo (Mc 15, 29-39)

“Los que pasaban Lo injuriaban, meneando la cabeza y diciendo: "¡Bah! Tú que destruyes el templo y en tres días lo reedificas, ¡sálvate a Ti mismo descendiendo de la cruz!" De igual manera, también los principales sacerdotes junto con los escribas, burlándose de El entre ellos, decían: "A otros salvó, El mismo no se puede salvar. "Que este Cristo, el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, para que veamos y creamos." Y los que estaban crucificados con El también Lo insultaban. Cuando llegó la hora sexta (mediodía), hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena (3 p.m.). Y a la hora novena Jesús exclamó con fuerte voz: "ELOI, ELOI, ¿LEMA SABACTANI?" que traducido significa, "DIOS MIO, DIOS MIO, ¿POR QUE ME HAS ABANDONADO?" Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: "Miren, está llamando a Elías." Entonces uno corrió y empapó una esponja en vinagre, y poniéndola en una caña, dio a Jesús a beber, diciendo: "Dejen, veamos si Elías Lo viene a bajar." Pero Jesús, dando un fuerte grito, expiró. Y el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. Viendo el centurión que estaba frente a El, la manera en que expiró, dijo: "En verdad este hombre era Hijo de Dios."

Te ofrecemos este quinto misterio por aquellas parejas y familias que no conocen o reniegan que existes, que eres el creador y Padre nuestro. Que tu Espíritu Santo se encarné en la Santísima Virgen María para que el ser humano descubriera la imagen y semejanza del Amor Encarnado. También son tus hijos amados llevanos hasta donde podamos darles testimonio de tu Amor.

Queremos entregar nuestra vida a compartir tu Amor. Ayúdanos a implorar tu presencia en la obscuridad del temor, a rogar por quienes nos entregan ofensa y no exigir a quienes tienen deuda con nosotros. Ayúdanos a temer a quienes nos apartan de tu guía y ejemplo. Queremos sembrar tu Amor para quienes nacerán en este valle de lágrimas.

Meditemos 5 minutos sobre “"DIOS MIO, DIOS MIO, ¿POR QUE ME HAS ABANDONADO?"” y para pedir por el descanso eterno de las ánimas del purgatorio para que luzca en ellos la luz perpetua y descansen en Paz.

Guía:  Señor queremos encarnar tu Amor 

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Al concluir los 5 misterios

Se rezan tres Ave María especiales

Guía: Te pedimos Santísima Virgen, Hija, Madre y Esposa, ruega por nosotros para que perseveremos en las virtudes de la fe, esperanza y caridad:

Guía: Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen Purísima, en tus manos encomendamos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijos, virgen Purísima, en tus manos Encomendamos nuestra esperanza para que la alientes, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen Purísima, en tus Manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Guía: Dios te salve María Santísima templo y sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa del pecado Original. Amén. Dios te Salve…

Todos: Reina y Madre, de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve a ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas, ¡Ea! Pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, ¡Oh Clemente! ¡Oh Piadosa! ¡Oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestros Señor Jesucristo. Amen.

Letanías *

* Que significan súplica o ruego, ruegos públicos.

Se inician con un acto de reconocimiento a Dios, por quien vivimos, nos movemos y existimos (Hch 17, 28). Confesando nuestra dependencia absoluta a Dios. Las siguientes proclaman la presencia de Dios (Jn 4,16).

Guía: Señor, ten piedad de nosotros
Todos: Señor, ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, ten piedad de nosotros
Todos: Cristo, ten piedad de nosotros
Guía: Señor , ten piedad de nosotros
Todos: Señor , ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, óyenos
Todos: Cristo, óyenos
Guía: Cristo, escúchanos
Todos: Cristo, escúchanos
Guía: Padre celestial, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Hijo, Redentor del mundo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Espíritu Santo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Santísima Trinidad, que eres un solo Dios
Todos: Ten piedad de nosotros

Las letanías a la Virgen, con las que se exaltan todas sus virtudes, sus atribuciones y los nombres que se le dan en distintos lugares.

(A cada una de las siguientes letanías responderemos: Ruega por nosotros )

Guía:
Santa María…
Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las Vírgenes
Madre de Jesucristo
Madre de la divina gracia
Madre Purísima
Madre castísima
Madre intacta
Madre sin mancha
Madre amable
Madre del buen consejo
Madre del Creador
Madre del Salvador
Madre de la Iglesia
Virgen prudentísima
Virgen venerable
Virgen digna de alabanza
Virgen poderosa
Virgen misericordiosa
Virgen fiel
Espejo de justicia
Trono de Sabiduría
Causa de nuestra alegría
Vaso espiritual
Vaso honorable
Vaso insigne de devoción
Rosa Mística
Torre de David
Torre de Marfil
Casa de Oro
Arca de la alianza
Puerta del cielo
Estrella de la mañana
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consuelo de los afligidos
Auxilio de los cristianos
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Mártires
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los santos
Reina concebida sin pecado original
Reina llevada al cielo
Reina del Santísimo Rosario
Reina de la paz.
Todos:
Ruega por nosotros

Se termina haciendo una oración a Dios Padre, por su Hijo Jesucristo.

Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Óyenos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Perdónanos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Ten piedad y misericordia de nosotros.

Guía: Bajo tu amparo nos acogemos,…
Todos: Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas que te dirigimos ante nuestras necesidades: antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡Virgen gloriosa y bendita!. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.
Guía: Oh Dios, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección, nos alcanzó el premio de la vida eterna: concédenos a quienes recordamos estos misterios del Santo Rosario, imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.
Todos: Amén.
Guía: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración para la reconciliación de pareja

Padre Nuestro ante ti somos quienes somos, pues has sido fiel a nosotros en lo prospero y en lo adverso, en la salud y la enfermedad, y nos has amado y respetado. Conoces nuestro pensamiento y sentimientos anidados hasta en lo más profundo de nuestro corazón. Nos amas hasta el extremo de dar la vida por nosotros.

Padre Nuestro creador del cielo y la tierra, de lo visible y lo invisible Todo lo sabes y todo es tuyo y sin embargo esperas pacientemente y con misericordia que te abramos la puerta para ayudarnos a poner en orden nuestra conciencia y retomar el rumbo del amor.

Padre Nuestro en Cristo, quiero reconciliarme contigo antes que a nadie: Te pido me perdones por no ponerte en primer lugar, amándote sobre todas las cosas. Tú eres el amor, origen, camino y destino de nuestra vida. Perdóname por olvidar amar. Perdóname por juzgar el bien y el mal y condenar y condenarme en mis juicios y justificaciones. Y hacerme esclavo de mis propias razones, como si todo lo supiera, como si conociera lo visible y lo invisible. Como si mi nombre fuera santificado. Perdóname por preferir el mundo al paraíso de tu amor. Perdóname por no cerrar mi puerta aunque fueran 10 minutos al día, para dialogar contigo.

Padre Nuestro clamo a tu Espíritu Santo, dame tu perdón para mirarme con el amor que me creaste y perdonarme por aquellos juicios que profería, por aquello que maldecía, por aquello que dejé de bendecir, por esa palabra que oculte, por esa ternura que detuve, por esa piedad que escondí, por esa soberbia y vanidad con que cubría la luz de tu amor en mí y en mi prójimo. Perdóname pues quiero perdonarme y transformar mis debilidades, mis defectos, mis ofensas, mis juicios en una bendición. Bendecir a mi prójimo y bendecirme.

Padre Nuestro, Dios trino y uno, dame tu perdón para pedirle el perdón a mi prójimo, a mi pareja, pues también es tu amor mi prójimo. Ayúdame a perdonarle cualquier ofensa, de palabra, obra o de omisión. A quitar mis juicios, sentencias y castigos que le he impuesto y que me han esclavizado, nos han esclavizado y hemos perdido la libertad donde decidimos por el amor y así nos responsabilizamos de nuestros errores y aciertos. Ayúdame a descubrir el amor junto con mi pareja, para que reconciliados tú y nosotros limpiemos maleza, cochambre, tizne, resentimientos y rencores y caminemos en tu amor, hasta el fin de los tiempos.

En nombre de Jesucristo con tu Espíritu Santo te pido Padre Nuestro por esta reconciliación y ruego a Santa María Virgen, a los ángeles y a los Santos que intercedan por nosotros ante Dios nuestro Señor.

AMEN

Oración final

¡Oh Dios, cuyo Unigénito, con su vida, muerte y resurrección, nos mereció el premio de la salvación eterna! Te suplicamos nos concedas que, meditando los misterios del santísimo rosario de la bienaventurada Virgen María, aceptemos al Espíritu Santo como guía en nuestra pareja, de nuestros pensamientos, palabras y obras, para que encarnemos el Amor de nuestro Señor. Te lo pedimos en nombre de Jesucristo nuestro Señor.

Todos: Amén.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Guía:Avemaría Purísima

Todos:  sin pecado concebida.

Guía:Vayamos a confiar el Amor que nos fue entregado, Amen.

Tu Donativo Ayuda

Other Amount:
Tu correo como referencia:

Miércoles y domingo, los Misterios Gloriosos

Mensaje de La Virgen María de Guadalupe, un sábado de 1531 a principios de diciembre

"Ten entendido hijo mío, el más pequeño, que no es tan importante lo que te asusta y aflige. No se entristezca tu corazón ni te llenes de angustia. ¿Acaso no estoy yo aquí, que soy tu Madre? ¿Acaso no soy tu ayuda y protección? “

Se comienza persignándose con la Señal de la Cruz.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Ofrecimiento

¡Oh Dios mío! Yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por quienes no creen, no adoran, no esperan, no perdonan y no te aman.

¡Oh santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo! Te adoro profundamente y te ofrezco el preciosismo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con que El es ofendido; y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón e intercesión del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de nosotros pecadores para que reine el amor del Espíritu de Dios en nuestros corazones.

Oración preparatoria

Oh santísima Virgen María, Reina del Rosario, de la Paz y Madre de misericordia, que te dignas manifestar la ternura de vuestro Inmaculado Corazón trayéndonos mensajes de salvación y de paz. Confiados en vuestra misericordia maternal y agradecidos a las bondades de tu amantísimo Corazón, venimos a tus plantas para rendirte el tributo de nuestra veneración y amor. Concédenos las gracias que necesitamos para cumplir fielmente tu mensaje de amor, compasión y reconciliación que te pedimos en esta Rosario. Ruega al Señor para que nos conceda esta petición especial_________, si ha de ser para mayor gloria de Dios, honra vuestra y provecho de nuestras almas. Así sea.

Oración breve

Oh Jesús, enseñanos lo que significa: 'MISERICORDIA (COMPASIÓN) QUIERO Y NO SACRIFICIO,' para no condenar a los inocentes.

Queremos orar, perdonar lo que tenemos contra alguien, para que también, Padre Nuestro que está en los cielos, nos perdones nuestras desobediencias a tu voluntad.

Ayúdanos a examinar nuestro corazón con humildad y reconocer las heridas y las amarguras ocultas para perdonarlas y entregarlas a tu bendición y justicia.

Permite que tu Espíritu Santo penetre en nuestro espíritu y remueve todo rastro de enojo, tristeza, abandono, rencor, temor y resentimiento.

Derrama tu Amor, Paz, Alegría y Misericordia en nuestros corazones, llenando el vacío de nuestra propia complacencia, vanidad, soberbia, ira, ambición y egoísmo.

Queremos ir a Ti, porque estamos cansados y cargados, y Tú nos harás descansar. Ayúdanos a tomar tu yugo sobre nosotros y aprender de Ti, que eres manso y humilde de corazón, para hallar el descanso para nuestras almas. Porque Tu yugo es fácil y Tu carga ligera animados con tu Espíritu Santo.

Amén

Primer Misterio:

La triunfante Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo (Mt 28, 1-8)

“Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María vinieron a ver el sepulcro. Y se produjo un gran terremoto, porque un ángel del Señor descendiendo del cielo, y acercándose, removió la piedra y se sentó sobre ella. Su aspecto era como un relámpago, y su vestidura blanca como la nieve; y de miedo a él los guardias temblaron y se quedaron como muertos. Hablando el ángel, dijo a las mujeres: "Ustedes, no teman; porque yo sé que buscan a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, porque ha resucitado, tal como El dijo. Vengan, vean el lugar donde estaba puesto. Vayan pronto, y digan a Sus discípulos que El ha resucitado de entre los muertos; y El va delante de ustedes a Galilea; allí Lo verán. Miren, se los he dicho”. Y ellas, alejándose a toda prisa del sepulcro con temor y gran gozo, corrieron a dar las noticias a los discípulos.

Ofrecemos este primer misterio, por aquellas familias que se miran sepultadas por las penas, los señalamientos, las ambiciones, la vanidad, la ira, la ambición, el egoísmo, la infidelidad, los maltratos y temores. para que descubran que nunca han perdido el Amor en sus corazones pues el Amor es la vida que viene del Espíritu Santo. El Amor es el Espíritu que alienta si alma en esta tierra.

Señor queremos resucitar contigo, queremos que tu Espíritu de Amor mueva las piedras, maleza, tizne, orgullo, temor, adicción y cualquier clase de obstáculo que nos esclavice en el sepulcro que hemos habitado y nos ha separado de extender tu Amor inmortal, eterno y presente.

Medita 5 minutos sobre: “ha resucitado, tal como El dijo" y sobre todas las bendiciones que el Señor nos entrega en este día.

Queremos tomarnos de la mano de Cristo.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Segundo Misterio:

La Ascensión de Jesús al cielo (Hch 1, 6-11)

“Entonces los que estaban reunidos, Le preguntaban: "Señor, ¿restaurarás en este tiempo el reino a Israel?"Jesús les contestó: "No les corresponde a ustedes saber los tiempos ni las épocas que el Padre ha fijado con Su propia autoridad; pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes; y serán Mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra." Después de haber dicho estas cosas, fue elevado mientras ellos miraban, y una nube Lo recibió y Lo ocultó de sus ojos. Mientras Jesús ascendía, estando ellos mirando fijamente al cielo, se les presentaron dos hombres en vestiduras blancas, que les dijeron: "Varones Galileos, ¿por qué están mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de ustedes al cielo, vendrá de la misma manera, tal como Lo han visto ir al cielo."”

Ofrecemos este segundo misterio, por aquellas familias que padecen carencias, enfermedad, falta de trabajo, han sido despojados del techo, sufren por la injusticia y la opresión. Para que el Señor les conceda la fortaleza y sabiduría de su Espíritu Santo para vencer en el amor, la paz y el perdón. Para que en la adversidad o enfrentando al adversario su espíritu se renueve en la fuente del Padre Nuestro, en el camino de Jesucristo con su Espíritu Santo.

Señor, queremos ser uno en tu Amor y contemplar la plenitud del cielo que nos mira y mirarnos en el cielo de la misericordia del Señor y mirar en nuestro corazón al Señor que está en los cielos, porque estamos en su corazón, en su Amor estamos y su Amor está en nosotros.

Meditemos 5 minutos sobre: “ recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes; y serán Mis testigos” y sobre todos los pensamientos, palabras y obras, que realizamos, durante el día, contrariando la voluntad del Amor... la voluntad de Dios.

Enséñanos a entregar el regalo del Sacrificio por Amor a nuestra familia.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Tercer Misterio:

La venida del Espíritu Santo sobre la Virgen María y los Apóstoles (Hch 2, 1-13)

“"Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. .De repente vino del cielo un ruido, como el de una violenta ráfaga de viento, que llenó toda la casa donde estaban, .y aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y fueron posándose sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía que se expresaran. Estaban de paso en Jerusalén judíos piadosos, llegados de todas las naciones que hay bajo el cielo. Y entre el gentío que acudió al oír aquel ruido, cada uno los oía hablar en su propia lengua. Todos quedaron muy desconcertados y se decían, llenos de estupor y admiración: «Pero éstos ¿no son todos galileos? ¡Y miren cómo hablan! Cada uno de nosotros les oímos en nuestra propia lengua nativa. Entre nosotros hay partos, medos y elamitas, habitantes de Mesopotamia, Judea, Capadocia, del Ponto y Asia, de Frigia, Panfilia, Egipto y de la parte de Libia que limita con Cirene. Hay forasteros que vienen de Roma, unos judíos y otros extranjeros, que aceptaron sus creencias, cretenses y árabes. Y todos les oímos hablar en nuestras propias lenguas las maravillas de Dios.» Todos estaban asombrados y perplejos, y se preguntaban unos a otros qué querría significar todo aquello.» Pero algunos se reían y decían: «¡Están borrachos!»"

Ofrecemos este tercer misterio por aquellas personas que separan y condenan a otros por no entender o no sentir a su parecer, para que el Señor les reúna en el lenguaje de su Amor que tiene misericordia, antes de juzgar y va al encuentro para salvar, bendecir, sanar y levantar a quienes están paralizados.

Señor, enseñanos el lenguaje del Amor pues nuestra mente, nuestras emociones, nuestro cuerpo, nuestra imaginación y el decir de tantas personas nos confunde y dejamos de compartir y confiar nuestro corazón a nuestra pareja. Que nuestro corazón exprese y escuche el Amor que nos confías en nuestra alma.

Meditemos 5 minutos sobre: “¡Y miren cómo hablan! Cada uno de nosotros les oímos en nuestra propia lengua nativa. ” y sobre qué necesidades tiene nuestra pareja.

Queremos ser tus misioneros de Amor.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Cuarto Misterio:

La asunción de la Virgen María en cuerpo y alma al cielo (Ap 12, 1)

“Una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.”

Ofrecemos este cuarto misterio por aquellas personas que son tentadas, debilitadas y arrastradas por el adversario, para que la presencia del Dulce Corazón de María, reina de los ángeles, ordene a San Miguel Arcángel que arroje al infierno a Satanás y a todas aquellas espíritus malignos que vagan por el mundo buscando la perdición de las almas .

Señor que siempre reconozcamos tu voz, la presencia del dulce corazón de María y la protección de San Miguel Arcángel para que no seamos adversos ni adversarios de tu voluntad, que te amemos sobre todas las cosas y amemos a nuestra pareja como a nosotros mismos.

Meditemos 5 minutos sobre :”Una gran señal apareció en el cielo“ y sobre tu necesidades personales.

Somos instrumentos de tu paz.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Quinto Misterio:

La Coronación de la Santísima Virgen María como Reina del Cielo (Lc 1, 46-50)

“Entonces María dijo: "Mi alma engrandece al Señor, Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la humilde condición de esta su sierva; Pues desde ahora en adelante todas las generaciones me tendrán por bienaventurada. Porque grandes cosas me ha hecho el Poderoso; y santo es Su nombre Y DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN ES SU MISERICORDIA PARA LOS QUE LE TEMEN"

Te ofrecemos este quinto misterio por aquellas parejas y familias que se han separado durante años porque han cometido errores, para que reconozcan que el Amor es su origen, camino y destino, vuelvan a reunirse a transformar con el perdón los efectos del pasado y así darle en el presente, con la presencia del Señor rumbo y sentido a la fuente de vida que fluye en su vida.

Señor queremos transformar los efectos del pasado, aprender de nuestros errores, bendecir su enseñanza y volver a levantarnos de nuestras caídas. Sólo el presente existe y muchas veces lo ocultamos con rencores y resentimientos del pasado o temores del futuro. Lo que en verdad estamos haciendo es ocupar el tiempo presente, donde realmente está nuestra existencia, donde encontramos la verdad, el camino y la vida, es decir el presente eterno donde encontramos a Dios. Es en el presente donde realmente podemos darle rumbo y sentido a nuestra vida.

Sólo puedes vivir un día a la vez. Tu decides vivir el presente guiada por nuestro Señor. Ocupar tu vida en memorizar tu pasado que te guía por rencores y resentimientos o pasar tu día imaginando el futuro que te guía por los temores.

Meditemos 5 minutos sobre “ DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN ES SU MISERICORDIA PARA LOS QUE LE TEMEN” y para pedir por el descanso eterno de las ánimas del purgatorio para que luzca en ellos la luz perpetua y descansen en Paz.

Guía:  Señor queremos encarnar tu Amor 

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Al concluir los 5 misterios

Se rezan tres Ave María especiales

Guía: Te pedimos Santísima Virgen, Hija, Madre y Esposa, ruega por nosotros para que perseveremos en las virtudes de la fe, esperanza y caridad:

Guía: Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen Purísima, en tus manos encomendamos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijos, virgen Purísima, en tus manos Encomendamos nuestra esperanza para que la alientes, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen Purísima, en tus Manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Guía: Dios te salve María Santísima templo y sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa del pecado Original. Amén. Dios te Salve…

Todos: Reina y Madre, de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve a ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas, ¡Ea! Pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, ¡Oh Clemente! ¡Oh Piadosa! ¡Oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestros Señor Jesucristo. Amen.

Letanías *

* Que significan súplica o ruego, ruegos públicos.

Se inician con un acto de reconocimiento a Dios, por quien vivimos, nos movemos y existimos (Hch 17, 28). Confesando nuestra dependencia absoluta a Dios. Las siguientes proclaman la presencia de Dios (Jn 4,16).

Guía: Señor, ten piedad de nosotros
Todos: Señor, ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, ten piedad de nosotros
Todos: Cristo, ten piedad de nosotros
Guía: Señor , ten piedad de nosotros
Todos: Señor , ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, óyenos
Todos: Cristo, óyenos
Guía: Cristo, escúchanos
Todos: Cristo, escúchanos
Guía: Padre celestial, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Hijo, Redentor del mundo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Espíritu Santo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Santísima Trinidad, que eres un solo Dios
Todos: Ten piedad de nosotros

Las letanías a la Virgen, con las que se exaltan todas sus virtudes, sus atribuciones y los nombres que se le dan en distintos lugares.

(A cada una de las siguientes letanías responderemos: Ruega por nosotros )

Guía:
Santa María…
Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las Vírgenes
Madre de Jesucristo
Madre de la divina gracia
Madre Purísima
Madre castísima
Madre intacta
Madre sin mancha
Madre amable
Madre del buen consejo
Madre del Creador
Madre del Salvador
Madre de la Iglesia
Virgen prudentísima
Virgen venerable
Virgen digna de alabanza
Virgen poderosa
Virgen misericordiosa
Virgen fiel
Espejo de justicia
Trono de Sabiduría
Causa de nuestra alegría
Vaso espiritual
Vaso honorable
Vaso insigne de devoción
Rosa Mística
Torre de David
Torre de Marfil
Casa de Oro
Arca de la alianza
Puerta del cielo
Estrella de la mañana
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consuelo de los afligidos
Auxilio de los cristianos
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Mártires
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los santos
Reina concebida sin pecado original
Reina llevada al cielo
Reina del Santísimo Rosario
Reina de la paz.
Todos:
Ruega por nosotros

Se termina haciendo una oración a Dios Padre, por su Hijo Jesucristo.

Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Óyenos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Perdónanos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Ten piedad y misericordia de nosotros.

Guía: Bajo tu amparo nos acogemos,…
Todos: Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas que te dirigimos ante nuestras necesidades: antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡Virgen gloriosa y bendita!. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.
Guía: Oh Dios, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección, nos alcanzó el premio de la vida eterna: concédenos a quienes recordamos estos misterios del Santo Rosario, imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.
Todos: Amén.
Guía: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración para la reconciliación de pareja

Padre Nuestro ante ti somos quienes somos, pues has sido fiel a nosotros en lo prospero y en lo adverso, en la salud y la enfermedad, y nos has amado y respetado. Conoces nuestro pensamiento y sentimientos anidados hasta en lo más profundo de nuestro corazón. Nos amas hasta el extremo de dar la vida por nosotros.

Padre Nuestro creador del cielo y la tierra, de lo visible y lo invisible Todo lo sabes y todo es tuyo y sin embargo esperas pacientemente y con misericordia que te abramos la puerta para ayudarnos a poner en orden nuestra conciencia y retomar el rumbo del amor.

Padre Nuestro en Cristo, quiero reconciliarme contigo antes que a nadie: Te pido me perdones por no ponerte en primer lugar, amándote sobre todas las cosas. Tú eres el amor, origen, camino y destino de nuestra vida. Perdóname por olvidar amar. Perdóname por juzgar el bien y el mal y condenar y condenarme en mis juicios y justificaciones. Y hacerme esclavo de mis propias razones, como si todo lo supiera, como si conociera lo visible y lo invisible. Como si mi nombre fuera santificado. Perdóname por preferir el mundo al paraíso de tu amor. Perdóname por no cerrar mi puerta aunque fueran 10 minutos al día, para dialogar contigo.

Padre Nuestro clamo a tu Espíritu Santo, dame tu perdón para mirarme con el amor que me creaste y perdonarme por aquellos juicios que profería, por aquello que maldecía, por aquello que dejé de bendecir, por esa palabra que oculte, por esa ternura que detuve, por esa piedad que escondí, por esa soberbia y vanidad con que cubría la luz de tu amor en mí y en mi prójimo. Perdóname pues quiero perdonarme y transformar mis debilidades, mis defectos, mis ofensas, mis juicios en una bendición. Bendecir a mi prójimo y bendecirme.

Padre Nuestro, Dios trino y uno, dame tu perdón para pedirle el perdón a mi prójimo, a mi pareja, pues también es tu amor mi prójimo. Ayúdame a perdonarle cualquier ofensa, de palabra, obra o de omisión. A quitar mis juicios, sentencias y castigos que le he impuesto y que me han esclavizado, nos han esclavizado y hemos perdido la libertad donde decidimos por el amor y así nos responsabilizamos de nuestros errores y aciertos. Ayúdame a descubrir el amor junto con mi pareja, para que reconciliados tú y nosotros limpiemos maleza, cochambre, tizne, resentimientos y rencores y caminemos en tu amor, hasta el fin de los tiempos.

En nombre de Jesucristo con tu Espíritu Santo te pido Padre Nuestro por esta reconciliación y ruego a Santa María Virgen, a los ángeles y a los Santos que intercedan por nosotros ante Dios nuestro Señor.

AMEN

Oración final

¡Oh Dios, cuyo Unigénito, con su vida, muerte y resurrección, nos mereció el premio de la salvación eterna! Te suplicamos nos concedas que, meditando los misterios del santísimo rosario de la bienaventurada Virgen María, aceptemos al Espíritu Santo como guía en nuestra pareja, de nuestros pensamientos, palabras y obras, para que encarnemos el Amor de nuestro Señor. Te lo pedimos en nombre de Jesucristo nuestro Señor.

Todos: Amén.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Guía:Avemaría Purísima

Todos:  sin pecado concebida.

Guía:Vayamos a confiar el Amor que nos fue entregado, Amen.

Tu Donativo Ayuda

Other Amount:
Tu correo como referencia:

Jueves, Misterios Luminosos

Mensaje de la Virgen de la Paz en Medjugorje, 2 de Agosto del 2017

“Queridos hijos, por voluntad del Padre Celestial, como Madre de Aquel que los ama, estoy aquí con ustedes para ayudarlos a conocerlo, a seguirlo. Mi Hijo les ha dejado las huellas de sus pies para que les sea más fácil seguirlo. No teman, no estén inseguros, yo estoy con ustedes. No se dejen desanimar, porque es necesaria mucha oración y mucho sacrificio por aquellos que no oran, aquellos que no aman y no conocen a mi Hijo. Ayúdenlo viendo en ellos a sus hermanos. Apóstoles de mi amor, presten atención a mi voz en ustedes, sientan mi amor materno. Por eso, oren; oren actuando, oren dando, oren con amor, oren con las obras y con los pensamientos, en el Nombre de mi Hijo. Cuanto más amor den tanto más recibirán; el amor surgido del Amor ilumina el mundo; la redención es amor y el amor no tiene fin. Cuando mi Hijo venga de nuevo a la Tierra buscará el amor en sus corazones. Hijos míos, Él ha hecho por ustedes muchas obras de amor: yo les enseño a verlas, a comprenderlas y a darle gracias amándolo y perdonando siempre de nuevo al prójimo; porque amar a mi Hijo significa perdonar. A mi Hijo no se lo ama si no se sabe perdonar al prójimo, si no se intenta comprenderlo, si se lo juzga. Hijos míos, ¿de qué les sirve la oración si no aman y no perdonan? Les doy las gracias.”

Se comienza persignándose con la Señal de la Cruz.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Ofrecimiento

¡Oh Dios mío! Yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por quienes no creen, no adoran, no esperan, no perdonan y no te aman.

¡Oh santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo! Te adoro profundamente y te ofrezco el preciosismo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con que El es ofendido; y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón e intercesión del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de nosotros pecadores para que reine el amor del Espíritu de Dios en nuestros corazones.

Oración preparatoria

Oh santísima Virgen María, Reina del Rosario, de la Paz y Madre de misericordia, que te dignas manifestar la ternura de vuestro Inmaculado Corazón trayéndonos mensajes de salvación y de paz. Confiados en vuestra misericordia maternal y agradecidos a las bondades de tu amantísimo Corazón, venimos a tus plantas para rendirte el tributo de nuestra veneración y amor. Concédenos las gracias que necesitamos para cumplir fielmente tu mensaje de amor, compasión y reconciliación que te pedimos en esta Rosario. Ruega al Señor para que nos conceda esta petición especial_________, si ha de ser para mayor gloria de Dios, honra vuestra y provecho de nuestras almas. Así sea.

Oración breve

Oh Jesús, enseñanos lo que significa: 'MISERICORDIA (COMPASIÓN) QUIERO Y NO SACRIFICIO,' para no condenar a los inocentes.

Queremos orar, perdonar lo que tenemos contra alguien, para que también, Padre Nuestro que está en los cielos, nos perdones nuestras desobediencias a tu voluntad.

Ayúdanos a examinar nuestro corazón con humildad y reconocer las heridas y las amarguras ocultas para perdonarlas y entregarlas a tu bendición y justicia.

Permite que tu Espíritu Santo penetre en nuestro espíritu y remueve todo rastro de enojo, tristeza, abandono, rencor, temor y resentimiento.

Derrama tu Amor, Paz, Alegría y Misericordia en nuestros corazones, llenando el vacío de nuestra propia complacencia, vanidad, soberbia, ira, ambición y egoísmo.

Queremos ir a Ti, porque estamos cansados y cargados, y Tú nos harás descansar. Ayúdanos a tomar tu yugo sobre nosotros y aprender de Ti, que eres manso y humilde de corazón, para hallar el descanso para nuestras almas. Porque Tu yugo es fácil y Tu carga ligera animados con tu Espíritu Santo.

Amén

Primer Misterio:

Su Bautismo en el Jordán; ( Mt 3, 17)

“Y se oyó una voz de los cielos que decía: "Este es Mi Hijo amado en quien Me he complacido."

Ofrecemos este primer misterio, por aquellas familias que han abandonado la práctica de su bautismo y han excluido a sus hijos de ser sacramentados para unirse a Cristo como Sacerdotes, Profetas y Reyes. Para que reciban la unción del bautismo, bendigan en su nombre, proclamen de palabra y obra el Amor Encarnado del Espíritu Santo y reciban el reinado del Rey de Reyes. Para que todos seamos uno. Como Tú, oh Padre Nuestro, estás en Jesucristo y Él en Ti, que también nosotros estemos en Ti, para que el mundo crea que el Padre Nuestro envió su Espíritu Santo en Jesucristo, nuestro Señor.

Señor queremos ser tu Amor encarnado y Amarte sobre todas las cosas, para amarnos a nosotros mismos.

Medita 5 minutos sobre: “Este es Mi Hijo amado en quien Me he complacido" y en todas las bendiciones que el Señor nos entrega en este día.

Queremos encarnar el Espíritu Santo del Padre Nuestro con Cristo.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Segundo Misterio:

Su autor-revelación en las bodas de Caná; ( Jn 2, 1-12 )

“Tres días más tarde se celebraba una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. También fue invitado Jesús a la boda con sus discípulos. Sucedió que se terminó el vino preparado para la boda, y se quedaron sin vino. Entonces la madre de Jesús le dijo: «No tienen vino.» Jesús le respondió: «Mujer, ¿por qué te metes en mis asuntos? Aún no ha llegado mi hora.» Pero su madre dijo a los sirvientes: «Hagan lo que él les diga.» Había allí seis recipientes de piedra, de los que usan los judíos para sus purificaciones, de unos cien litros de capacidad cada uno. Jesús dijo: «Llenen de agua esos recipientes.» Y los llenaron hasta el borde. «Saquen ahora, les dijo, y llévenle al mayordomo.» Y ellos se lo llevaron. Después de probar el agua convertida en vino, el mayordomo llamó al novio, pues no sabía de dónde provenía, a pesar de que lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua. Y le dijo: «Todo el mundo sirve al principio el vino mejor, y cuando ya todos han bebido bastante, les dan el de menos calidad; pero tú has dejado el mejor vino para el final.» Esta señal milagrosa fue la primera, y Jesús la hizo en Caná de Galilea. Así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él. Jesús bajó después a Cafarnaún con su madre, sus hermanos y sus discípulos, y permanecieron allí solamente algunos días.”

Ofrecemos este segundo misterio, por los matrimonios que están cansados y desanimados el uno del otro. Para que al pasar la vida descubran que el mejor regalo de su Amor es el gozo, luego de vencer las adversidades y los conflictos.

Señor, queremos mantener nuestro espíritu animado con la fuente de tu Amor, sobre todo en la adversidad y el conflicto donde nuestras debilidades nos hacen vulnerables a la tentación. Libranos del mal y del maligno que quiere separar lo que tu has unido.

Meditemos 5 minutos sobre: “Mujer, ¿por qué te metes en mis asuntos?” y sobre todos los pensamientos, palabras y obras, que realizamos, durante el día, contrariando la voluntad del Amor... la voluntad de Dios

Enséñanos a esperar el regalo del Sacrificio por Amor a nuestra familia.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Tercer Misterio:

Su anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión; ( Mc 1, 15 )

“"El tiempo se ha cumplido," decía, "y el reino de Dios se ha acercado; arrepiéntanse y crean en el evangelio.""

Ofrecemos este tercer misterio por aquellas parejas que han dejado de creer y crear en el Amor, para que el Espíritu Santo se haga presente en su conciencia, y renueven y detallen cada día con el Amor que anima el Camino, la Verdad y la Vida.

Señor, queremos convertir cada día con tu Amor.

Meditemos 5 minutos sobre: “El tiempo se ha cumplido, decía, y el reino de Dios se ha acercado; arrepiéntanse y crean en el evangelio." y sobre qué necesidades tiene nuestra pareja.

Queremos ser tus misioneros de Amor.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Cuarto Misterio:

Su Transfiguración; ( Lc 9, 35 )

Y una voz salió de la nube, que decía: "Este es Mi Hijo, Mi Escogido; oigan a El.”

Ofrecemos este cuarto misterio por aquellos familiares que intervienen en la relación de las parejas para que el Espíritu Santo ilumine oscuros intereses sobre el destino de la pareja y guíen, respeten y favorezcan el crecimiento y formación del hogar que forma la pareja, de acuerdo a la voluntad del Señor.

Señor queremos seguir tu voz como varón y mujer, dejando a padre y madre para ser una sola carne unida a tu Espíritu Santo.

Meditemos 5 minutos sobre :”Este es Mi Hijo, Mi Escogido; oigan a El.“ y sobre tu necesidades personales.

Somos instrumentos de tu paz.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Quinto Misterio:

La institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio pascual.( Jn13, 1 )

“Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que Su hora había llegado para pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los Suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin."

Te ofrecemos este quinto misterio por aquellas parejas que se han separado de tus sacramentos, para que abran su corazón para recibir en comunión espiritual Tu Espíritu de Amor y, uniendo su espíritu al Tuyo, descubran la reconciliación y la gracia de recibir tu cuerpo, sangre, alma y divinidad.

Señor queremos vivir con tu presencia sacramental en nuestra pareja, confiarnos a la gracia de tu reconciliación, alimentar nuestra hogar con tu sagrada comunión, adorarte y descubrir el sacramento de nuestro matrimonio hasta que la muerte nos separe.

Meditemos 5 minutos sobre “los amó hasta el fin.” y para pedir por el descanso eterno de las ánimas del purgatorio para que luzca en ellos la luz perpetua y descansen en Paz.

Guía:  Señor queremos encarnar tu Amor 

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Al concluir los 5 misterios

Se rezan tres Ave María especiales

Guía: Te pedimos Santísima Virgen, Hija, Madre y Esposa, ruega por nosotros para que perseveremos en las virtudes de la fe, esperanza y caridad:

Guía: Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen Purísima, en tus manos encomendamos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijos, virgen Purísima, en tus manos Encomendamos nuestra esperanza para que la alientes, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen Purísima, en tus Manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Guía: Dios te salve María Santísima templo y sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa del pecado Original. Amén. Dios te Salve…

Todos: Reina y Madre, de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve a ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas, ¡Ea! Pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, ¡Oh Clemente! ¡Oh Piadosa! ¡Oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestros Señor Jesucristo. Amen.

Letanías *

* Que significan súplica o ruego, ruegos públicos.

Se inician con un acto de reconocimiento a Dios, por quien vivimos, nos movemos y existimos (Hch 17, 28). Confesando nuestra dependencia absoluta a Dios. Las siguientes proclaman la presencia de Dios (Jn 4,16).

Guía: Señor, ten piedad de nosotros
Todos: Señor, ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, ten piedad de nosotros
Todos: Cristo, ten piedad de nosotros
Guía: Señor , ten piedad de nosotros
Todos: Señor , ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, óyenos
Todos: Cristo, óyenos
Guía: Cristo, escúchanos
Todos: Cristo, escúchanos
Guía: Padre celestial, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Hijo, Redentor del mundo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Espíritu Santo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Santísima Trinidad, que eres un solo Dios
Todos: Ten piedad de nosotros

Las letanías a la Virgen, con las que se exaltan todas sus virtudes, sus atribuciones y los nombres que se le dan en distintos lugares.

(A cada una de las siguientes letanías responderemos: Ruega por nosotros )

Guía:
Santa María…
Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las Vírgenes
Madre de Jesucristo
Madre de la divina gracia
Madre Purísima
Madre castísima
Madre intacta
Madre sin mancha
Madre amable
Madre del buen consejo
Madre del Creador
Madre del Salvador
Madre de la Iglesia
Virgen prudentísima
Virgen venerable
Virgen digna de alabanza
Virgen poderosa
Virgen misericordiosa
Virgen fiel
Espejo de justicia
Trono de Sabiduría
Causa de nuestra alegría
Vaso espiritual
Vaso honorable
Vaso insigne de devoción
Rosa Mística
Torre de David
Torre de Marfil
Casa de Oro
Arca de la alianza
Puerta del cielo
Estrella de la mañana
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consuelo de los afligidos
Auxilio de los cristianos
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Mártires
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los santos
Reina concebida sin pecado original
Reina llevada al cielo
Reina del Santísimo Rosario
Reina de la paz.
Todos:
Ruega por nosotros

Se termina haciendo una oración a Dios Padre, por su Hijo Jesucristo.

Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Óyenos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Perdónanos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Ten piedad y misericordia de nosotros.

Guía: Bajo tu amparo nos acogemos,…
Todos: Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas que te dirigimos ante nuestras necesidades: antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡Virgen gloriosa y bendita!. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.
Guía: Oh Dios, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección, nos alcanzó el premio de la vida eterna: concédenos a quienes recordamos estos misterios del Santo Rosario, imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.
Todos: Amén.
Guía: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración para la reconciliación de pareja

Padre Nuestro ante ti somos quienes somos, pues has sido fiel a nosotros en lo prospero y en lo adverso, en la salud y la enfermedad, y nos has amado y respetado. Conoces nuestro pensamiento y sentimientos anidados hasta en lo más profundo de nuestro corazón. Nos amas hasta el extremo de dar la vida por nosotros.

Padre Nuestro creador del cielo y la tierra, de lo visible y lo invisible Todo lo sabes y todo es tuyo y sin embargo esperas pacientemente y con misericordia que te abramos la puerta para ayudarnos a poner en orden nuestra conciencia y retomar el rumbo del amor.

Padre Nuestro en Cristo, quiero reconciliarme contigo antes que a nadie: Te pido me perdones por no ponerte en primer lugar, amándote sobre todas las cosas. Tú eres el amor, origen, camino y destino de nuestra vida. Perdóname por olvidar amar. Perdóname por juzgar el bien y el mal y condenar y condenarme en mis juicios y justificaciones. Y hacerme esclavo de mis propias razones, como si todo lo supiera, como si conociera lo visible y lo invisible. Como si mi nombre fuera santificado. Perdóname por preferir el mundo al paraíso de tu amor. Perdóname por no cerrar mi puerta aunque fueran 10 minutos al día, para dialogar contigo.

Padre Nuestro clamo a tu Espíritu Santo, dame tu perdón para mirarme con el amor que me creaste y perdonarme por aquellos juicios que profería, por aquello que maldecía, por aquello que dejé de bendecir, por esa palabra que oculte, por esa ternura que detuve, por esa piedad que escondí, por esa soberbia y vanidad con que cubría la luz de tu amor en mí y en mi prójimo. Perdóname pues quiero perdonarme y transformar mis debilidades, mis defectos, mis ofensas, mis juicios en una bendición. Bendecir a mi prójimo y bendecirme.

Padre Nuestro, Dios trino y uno, dame tu perdón para pedirle el perdón a mi prójimo, a mi pareja, pues también es tu amor mi prójimo. Ayúdame a perdonarle cualquier ofensa, de palabra, obra o de omisión. A quitar mis juicios, sentencias y castigos que le he impuesto y que me han esclavizado, nos han esclavizado y hemos perdido la libertad donde decidimos por el amor y así nos responsabilizamos de nuestros errores y aciertos. Ayúdame a descubrir el amor junto con mi pareja, para que reconciliados tú y nosotros limpiemos maleza, cochambre, tizne, resentimientos y rencores y caminemos en tu amor, hasta el fin de los tiempos.

En nombre de Jesucristo con tu Espíritu Santo te pido Padre Nuestro por esta reconciliación y ruego a Santa María Virgen, a los ángeles y a los Santos que intercedan por nosotros ante Dios nuestro Señor.

AMEN

Oración final

¡Oh Dios, cuyo Unigénito, con su vida, muerte y resurrección, nos mereció el premio de la salvación eterna! Te suplicamos nos concedas que, meditando los misterios del santísimo rosario de la bienaventurada Virgen María, aceptemos al Espíritu Santo como guía en nuestra pareja, de nuestros pensamientos, palabras y obras, para que encarnemos el Amor de nuestro Señor. Te lo pedimos en nombre de Jesucristo nuestro Señor.

Todos: Amén.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Guía:Avemaría Purísima

Todos:  sin pecado concebida.

Guía:Vayamos a confiar el Amor que nos fue entregado, Amen.

Tu Donativo Ayuda

Other Amount:
Tu correo como referencia:

Descansa en el rosario de los misterios de tu vida

Una de las actividades que recomendamos en Misión de Amor para descansar es “El rosario de los misterios de tu vida”, un examen de conciencia del día, de alabanza, reconciliación, intercesión, reflexión y descanso en el Señor con el ruego de Santa María.

Modo de rezarlo

Al finalizar tu día, ya para descansar, bendecir tu descanso y alejar toda oscuridad y malignidad que pudiera rondar (al diablo no le gusta que reces el rosario), reza el rosario en tu cama, siguiendo los misterios que propone la iglesia católica y te recomendamos meditar sobre los misterios de tu vida en la presencia de Nuestro Señor y con la intercesión de nuestra Santa Madre la virgen María:

En el primer misterio de tu vida: Cuántas bendiciones te ha dado el Señor en el día, alabarlo y agradécele

Segundo misterio: En qué le has fallado a Dios nuestro Señor ¿es causa de tu debilidad? es causa ¿de tu egoísmo? pídele al Señor que te perdone y te fortalezca para no caer mas en ofensa o pecado

Tercer Misterio: Qué quieres encomendar al Señor ¿algún proyecto, inquietud, persona, situación, bienestar, malestar, enfermedad, difunto? ¿es tuya o de tu prójimo?habla con el Señor, le encanta que seas generoso y entrégale ese misterio que miras en tu vida

Cuarto Misterio: Pídele al Señor que te ayude a descubrir en tu espíritu su Amor y su Espíritu Santo como guía en los pensamientos que te asaltan, los rencores y resentimientos, los temores, en los sentimientos que descubres, en las sensaciones que tienes, en la relación con otras personas.

Quinto Misterio: (si aún no te has dormido) Pídele por las benditas animas del purgatorio para que luzca en ellas la luz perpetua y a ti te procure un descanso protegido en su regazo, abrazado de la Virgen María

2 comentarios de “Rosario de reconciliación para cada día de la semana”

    1. Gracias Isabel por tu mensaje. Regístrate para ver completo este documento.
      Al abrir tu cuenta tendrás acceso ¡Gratis! a múltiples páginas y actualidades en Misión de Amor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.