Vigilia de pentecostés

Destacado

Meditación inicial

Me siento mal, necesito encontrar la paz que el Señor me ha entregado, mi mente y mis sensaciones ocultan esta paz con preocupaciones y enojos. Necesito alzarme sobre el ruido que me separa, que interrumpe y me aísla. Necesito escuchar nuevamente a Dios. Ven Espíritu Santo. Sigue leyendo «Vigilia de pentecostés»

Siete Saludos a la Santa Madre del Amor

Dios todo poderoso, permite que entregue mi vida y necesidades en manos de tu Santísima Madre. Especialmente te pido…. (decir la petición) en el Nombre del Padre, del hijo y del espíritu Santo.
Amen.

Padre Nuestro que estás en el cielo….

  1. Dios te Salve, santa Madre de Dios, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú que has encontrado la gracia ante los ojos de nuestro Señor, que has entregado tu vida al amor, que has encarnado al amor sin temor a cualquier dolor.  Ruega para que encuentre mi vocación y la sostenga en el amor, Para a enfrentar mis dudas poniendo el Amor de Dios como guía y sostén, como origen y destino de mi vida.
    Amén
  2. Dios te salve, Santa Madre del Amor, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú que diste la paz a Jesús lo mismo en el pesebre, en el viaje a Egipto que en la cruz. Mírame con compasión y acerca mi vista a la tuya para que descubra la paz en el pecado, la fortaleza en la tentación, el camino hacia Jesús.
    Amén
  3. Dios te salve María de Guadalupe, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú que en tus manos acunaste al indefenso y recibiste al crucificado, guía mis manos a la caridad y con manos abiertas reciba mi vida para acunarla en el amor de mi corazón.
    Amén
  4. Dios te Salve María de Sagrado corazón, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú que peregrinaste desde la concepción hasta el sepulcro, enséñame el paso que se sostiene en el amor y que no pierde el rumbo del cielo, pues mis pensamientos me confunden y mis sentimientos parecen vagar sin sentido.
    Amén
  5. Dios te Salve María del Perpetuo Socorro, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, tú , que recibiste la voluntad del Padre desde el anuncio hasta tu asunción, ayúdame a encontrar la voluntad del padre en mis penas, sobre todo en esta situación que me aleja del amor, del camino, la verdad y la vida.
    Amén
  6. Dios te salve María Señora de Lourdes, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, Madre del hijo crucificado, tómame en el cruce de tus brazos hasta llegar a los brazos de Jesús presente en la eucaristía. Abrázame para llegar a la confesión profunda de mis culpas y el propósito de enmienda. Abrázame para recibirlo dignamente y velar siempre, como tú lo haces, por el dolor de mi prójimo.
    Amén
  7. Dios te salve María, de inmaculada concepción, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús… Santa María, madre nuestra desde la crucificción, ruega por para darle la bienvenida a cualquier hijo tuyo desde que vive en el vientre de su madre. Bendecir en nombre de Jesús, a quien nace con diferencias. Entregar la misericordia del Señor entre quienes sufren. Ruega para que sean gratas flores y frutos de Amor a Jesús para el perdón de nuestros pecados ahora y en la hora de nuestra muerte.
    Amén

Gloria al Padre, al hijo y al Espíritu Santo…

Gracias Señor, Gracias Madre Nuestra, en el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.
Amen

Ave maría Purísima… SIn pecado concebida

¿Cómo Vivir la Santa Misa?

Durante tu paso por la vida nunca te pierdas asistir a  la Santa Misa, es un pequeño retiro que puede vivirse con gran profundidad, reconociéndonos pecadores, pidiendo la intercesión, alimentándonos de la palabra y consagrándonos en cuerpo y alma a nuestro Señor en el momento del ofertorio, pues sin lugar a dudas viene a nuestro encuentro, al consagrarse a nosotros y entregarse como pan de vida eterna. Así nos retiramos en la Santa Misa.

Leer más

Tienes toda la razón, te falta espiritualidad

Alma mía, el viejo tabú de que la vida se rige por la razón a terminado por esconder la espiritualidad de ser humano. ¿Con qué cara vemos a Dios? Sin duda lo explicamos con la razón en la teologizá y según esta disciplina de la razón es en lo que se fundamenta la religión . Pero ¿Cómo explicar a Dios? No me cabe en la cabeza, que vanidad y soberbia explicar a Dios. Donde estábamos cuando separó´los mares y las estrellas. A donde quiere llegar el pensamiento sin haber experimentado a Dios. Sigue leyendo «Tienes toda la razón, te falta espiritualidad»

Oración desde el embarazo a la Santísima Virgen de la Candelaria

En el embarazo, el nacimiento y la infancia, nuestra madre del Cielo es fiel guía, intercesora y consuelo. Bendice con tu ruego la protección de la maternidad y el buen destino de la paternidad. Junto con el rosario nocturno, bien está implorar su presencia amorosa, con un dialogo como este: Sigue leyendo «Oración desde el embarazo a la Santísima Virgen de la Candelaria»

¿Dónde estás?

Señor me entristece que no aprecien lo que hago por los demás. Por el contrario siento que abusan, me repito que tengo derecho y no hay juez que me apoye o justifique. Todos parecen buscar a ese juez justo que les de el derecho a amar, gozar, vivir la paz, tener paciencia, dominio de uno mismo o la amabilidad. Espero a ese juez justo, espero que Tú seas el juez justo que me haga justicia ante los abusos. Sigue leyendo «¿Dónde estás?»

Receta del Señor

Alma mía, esperas que el mundo cambie a tu entender y necesidad, buscas una receta para que las cosas mejoren. Esperas en Dios y esperas en las personas. Tienes fe de que todo es posible en el Amor. Le pides a Dios, al prójimo y aún a ti que se manifieste su Amor. Sabes que Dios es Amor y basta su voluntad para fortalecer tu débil voluntad y encaminarse los pasos a un rumbo cierto. Sabes la fuerza de paz y libertad que tiene el Amor. En tu loca carrera piensas y haces muchas cosas para sentir la paz, la libertad y el amor, confundes sentir con tener. La paz, la libertad y el Amor se siente porque está en ti son regalos que te da Dios desde el día de tu concepción. Es el dulce viento del Espíritu Santo soplando en tu espíritu.

Dice el refrán: “Si ya te cansaste de la sopa de pollo, ya no le pongas pollo” Sigue leyendo «Receta del Señor»

Palabra: ¡Podemos cambiar este mundo!

«La Palabra era Dios (…). Todo se hizo por ella» (Jn 1,1.3) HOY VISITARE AL SENOR EN EL SAGRARIO PARA DECIRLE: «Amor, te Amo” COMPARTE

«A todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios» (Jn 1,12). Tu palabra es la red que te une en el Amor para habitar el paraíso en la tierra. Mírate en la Red de Amor que la Palabra de Dios ha creado donde reina y su la voluntad es el Amor. Medita si tu palabra es verdad o ha sólo es un ruido que confunde. Sigue leyendo «Palabra: ¡Podemos cambiar este mundo!»