¿Cómo? ¿Atraer dinero o Amor?

  • ¡Deja de pedir el Amor y compártelo! Lucha por atraer el Amor, que está en ti, a tu consciencia.

Alma mía, el Amor es la esencia de tu ser. Eres una expresión del Amor de Dios encarnada en esta tierra. En verdad eres un Amor y Amor es lo que en verdad puedes dar, cada vez que lo confías al mundo, el Amor se extiende y te abraza. En cambio, el dinero es un acuerdo entre los seres humanos, es una idea temporal que siempre cambia y cuando entregas el dinero se pierde, propiamente es un pensamiento de posesión y poder en la mente.

¿Qué es lo que te da paz?

Tener una forma de ingresos te da tranquilidad pero puede cambiar, esa idea sobre el cambio puede llegar a quitarte la paz y hasta despertar la avaricia por acaparar más, ocupando tu mente en esa tarea y ocultando tu espíritu en la consciencia.

Pero la paz es fruto del espíritu de Amor que te anima, así pues la paz no tienes que tenerla pues está en ti y para reconocerla lo que tienes que hacer es compartirla. De la misma forma que le ocurre al Amor, cuando compartes la paz se extiende y te abraza.

¿Cuál es el origen, camino y destino?

Cuando descubres el Amor, reconoces el origen, el camino y el destino, encuentras el rumbo y sentido de tus acciones. En cambio ¿cuando se origina el dinero en tu consciencia? ¿Cuando se origina el Amor en tu consciencia? Literalmente tienen la distancia del cielo a la tierra. Por eso el rumbo y sentido de las acciones del dinero son pasajeras, inciertas, necesitas estar alimentando continuamente la idea del dinero para sostener su presencia es decir un nivel que te dé seguridad. Pero el Amor se sostiene en tu origen, tu camino y es tu destino. Se expresa desde ti, sólo requiere que quites de tu consciencia aquello que contraría al Amor: el placer, el poder y la posesión del mundo.

La consciencia del Amor

Alma mía, tenemos 6 ventanas para conocer el mundo y una puerta para transformar el Mundo. Mente, emoción, cuerpo, el decir de las personas, la imaginación y los sueños son instrumentos para cumplir nuestra función de Amar en el mundo, pero algunas veces dejamos que tomen el dominio y perdemos nuestra misión de Amor, por ejemplo:

  1. Cuando la mente domina tus acciones es calculadora, adaptable entonces juzgas, condenas y aíslas al Amor.
  2. Cuando tus emociones dominan tu vida los resentimientos y rencores guían tus acciones para acercarte o alejarte sin considerar la unión en el Amor.
  3. Cuando tu cuerpo domina tu camino los deseos, sensaciones, sensualidades y padecimientos te miras débil y enfermo ante el mundo ocultando el Amor que da vida a tu existencia.
  4. Cuando el decir de la gente y las adivinaciones domina tu presencia, tu comportamiento discrimina y tu caminar vaga entre los pensamientos de las personas, dejas de poner pie firme en el Amor que miras en ti.
  5. Cuando tu imaginación controla tu consciencia surge la ansiedad por resolver o acumular, los celos y la depresión como una forma de lucha de ti contra ti, olvidas que el Amor que te sostiene en la verdad.
  6. Cuando los sueños toman el dominio de tu consciencia tu consciencia se turba cuando ignoras el camino del Amor.

Que tu Amor domine tu consciencia

Pero cuando el Amor domina “el foro” de tu consciencia y tus acciones, es tu espíritu que se hace presente, eres tú, alma mía, desde ti el Espíritu de Amor de Dios se extiende en el mundo que habitas, te miras en su Amor y en el Amor descubres tu camino y destino. Pon pie firme en el Amor de Dios y da el paso de amar a tu prójimo y a ti. Alma Mía: En el Amor «Dar es recibir».

Escucha al maestro y haz lo que te pide.

Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron con Él, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:

«Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?».

Jesús le respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu.

Este es el más grande y el primer mandamiento.

El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas».

Evangelio según San Mateo 22,34-40.

¿Quieres que hablemos de tus problemas?

  • “Pido oración porque estoy pasando por pruebas muy difíciles, estoy trabajando con mi aceptación y voluntad pero me está costando mucho».

Alma Mía, orar es dialogar para escuchar la expresión del Amor de Dios, orar es ser anfitrión de la verdad, el camino y la vida. Es el paso más importante para entregar tu voluntad a la Voluntad del Amor.

Cuando haces oración confía que Dios siempre está presente, escucha tu petición y conoce tus necesidades. Dios de Amor con nosotros, escucha su voluntad. Y cuando otros piden que intercedamos en oración, tu dialogo con el Señor es para que el Amor haga su voluntad. Que sea el Amor quien sostenga tu voluntad y guíe pensamientos, emociones, cuerpo, imaginación, sueños y la relación con las personas.

Si alguien sabe la respuesta a ¿que es lo que ocurrirá mañana? es el Señor. Entonces porque esmerarse en hacer nuestros planes sin considerar que Dios está presente y el fundamento es «que se haga su voluntad en el cielo como en la tierra». Cuando hagas oración también hazle la pregunta que nuestra madre, la Santísima Virgen, nos enseñó ¿ y como será posible hacer tu voluntad?

Se anfitriona del Amor que viene a tu encuentro.

Permítete ser la anfitriona de Dios, encarna el Amor. ¿Como aceptar el Amor que te anima el alma? cuando tu mente, emociones y el decir de la gente quieren ser los gobernadores de tu vida. Recuerda que le pedimos al Padre Nuestro “Que se haga su voluntad” y su voluntad es expresar su Amor desde nosotros, por eso nos enseña Jesús que: primero Amemos al Padre Nuestro y así, al poner píe firme en su Amor, demos el paso de amar a nuestro prójimo y a ti, alma mía.

Medita

Así pues, para ser anfitriona de Dios: Medita. Detén tus pensamientos e invoca constantemente a Jesús con la jaculatoria: “Jesús, en ti confío”. También detén el gobierno de tus emociones con una respiración sosegada y suave como las olas del mar calmo llegando a la playa.

Alma mía, regresa el gobierno a tu corazón (Recordar significa regresar al corazón). Recuerda al tomar aire: «Jesús» y al soltar el aire «en ti confío» al Inhalar recibe a «Jesús» y al exhalar entrégale tu voluntad, preocupaciones y penas, temores y necesidades: «en ti confío».

Es decir, Medita pausadamente, sin prisa, sin exigir respuesta inmediata, con la confianza de que viene el Amor a tu encuentro. Recuerda que el Amor no es un sentimiento que se amplifica o acaba con nuestra voluntad y desilusión, es el Señor: Dios es Amor.

Descubre el Amor de Dios está presente y te abraza en su creación, con su presencia, te guía con su palabra, te consuela y fortalece con su Espíritu Santo guía. la expresión de su Amor, siempre está presente. El cielo y la tierra se rigen por su Amor. Los océanos y la vida, se ordenan en su Amor. Al escuchar en la oración y meditar en su presencia, nos entrega su Amor para que, al compartirlo, seamos libres expresando la verdad, el camino y la vida del Amor.

Los Milagros son la expresión de su Amor. En todo lo que te rodea está su expresión de Amor como en ti. Con los ojos de tu espíritu verás las expresiones de Amor. Con tu mente, emociones y cuerpo sólo distinguirás limitación y caos, confusión y en tu consciencia el desanimo. Pues el desánimo es el mal contacto con tu ánima, con tu alma, con tu espíritu que reconoce el camino, la verdad y la vida.

Por eso, reconoce al Amor y al orar escucha su expresión, al meditar descubre que Dios está presente.

¿Quieres que hablemos? Dios está presente.

Paciencia

Paciencia, deja que el Espíritu Santo te muestre la paciencia, perdón y amor que tu espíritu alcanza en la humildad … “levántate, toma tu camilla y anda»Alma mía, de pronto parece que la obscuridad se apodera de tu vida, te descubres paralizada y aprisionada, reconoces la desolación y aquel camino de libertad que antes creías entender en tu paso por la tierra parece un recuerdo lleno de melancolía. Tal vez busques culpables y te reproches a ti misma tus errores y debilidades; tratando de justificar el desierto que vives. Pero en el fondo de tu corazón reconoces la presencia del amor que clama por expresarse y liberarte de tu prisión. Tu amor parece escondido en una prisión

Sigue leyendo «Paciencia»

Dialogo con tu espíritu

Señor, tómame de la mano y guíame hacia mi espíritu. Sólo quiero que el alma mi alma esté presente en mi conciencia. Quiero prepara mi alma para dialogar contigo mi Señor y con el espíritu de mi  prójimo.

Quiero sentir mi espíritu en la oración ¡Que callen mis razones y mis justificaciones, argumentos todos, pensamientos vanos, soberbios y de vanidad. Toda aquellas emociones y deseos del mundo pasajero!.

Te lo pido en nombre de Jesucristo. Amén.

 

8 sugerencias para el dialogo con tu espíritu.

Señal en el camino, la verdad y la vida

Alma mía, muchas veces esperas una señal que te indique el rumbo. El temor nos lleva a buscarla en artificios de adivinación, desviamos nuestra vista del Camino, la Verdad y la Vida. Dejamos de tomar conciencia lo que la bendición por la señal de la Santa Cruz conlleva. Alma mía, al persignar (poner el signo) … Sigue leyendo Señal en el camino, la verdad y la vida

Las 5 etapas del Amor

Alma mía, has escuchado que el amor se manifiesta de muchas formas y en diferentes etapas. Cada persona, cada pareja va descubriendo sus expresiones en tiempos diferentes. Reconoce alma mía como, algunas veces, los cambios en el tiempo nos desalienta y pensamos que el Amor ha terminado su ciclo. Mira como muchas personas abandonan la … Sigue leyendo Las 5 etapas del Amor

Un día de ejercicio para tu espíritu

Este es un día para ejercitar tu espíritu, puedes repetirlo durante varios días hasta que descubras en tu alma la luz del Espíritu Santo. Haré comer a tus opresores su propia carne, Y como si fuera vino dulce, con su sangre se embriagarán. Y toda carne (todo ser humano) sabrá que Yo, el SEÑOR, soy tu Salvador … Sigue leyendo Un día de ejercicio para tu espíritu

No te desanimes, eres un Amor.

Alma mía, en tu duelo, tu carencia, tu desesperanza, al caminar desanimada. ¿a donde mira tu corazón? ¿hacia el cielo o la tierra? Si levantas la cabeza verás cuan grande es la misericordia del Señor y frente a ti verás su presencia, el camino, la verdad y la vida. Pero si tus ojos se clavan en la tierra dejaras de contemplarte en los milagros que el Señor hace en todo lugar del universo y tú eres un Amor del universo. Sigue leyendo «No te desanimes, eres un Amor.»

¿Quién te crees que eres?

Alma mía, deja de estarte juzgando y perdona tus juicios injustos. Tantas etiquetas cargas sobre ¿quien eres? Que has perdido la identidad contigo mismo. La identidad que Dios te ha dado desde que te encarnó en la tierra. Eres una expresión de su Amor, esto significa que eres un milagro viviente, una semilla de amor sembrada en esta tierra para dar frutos de amor. Sigue leyendo «¿Quién te crees que eres?»

Ama lo que haces

Alma mía, amar es un acto de humildad, pues muestras que eres realmente imagen y semejanza de Dios. Descubres el Amor que Dios te da, le das presencia al Amor que Dios que crea, bendice y transforma. Al amar bendices lo que te rodea, construyes y te sostiene. Al amar descubres los dones que Dios ha puesto en ti para extender su creación y bendecirla. Cuando amas, te niego a ti misma (niegas tu egoísmo), cargas tu cruz (aceptas la realidad que vives) y sigues el camino de amor de Cristo. Sigue leyendo «Ama lo que haces»

Yo Soy

Alma mía confía tu dolor y entregarlo en oración a nuestro Señor. Somos su familia, Él es el Padre Nuestro y con Cristo y el Espíritu Santo nunca nos ha abandonado. Siempre estamos en su Sagrado Corazón y espera el momento de iluminar nuestra mente, emociones, cuerpo y relaciones personales con la luz de su Espíritu Santo a través de nuestro espíritu.

Leer más