Oración para pedir a María: «Amar a tu pareja»

Siembra esta Flor de Amor

Hoy cerraré mis ojos pensando en Dios.

Actualizado en enero 30th, 2019 a las 12:03 am

Con el pie firme en el Amor de Dios podemos amar a nuestra pareja entregando a Jesús por María nuestros juicios, rencores, resentimientos y temores.

Alma Mía ama a tu pareja, ve al encuentro de la Santísima Virgen María, ella ama a Dios sobre todas las cosas; acepta su divina voluntad y le pregunta cómo es posible encarnar en su vida el plan de Dios. Apoyando su Amor en el Amor del Señor, enfrenta los peligros y las críticas, sabe que Jesús la Ama con todo su divino corazón, lo recibe y entrega este Amor a nosotros. Así es posible estar siempre con Jesús, siempre hasta su cruz, muerte y resurrección.

Alma Mía ama a tu pareja, nicia tu día  entregando «A Jesús por María» la labor, la impaciencia, el enojo y el dolor. Así entrega la debilidad de tu vida como ofrenda al Padre Nuestro, para que se haga su voluntad con el Espíritu Santo en Jesús.

María es también la ofrenda de dulzura y misericordia que nos entrega Jesús desde su cruz. Nos entrega a la madre que el cielo le concedió en la tierra y que lo acompañó en la cruz y extiende su redención. En Jesús corría la sangre de María, la fragilidad de su cuerpo lleno del Espíritu Santo para redimir y consolar a nuestra humanidad.

Cuando invocas a María en la oración el «Ave María» le reconoces de siete maneras su presencia y le pides que ruegue contigo por nosotros ante Dios nuestro Señor, ahora y en la hora de nuestra muerte. En cada «Ave María» procura entregarnos al Padre en su hijo con el Espíritu Santo.

Alma Mía ama a tu pareja,  Ella guarda silencio para que escuchemos la voluntad del Padre Nuestro, mientras con su tierna presencia, nos cobija en su manto protector. En el silencio de María está la respuesta del Amor. Así ama en los momentos de duelo, de debilidad y de carencias. Ama a tu pareja así, en el silencio, a pesar de que no la miras e incluso llegaste a dudar del amor que lo sostiene.

Ella no permite que la infidelidad, el dolor, las ofensas, el sufrimiento, las necesidades, los temores, rencores o resentimientos la aparten de ti. Ama a tu pareja sin apoderarte de las ofensas que haya cultivado. Mira la presencia del Señor y pide a María que el Amor se haga presente en tu pareja. Así como ella está presente en el sacrificio de la consagración de su Hijo en la Sagrada Eucaristía y ruega porque el Amor sea encarnado en nosotros con la Sagrada Comunión..

Alma Mía ama a tu pareja, que tus brazos sean el pesebre de tu pareja. Haz cuna de Amor divino con tu humanidad. Haz como María: en la pobreza de la humanidad y sus carencias recibió el Amor para resguardarlo con José, protegerlo de persecuciones y cultivar su infancia y juventud hasta que por el Amor diera frutos.

Hay tiempos de abundancia y temporadas de sequía pero el grano en tierra fértil alimentado por el Amor de la lluvia y la tierra da frutos. Así María reconoce la tierra fértil de nuestro corazón, intercede por nuestras necesidades y es paciente para cosechar los frutos del Amor que está sembrado en nosotros por la voluntad del Señor.

Alma Mía ama a tu pareja. Somos semillas del Amor del Padre Nuestro, su Espíritu Santo se expresa en nuestro espíritu, por eso Amamos. Amor es lo que en verdad podemos entregar. Entrega el Amor de tu pareja a María, ella reconoce el templo de tu alma y las oraciones que ofrendas. El Amor es el espíritu que nos une como humanidad, despierta tu Amor y confía a tu pareja los frutos que surgen de tu espíritu. Así verás que un milagro es la expresión del Amor de Dios. Que los milagros se dan de forma natural y darás testimonio de los milagros que te abrazan y te guían al amar a tu pareja, pues entregas el Amor, la paz, la libertad en verdad, el camino y la vida de Dios en tu corazón.

Oración para pedir a María Amar a tu pareja:

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús, Santa María, Madre de Dios.
Ruega por nosotros y enséñanos a escuchar el Amor en el diálogo de la oración al Señor y entre nosotros mismos. 
Ruega por nosotros para transformar el día de hoy los efectos del pasado, los temores del futuro y darle rumbo a nuestro Amor.
Ruega por nosotros para que encontremos la bendición en la ofensa y al perdonar nos levantemos de la parálisis de nuestro egoísmo.
Ruega por nosotros para que nos contemplemos uno en el otro, los dos en el Amor de tu hijo Jesucristo y el Espíritu Santo del Padre Nuestro en nosotros.
Ruega por nosotros para que encarnemos el Amor con acciones de caridad desde el saludo de buenos días hasta el deseo de las buenas noches en el Señor. 
Ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén

Ahora alma mía, déjate abrazar por su manto que desde el cielo viene a tu encuentro para interceder por ti, por los tuyos, por quienes te odian y te aman, por tus hijos, tu familia, tus difuntos, tus necesidades, tus deudores , por quienes te ofendes y te ofenden. Por quienes carecen del pan por los sacramentados en el bautizo y quienes no lo conocen. Nuestra madre siempre es misionera, siempre entregando a Jesús nuestras peticiones.

Conversa vuélvete hacia el espíritu maternal de María para que te lleve al Señor y abra tu corazón…

Deja un comentario