En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…

Señor, te contemplo  presente en el Santísimo Sacramento, tu Amor de Padre Nuestro esperas que tu Espíritu Santo ilumine mi  ánimo en el camino  la verdad y la vida. Vengo a entrégate mi mente, emociones, cuerpo y relaciones personales.

Por siempre alabado ¡Cristo! nuestro Señor Sacramentado

 

 

Pide Perdón
Dios de amor, hoy quiero perdonar a mis hermanos y hermanas por aquellas peleas y palabras de la niñez que de alguna manera me lastimaron y nunca hemos podido platicar

Haz tu comunión Espiritual

No siempre podemos tener la gracia de comulgar Sacramentalmente, pero siempre la oportunidad de adorar y recibir a nuestro Señor, presente en la eucaristía en una comunión espiritual, a pesar de nuestros pecados.

Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el cielo y en el Santísimo Sacramento del Altar.

Te amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno del todo a Ti. Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti. Amén

1° Tomo Conciencia de Tu Presencia
El camino con las estrellas y las imágenes de montañas y árboles se transforman en el salón donde platicas en lo íntimo con el Creador, con el Hijo del hombre y su Espíritu Santo. Alcanzas a unas parejas de peregrinos, la confusión parece haber llegado, el camino se ha desvanecido, alguna equivocación en la ruta. Pero sientes que llegarás, pues el Señor te invitó, el Señor te guía, te cuida y te ha de llevar.
2° Recibo tus dones
Alma mía, levanta tu voz en profunda oración al Padre Nuestro (origen y destino) agradece que te unes a su amor, compártele tu vida, rinde tus debilidades y ofensas a su perdón y misericordia. Pídele en nombre de Jesucristo su hijo (camino, verdad y vida) que descubra a tu conciencia el amor del Señor., escucha a su Espíritu Santo (consuelo, guía y fortaleza). Son un sólo Dios, un sólo Señor, por los siglos de los siglos. Contémplate en su presencia pues siempre viene a tu encuentro.
3° Dialogo contigo Señor
żQue sentimientos surgen en mí al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios? Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.
4° Quien Soy
Señor, la sensación de que me deben, me la deben. Me la tiene que pagar. Es un pensamiento, una emoción que me oculta tu presencia y la paz a mi espíritu. Tengo enojo, tengo posesión, tengo miedo, tengo tristeza, Ħtengo coraje!.
5° Encarna el Amor
Hoy ofreceré mi sacrificio, por quienes no encuentran a Dios.
Hoy visitaré al enfermo dándole la buena noticia de que Jesús está con él.
Hoy abriré una ventana buscando Tu presencia en la brisa

6° Despedida

Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria,

Marcho en paz con tu Amor, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amen