En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…

Señor, te contemplo  presente en el Santísimo Sacramento, tu Amor de Padre Nuestro esperas que tu Espíritu Santo ilumine mi  ánimo en el camino  la verdad y la vida. Vengo a entrégate mi mente, emociones, cuerpo y relaciones personales.

Por siempre alabado ¡Cristo! nuestro Señor Sacramentado

 

 

Pide Perdón
Dios de amor, hoy quiero perdonar a mis hermanos y hermanas por las agresiones de palabras y actitudes que me han impedido sentir una verdadera fraternidad

Haz tu comunión Espiritual

No siempre podemos tener la gracia de comulgar Sacramentalmente, pero siempre la oportunidad de adorar y recibir a nuestro Señor, presente en la eucaristía en una comunión espiritual, a pesar de nuestros pecados.

Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el cielo y en el Santísimo Sacramento del Altar.

Te amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno del todo a Ti. Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti. Amén

1° Tomo Conciencia de Tu Presencia
Mientras estoy frente a mi computador, Dios está presente, a mi alrededor, en mis sensaciones, mis pensamientos y mi ser profundo; hago una pausa y tomo conciencia de su Presencia y su Amor.
2° Recibo tus dones
Mírate en la presencia real y soberana de Nuestro Señor en el Santísimo Sacramento, pues para la salvación de tu espíritu ha venido, renuévate en su presencia y que el Espíritu Santo ilumine el ánimo en tus proyectos, tus necesidades y tus carencias y tus dolencias.
3° Dialogo contigo Señor
Gracias por tu presencia, en verdad, en vida, en el camino. En el aliento puedo descubrirte, en la obscuridad extrema tú eres mi luz, en mis dudas tú me guías, en mi debilidad encuentro tú fortaleza, en mi caída tu mano me levanta, en mi enfermedad está tú curación, en mi perversidad y mis pecados está tu misericordia abrazándome. Cuando ofendo o ignoro a mi prójimo tu amor me lleva a la reflexión. Cuando encuentro ofensa o deuda tú me regalas tu perdón para que transforme en una bendición. Siempre está tu presencia y tu absoluto respeto por mis decisiones, tu anhelo infinito porque me decida por amar y viva en libertad como me creaste.
4° Quien Soy
Mírate alma mía, pues eres el espíritu que lleva la buena noticia, que la vive y la comparte con el hambriento, el doliente, el desolado, el pobre (aún en sus riquezas), el sediento de una gota del manantial, del rocío del amor.
5° Encarna el Amor
Invitaré a la Virgen María a acompañarme en mis labores del día
Hoy lavare los platos bendiciendo mis resentimientos
Hoy me visitaré a un enfermo y pondré atención en sus palabras, pues Dios está con él

6° Despedida

Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria,

Marcho en paz con tu Amor, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amen