Calidad de vida

Si para los mercadólogos calidad significa la satisfacción del cliente, la calidad de vida sería la satisfacción de la vida que llevas. La calidad no sólo se refiere a ¿cuánto? o ¿qué tienes? Pues también te habla de la salud física, las relaciones sociales, familiares, en pareja, con tu entorno y contigo mismo.

Tu actitud ante la vida está enmarcada muchas veces por los patrones de satisfacción que has decidido adoptar.

Hoy estamos bombardeados por una gran cantidad de propuestas de como “encontrarle la chispa a la vida”, sea por la publicidad que te muestra un modelo de comportamiento enfocado a la compra o posesión de un producto o servicio, de tal manera que asocies tu satisfacción al consumo. Pero también están los modelos de comportamiento en los medios de comunicación: las historias, telenovelas, documentales, concursos y una gran variedad de propuestas que te proponen formas de resolver tu vida para satisfacerla. Los mismos juegos interactivos y muchas actividades en Internet te facilitan mundos paralelos que te llevan a explorar sensaciones que probablemente solo habiten en tu conciencia. Entre tanto ruido y propuestas bien o mal intencionadas, realmente dejas poco tiempo para definir como sería tu calidad de vida, es decir lo que realmente te satisface.

La falta de espacios libres de ruido y bombardeo de propuestas simultaneas hace cada vez más difícil “sentarse a pensar”, entonces nos volvemos reactivos, es decir contestamos a los problemas de la vida lo más rápidamente posible para poder seguir con lo que sigue. Por eso somos grandes consumidores de propuestas preconcebidas para la calidad de vida.

A veces buscamos algo que sea parecido a la experiencia que vivimos pero es difícil lograr identificarse con experiencias tan contrastantes y muchas veces lejanas a nuestras realidades. Todo parece tener respuestas pero al mismo tiempo no tiene respuesta para lo tuyo específicamente, luego entonces tienes que hacer un esfuerzo constante por adaptarte al mundo y terminas por dejarte llevar por las tendencias del mundo. Tu calidad de vida parece estar basada en tu capacidad de conciliar las diferentes propuestas que tu pareja, familia, vecinos, la sociedad y el mundo tienen.

¿Donde está tu satisfacción?

Te tengo una buena noticia, la respuesta ya la tienes, pero tendrás que quitar muchos nutrientes externos y basura para poder ver aquello por lo que en verdad tienes que luchar. Los nutrientes externos es toda esa información que te sostiene en la lucha por caminar, quizá día con día, vez que lo que de pequeño era un sueño a alcanzar, al madurar no tiene la satisfacción que soñaste. Y al obtener o realizar una meta que te propusiste hace poco, tampoco tiene la completa satisfacción. Esto ocurre porque la satisfacción está en ti, lo mismo que el amor, la paz, la libertad. Cuando tomas un platillo delicioso ¿donde sientes el sabor? ¿en el platillo o en ti? Naturalmente que en ti. Cuando vez un cuadro muy bello ¿dónde sientes la belleza? ¿En el cuadro o en ti? Naturalmente que en ti. Cuando vez a una persona que hace tiempo no vez ¿donde sientes la alegría? ¿en la persona o en ti? Naturalmente que en ti. Entonces porque buscas artificialmente lo que está naturalmente en ti.

Eres un Amor

¡Acéptalo! eres una expresión de Amor de Dios, deja de pensar que eres un recipiente que espera que lo llenen de Amor, cuando en verdad el Amor fluye a través tuyo. Así pues, cuando amas entonces descubres la plenitud y el gozo del Amor. De la misma forma, tú eres capaz de decidir “mirar paz o conflicto” ante una persona que se comporta agresivamente. Puedes verla como que te está agrediendo o como una personas que necesita ayuda. Tu reacción será totalmente diferente y tu satisfacción será plena cuando le ayudas a esa persona a que tome un camino de paz.

Eres Libre

La libertad es decidir por un bien superior ante cualquier circunstancia. Y que bien es mayor que el Amor Es extraño que las personas luchen por liberarse apoyados en el odio, el temor o el rencor. Cuanto desgaste hay en un conflicto que no se convierte en una lección y si la lección no se aprende, volverá con mayor fuerza, aunque cambies de persona y de ciudad. Que diferencia ver el conflicto como una bendición ¿Te sorprende? Pues mira la riqueza que te espera para que aprendas que la calidad de vida está en perdonar y Amar. Y son dos regalos que te dio Dios desde el día que naciste y que continuamente renueva su misericordia por Amor a ti. Claro que sí, eres su Amor, por ti vale la pena sufrir este mundo hasta la muerte y mostrarte que puedes resucitar en el camino de Cristo. Eres un Amor, eres su Amor sembrado en esta tierra y quiere que tomes conciencia del poder del amor para transformar ofensa y deuda en bendición, y transformes muerte en resurrección, así como infierno en Cielo.

Hasta cuando te tomarás un tiempo para viajar a descubrir a Dios y descubrirte ante Dios. Cuando decidas emprender ese viaje de Amor y reconciliación, nos gustaría ser tus anfitriones. Nos gusta ver cuando las personas descubren la satisfacción que naturalmente está en ti y así tienen calidad de vida.

Tal vez quieras que platiquemos más al respecto-

 

Juan Manuel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.