Detén mente y emociones, te pueden llevar a su antojo.

En la consulta terapéutica es común que nuestros pacientes enfrenten los riesgos de tener la mente y emociones sin el control de su espíritu. Sin la presencia de tu espíritu personal, tanto la mente como las emociones te conmueven y llevan a su antojo envueltos en ideas, juicios o condenas, sin mirar que hay otras oportunidades o camino presente para resolver el momento en que atravesamos.

El presente lo ocultamos con resentimientos y juicios y NO miramos el regalo que el Señor nos presenta en ese instante. Para abrir el presente que nos regala es necesario, detener nuestra mente y emociones y mirar adentro, cuando esto ocurre, nuestro espíritu nos descubre en la consciencia la verdad que está presente. Esto es meditar (enfocar atentamente la consciencia a la consideración de algo. O bien tener conciencia plena).

Sigue leyendo «Detén mente y emociones, te pueden llevar a su antojo.»

Llaman las campanas a misa

Primera llamada

Llaman las campanas a la Santa Misa por primera vez, a la asamblea, a reunirse. Algunos se preparan, en la primera de tres llamadas, a cumplir el compromiso que manda. Hay quienes añoran ir al encuentro con Cristo, a descubrirse con el hijo del padre, a escucharlo en cada lectura, a mirar como se consagra, como llega a nuestro encuentro en el beso divino de la comunión. A convertirnos en custodias vivientes.

Sigue leyendo «Llaman las campanas a misa»

Reza el rosario por la paz

Reza el rosario por la paz

Te invito a que vivas la paz en el rosario cuando dialogues con el Padre Nuestro, invocando la presencia de la Santísima Virgen. Rezar es un dialogo para escuchar la voluntad de Dios.

¡La voluntad de Dios es la Paz!

El primer lugar para encontrar la paz es en nuestra consciencia, somos una expresión del Amor de Dios y en su plan, nos ha puesto donde estamos y con quienes convivimos. Así que compartir la paz, que te entrega el Espíritu Santo, por ello tu rosario es el primer paso para entregar la paz en el mundo.

Somos los mensajeros y el mensaje del Señor, somos su Amor encarnado para extender sus bendiciones desde nuestra vida. Si estás en medio de la batalla familiar, es un buen espacio para poner la luz de la paz de tu consciencia sobre la mesa. Lo mismo al caminar por las calles, tu rostro y tu expresión mostrará paz al mundo que se cruza en tu camino. Y que mejor que un espacio para trabajar iluminado por la paz del Señor. Entrega el Amor que te crea, alienta y te encamina. Reza el rosario en tu casa, el transporte, al trabajar, para entregar la paz al mundo.

Cree en el Amor del Señor y compártelo para que se extienda, cuando reces el rosario hazlo sin prisa, estas invocando al Padre Nuestro y a la Santísima Virgen.

Háblale a nuestro Padre

Al rezar el rosario mirate en el Padre nuestro, es nuestro padre amantísimo que espera entregarnos su plenitud. Es padre y tu alma es amada, eres su amor. Y también mira al padre de tu prójimo es Padre Nuestro. No excluyas a nadie, aún quien se comporta como el más perverso puede descubrir que es un Amor del Padre Nuestro y en el está la paz. Por eso le pedimos la conversión de nuestro prójimo, porque en verdad está el Amor de Dios en él. Pedimos lo que existe y siempre está presente: El Amor.

Descubre de la presencia de la Santísima Virgen María

Contempla la paz de la Santísima Virgen, una y otra vez, en cada “Ave María”, fija tu atención en la paz que emana del Amor que la sostiene. Toma consciencia de su rostro, sus brazos, su expresión toda es un regalo de paz para abrazarte, para abrazar al mundo que sufre y se contradice con rencores resentimientos, con esclavitud, temores, egoísmo y hambre de poder. Como seres humanos que nos comportamos con temor que pretendemos acumular la tierra y la voluntad de las personas para sentir seguridad, creyendo que ahí está la paz. Que error más grande la seguridad esta en la paz que viene del Espíritu Santo y se expresa en nuestro espíritu, pide que se exprese en ti y en quienes te rodean, forma una cadena de paz con tu presencia, el Señor se encargará de hacerla presente, también con nuestro testimonio.

Reza el rosario en Paz

Entrega el tiempo del rezo del rosario a encontrar la paz, no corras, no te apresures, hazlo en paz. Siente, mirate en el Amor, descubre que la paz es tu misión de Amor. Si compartes el espacio con otras personas para rezar el rosario, que sea un alegre encuentro, deja que broten los retoños de los frutos del Espíritu Santo en tu consciencia: La paz, gozo, amabilidad, bondad, fidelidad, autocontrol, paciencia… Que florezcan en tus acciones y den fruto con semillas del Amor del Padre Nuestro con el ruego de nuestra Santa Madre en ti. Encarna su presencia, eres tierra fértil.

Ven Espíritu Santo a mi comunión espiritual

Hay tres formas de recibir a Cristo: Sacramentalmente, espiritualmente y con actos de misericordia a nuestro prójimo. Recibe la comunión espiritual hasta lograr total reconciliación y ser digno de la comunión Sacramental. Dios te bendice y su Espíritu Santo nunca nos abandona.

Sigue leyendo «Ven Espíritu Santo a mi comunión espiritual»

¿Cómo elaborar un altar de muertos?

El altar de muertos es una tradición tan antigua como la humanidad misma y tan extendida en todo el tamaño del mundo, en el fondo se reconoce que toda esta vida tiene sentido en la vida eterna. Que el espíritu no muere. La tradición católica encontró en los antiguos mexicanos tierra fértil para un mestizaje de la espiritualidad y no podía quedar a un lado la tradición de establecer contacto con los fieles difuntos, sobre todo para interceder por su eterno descanso y que luzca para ellos la luz perpetua.
Sigue leyendo «¿Cómo elaborar un altar de muertos?»

Ejercicio Espiritual: Señor ¡dame una respuesta!

Ejercicio Espiritual

¿Quieres una respuesta de Verdad?

Te tengo una buena noticia: El Señor te bendice. Y me gustaría que te sintieras bendecido y te acunes en sus brazos y te sientas hijo amado y te mires en su amor infinito.

Me gustaría que sintieras el gozo que por ti vale la pena dar hasta la última gota de sangre y por ti vale la pena realizar el milagro más grande de la humanidad: Encarnarse una y otra vez para entregarte su divinidad para divinizar tu humanidad.

Sigue leyendo «Ejercicio Espiritual: Señor ¡dame una respuesta!»

Adoración al Santísimo Sacramento 24 horas

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…

Mírate en la presencia real y soberana de Nuestro Señor en el Santísimo Sacramento, pues para la salvación de tu espíritu ha venido, renuévate en su presencia y que el Espíritu Santo ilumine el ánimo en tus proyectos, tus necesidades y tus carencias y tus dolencias. Sigue leyendo «Adoración al Santísimo Sacramento 24 horas»

Oración para la reconciliación de pareja

Padre Nuestro ante ti somos quienes somos, pues has sido fiel a nosotros en lo prospero y en lo adverso, en la salud y la enfermedad, y nos has amado y respetado. Conoces nuestro pensamiento y sentimientos anidados hasta en lo más profundo de nuestro corazón. Nos amas hasta el extremo de dar la vida por nosotros.

Padre Nuestro creador del cielo y la tierra, de lo visible y lo invisible Todo lo sabes y todo es tuyo y sin embargo esperas pacientemente y con misericordia que te abramos la puerta para ayudarnos a poner en orden nuestra conciencia y retomar el rumbo del amor.

Padre Nuestro en Cristo, quiero reconciliarme contigo antes que a nadie: Te pido me perdones por no ponerte en primer lugar, amándote sobre todas las cosas. Tú eres el amor, origen, camino y destino de nuestra vida. Perdóname por olvidar amar. Perdóname por juzgar el bien y el mal y condenar y condenarme en mis juicios y justificaciones. Y hacerme esclavo de mis propias razones, como si todo lo supiera, como si conociera lo visible y lo invisible. Como si mi nombre fuera santificado. Perdóname por preferir el mundo al paraíso de tu amor. Perdóname por no cerrar mi puerta aunque fueran 10 minutos al día, para dialogar contigo.

Padre Nuestro clamo a tu Espíritu Santo, dame tu perdón para mirarme con el amor que me creaste y perdonarme por aquellos juicios que profería, por aquello que maldecía, por aquello que dejé de bendecir, por esa palabra que oculte, por esa ternura que detuve, por esa piedad que escondí, por esa soberbia y vanidad con que cubría la luz de tu amor en mí y en mi prójimo. Perdóname pues quiero perdonarme y transformar mis debilidades, mis defectos, mis ofensas, mis juicios en una bendición. Quiero bendecirme y bendecir a mi prójimo.

Padre Nuestro, Dios trino y uno, dame tu perdón para pedirle el perdón a mi prójimo, a mi pareja, pues también es tu amor mi prójimo. Ayúdame a perdonarle cualquier ofensa, de palabra, obra o de omisión. A quitar mis juicios, sentencias y castigos que le he impuesto y que me han esclavizado, nos han esclavizado y hemos perdido la libertad donde decidimos por el amor y así nos responsabilizamos de nuestros errores y aciertos. Ayúdame a descubrir el amor junto con mi pareja, para que reconciliados tú y nosotros limpiemos maleza, cochambre, tizne, resentimientos y rencores y caminemos en tu amor, hasta el fin de los tiempos.

En nombre de Jesucristo con tu Espíritu Santo te pido Padre Nuestro por esta reconciliación y ruego a Santa María Virgen, a los ángeles y a los Santos que intercedan por nosotros ante Dios nuestro Señor.

AMEN

Curso «Perdón»

ORACIÓN BREVE

Oh Jesús, a través de tu compasión, enséñanos a perdonar desde el amor, enséñanos a olvidar desde la humildad.

Ayúdanos a examinar nuestro corazón y a ver si hay alguna herida no perdonada, o alguna amargura sin olvido.

Permite que el Espíritu Santo penetre en mi espíritu y remueva todo rastro de enojo.

Derrama tu amor, paz y alegría en nuestros corazones, en proporción a nuestro vacío de propia complacencia, vanidad, ira y ambición .

Ayúdanos a cargar con ánimo la Cruz de Cristo.

Amén

Responsable de la publicación:
Juan Manuel D’Acosta López
Consejero Terapeuta en Misión de Amor

Rosario para la reconciliación de la pareja

Rosario para la reconciliación de la Pareja en Libro Electrónico y ADEMAS el MP3

Libro digital en PDF con el modo completo de rezar el rosario.
50 meditaciones enfocadas a la reconciliación de pareja.