En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…

Señor, te contemplo  presente en el Santísimo Sacramento, tu Amor de Padre Nuestro esperas que tu Espíritu Santo ilumine mi  ánimo en el camino  la verdad y la vida. Vengo a entrégate mi mente, emociones, cuerpo y relaciones personales.

Por siempre alabado ¡Cristo! nuestro Señor Sacramentado

 

 

Pide Perdón
A partir de hoy empiezo a sanarme,

Haz tu comunión Espiritual

No siempre podemos tener la gracia de comulgar Sacramentalmente, pero siempre la oportunidad de adorar y recibir a nuestro Señor, presente en la eucaristía en una comunión espiritual, a pesar de nuestros pecados.

Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el cielo y en el Santísimo Sacramento del Altar.

Te amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno del todo a Ti. Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti. Amén

1° Tomo Conciencia de Tu Presencia
Si ti egoísmo o la tentación te debilita, vuelve a intentarlo, si el contrario te aconseja apartarte de tu espíritu, ejercita la conciencia para vencer en la batalla y seguir el camino, la verdad y la vida.
2° Recibo tus dones
Espíritu Santo uno con el Padre Nuestro y Jesucristo, que nos empujas suavemente para alejarnos de las ocasiones de pecar, que nos alientas a no ceder ante la tentación, a evitar todo mal que pueda entristecer, ofender o contrariar la voluntad del Padre Nuestro. Que te contrístese Espíritu Santo nuestras caídas y errores, para temer separarnos de Aquel a quien amamos y constituye nuestro origen, camino, verdad, vida y destino. Espíritu Santo eres el Don de temor de Dios
3° Dialogo contigo Señor
Me descubres la paz profunda cuando hago oración, como ungüento delicado y tierno que frotas en mi pecho, calma mi mente y fortalece mi espíritu. Gracias por insistir que vaya a tu presencia, perdón por desistir tan fácilmente. Gracias por tu anhelo de que me mire en el amor, por ser El Amor, mi amor, quiero extenderlo en mi prójimo. Quiero descubrirlo en mi prójimo, mirarlo como tú lo miras, mirarnos con el amor que tú nos miras. Llena mi corazón de gratitud por las veces que tu Amor se me ha mostrado a través del cariño de mis acompañantes Quiero seguirte como lo hizo Pedro. “Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero”.
4° Quien Soy
Eres una semilla de amor sembrada en esta tierra por Dios, para dar flores, frutos y semillas de Amor que se multipliquen en la tierra. Dios te bendice.
5° Encarna el Amor
Hoy entregaré mi limosna reconociendo a Dios en mi prójimo y en mi mismo.
Hoy rezaré un Padre Nuestro, Ave María y Gloria por las Benditas Ánimas del Purgatorio
Hoy consolaré hablando del milagro que hace Dios al acompañarnos en la vida.

6° Despedida

Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria,

Marcho en paz con tu Amor, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amen