Quiero recuperar mi libertad

Señor quiero recuperar mi libertad, esa libertad que tú me diste desde el día que me concibieron, con la cual aprendí a llorar, comer y amar cuando era un bebé.

La libertad de compartir mis lápices, cuando niño. De aprender a jugar con otros, de ir por mi pequeño mundo descubriendo tantas fantasías… esperando que del cielo bajara la gloria. Esa libertad que me hizo soñar que todo era posible, donde me sorprendió que te hacías pequeño para estar con nosotros en la Sagrada Eucaristía. Esa libertad para jugar escondidillas, encontrar en las nubes sueños fantásticos, en el tiempo donde encontré los grandes personajes de la vida, los héroes que iban a cambiar y combatir la maldad a la cual fui despertando.

Concédeme la libertad como cuando hacía travesuras. Descubrir sonrisas. Esa sensación, como cuando amaneces un día descubriendo que el club de los amigos también podía aceptar amigas. Esa libertad con la que descubrí una sonrisa que me conmovió el alma, donde una flor me hacía volar, las palabras tomaban sentido en la esperanza. Esa confianza al despertar y soñar junto a la persona amada. Libertad que compartía con sólo caminar en el mismo paso. Esa libertad dónde estaba todo y no hacía falta nada. Esa libertad del amor para decidir por el amor, para amar y comprometerme con el mundo.

Esa libertad que siempre ha estado presente, con la que miré cómo se levantaba la luz de nuevas razones y pensamientos. Donde las sensaciones de nuevos sentimientos te impulsaban a amar. A descubrir el amor en el prójimo, lo mismo que en una linda flor, el bosque y en las expresiones. Como cuando luchas por la justicia, el orden y la armonía.

Señor, perdóname pues equivoqué mi camino al pensar que la libertad se podía comprar, se podía vestir, se podía conseguir en el maquillaje, los brillos, cuentas y piedras. Que la libertad se podía vivir al poseer la tierra, fue entonces cuando la perdí y me convertí en esclavo de mi mismo, de avaricia y soberbia. Mi vida la llené de preocupaciones y de ira, de competencias interminables, de premios vanos y de prójimos lejanos.

Decidí por ser yo y con mi egoísmo me llené de rencor y resentimiento. me volví en víctima, juez y verdugo, carcelero de mi propio egocentrismo, de mis leyes y derechos. Me hice dependiente de mis debilidades, adicto a los placeres de la tierra. Decidí hacerte a un lado y me puse en tu lugar, me sentí capaz de resolver mi libertad.
Te ignoré con justificación. Olvidé encontrar el amor en ti. Y entonces la libertad que tu me das se cubrió del cochambre de mí mezquindad.

Gracias por tu amor de cruz y resurrección desde donde me pides que ame, que perdone la deuda y la ofensa para encontrar la libertad del cielo aún siendo malhechor. Pues la libertad es obra del amor. Amor que se niega a si mismo, que encuentra, acepta y abraza su cruz y en ella resurge. Cruz que sacrifica el egoísmo de la tierra. Cruz que se alza hacia el cielo para bendecir el mundo y transformarlo en creación de amor.

Si tu quieres Señor, límpiame estos ojos que hoy sólo observar brillos y vanidad. Límpiame esta boca que condena y separa. Límpiame este cuerpo que se abraza a la tierra.

Hijo de David ten misericordia de mi, he desviado mi corazón poniendo mi tesoro en la tierra, despreciando tu amor. En tu amor mi conciencia se impulsa más alto y más profundo. En tu amor perdono para transformar y salvar al mundo de mis condenas.

En la libertad encuentro tu amor en mi prójimo: desvalido, doliente, sufriente y solitario… Te encuentro a ti y la libertad de la cruz cuando sacrificas egoísmo padeciendo y resucitando en el amor. Así como la semilla se separara de su cuerpo protector para que la planta,que lleva misión, tomé profundidad y se alce en la altura.

Señor en nombre de Jesucristo te pido que me ayudes a sacrificar mi egoísmo con la fuerza de mi libertad. A romper la esclavitud de riquezas, imágenes y cuerpos que sólo existe en nuestra percepción. Porque en verdad sólo existimos en el amor y la libertad.

1 comentario de “Quiero recuperar mi libertad”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.